Aceitunas: magníficas cardioprotectoras

Es cierto, las aceitunas, tanto las verdes como las negras, son una muy buena fuente de ácido oleico, un ácido graso de cadena larga y mono insaturado, que se asocia con el colesterol HDL o bueno. Imagen: Depositphotos.

Las aceitunas, son frutos del olivo. Tal vez por eso no nos asombra saber que contienen los mismos ácidos grasos cardioprotectores que han hecho famoso al aceite de oliva.

Es cierto, las aceitunas, tanto las verdes como las negras, son una muy buena fuente de ácido oleico, un ácido graso de cadena larga y mono insaturado, que se asocia con el colesterol HDL o bueno y cuida las paredes de las arterias.

Por eso, por su gran concentración de acido oleico, las aceitunas merecen el nombre de cardio protectoras. Imagen: Depositphotos.

Nos ayuda a desprender ateroma -una capa de grasa, colesterol, nicotina y otras sustancias- que se adhieren a la paredes interiores de los vasos sanguíneos y contribuyen al riesgo cardiovascular porque se asocia con los coágulos que obstruyen las arterias durante los infartos, embolias y trombos en el corazón, pulmones, cerebro y arterias largas.

Aunque muchos ácidos grasos tienen la capacidad de favorecer la fabricación de colesterol HDL o lipoproteínas de alta densidad -incluidos los ácidos grasos de la familia de los omega 3, los mono insaturados como el ácido oleico de las aceitunas- han demostrado ser muy eficientes en este proceso y tener, aparentemente, la mayor capacidad de desprender el ateroma ya formado.

Por eso, por su gran concentración de acido oleico, las aceitunas merecen el nombre de cardio protectoras. Pero lo que pocos saben es que las aceitunas contienen otros nutrimentos que también merecen este nombre. Y es que en las aceitunas encontramos fibra que nos ayuda no sólo a tener una mejor digestión y excreción sino que ayuda a controlar los niveles de colesterol sanguíneo, a través de la fabricación de sales y jugos biliares, a excretar parte del colesterol endógeno o acumulado.

Las aceitunas también son una buena fuente de dos minerales que ayudan a la salud del corazón y del sistema cardiovascular. Se trata del calcio y el magnesio. Depositphotos.

Las aceitunas también son una buena fuente de dos minerales que ayudan a la salud del corazón y del sistema cardiovascular. Se trata del calcio, que además de su más conocida función en la fabricación y mantenimiento del tejido óseo, también actúa como regulador del latido del corazón pues es una agente que participa en la contracción y relajación de los músculos, y el corazón es un gran músculo.

También el magnesio, que las aceitunas contienen en una cantidad interesante, un mineral esencial que ayuda a proteger la salud cardiovascular. Es que el magnesio, además de ser un mineral importante en la fabricación de glóbulos rojos y en el metabolismo, es un regulador de la contracción muscular. De hecho, cuando se presenta una deficiencia ligera en este mineral, uno de los primeros síntomas son las fascilculaciones musculares y el aumento en la frecuencia del latido del corazón, lo que lo pone en riesgo.
De esta manera, en la aceituna encontramos no sólo uno sino varios factores de prevención de complicaciones cardiovasculares y de protección de ese vital sistema, cuyas enfermedades, tanto las isquémicas como las asociadas con las dislipidemias, ocupan la segunda y tercera causa más importante de muerte en nuestro país actualmente. Consumir siete piezas de aceitunas, la cantidad recomendada, en el marco de una dieta correcta y un estilo de vida activo y saludable, pueden ser estrategias de prevención cardiovascular que además ayuden a favorecer el bienestar.

 

Receta saludable

 

Entrada de aceitunas y queso de cabra

Entrada de aceitunas y queso de cabra

Ingredientes

  • 250g de aceitunas negras de España.
  • 200g de queso de cabra.
  • 100g de pimiento rojo asado.
  • 125g de nueces.
  • 1 pizca de comino.
  • 2 cucharada de aceite de oliva.

Procedimiento

Pica el pimiento rojo en cubitos. Con una cuchara parisién haz pequeñas bolitas de queso de cabra. En un recipiente coloca las aceitunas, agrega los pimientos rojos, queso y las nueces; vierte el aceite de oliva y añade comino. Mezcla y deja reposar por 30 minutos en el refrigerador. Sirve al momento.

Tiempo de Preparación: 40 minutos

 

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Nutrióloga

, , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste