Dirigentes mundiales adopotan Declaración política de alto nivel sobre la cobertura sanitaria universal

La declaración representa un hito histórico para la salud y el desarrollo en todo el mundo“, ha señalado el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. “Al mundo le quedan 11 años para honrar los compromisos adquiridos sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y la cobertura sanitaria universal es crucial para garantizar que efectivamente se honran los compromisos“.

Reunión de Alto nivel de Salud Universal
Reunión de Alto nivel de Salud Universal
Los dirigentes mundiales reunidos en las Naciones Unidas adoptaron el pasado 23 de septiembre de 2019 una Declaración política de alto nivel sobre la cobertura sanitaria universal (CSU) que constituye el conjunto más completo de compromisos sobre la salud jamás adoptado a este nivel.

A lo que añadió: “La cobertura sanitaria universal es una elección política: hoy los dirigentes han demostrado que están dispuestos a asumirla. Y les felicito por ello“.

La declaración se ha adoptado al día siguiente de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados señalaran la necesidad de duplicar la cobertura sanitaria entre el momento actual y 2030 para evitar que 5 mil millones de personas no tengan acceso a atención sanitaria.

Con la adopción de la declaración, los Estados Miembros de las Naciones Unidas se han comprometido a avanzar hacia la CSU invirtiendo en 4 ámbitos primordiales de la atención primaria de salud.

Se trata de los mecanismos para velar por que nadie sufra dificultades financieras por tener que pagar directamente la atención de salud y de la aplicación de intervenciones sanitarias de gran impacto para luchar contra las enfermedades y proteger la salud de las mujeres y los niños.

Además, los países deben fortalecer el personal de salud y la infraestructura sanitaria y reforzar la capacidad de gobernanza. A tal efecto, rendirán cuentas a la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2023 sobre los progresos realizados.

Ahora que el mundo se ha comprometido a lograr que todas las personas tengan acceso a la salud, ha llegado el momento de aplicarse a la labor para traducir los compromisos en resultados“, señaló Melinda Gates, Copresidenta de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Todos tenemos una función que cumplir. Los donantes y los gobiernos de los países deben salir de su rutina de siempre para impulsar sistemas de atención primaria de salud que respondan a la gran mayoría de las necesidades de las personas a lo largo de su vida“, observó Melinda Gates.

Comentarios del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres

En la Reunión de alto nivel de la Asamblea General sobre la cobertura universal de salud, hoy en Nueva York, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres expresó:

Bienvenido a esta reunión de alto nivel. Hoy estamos aquí para defender una causa que está conectada con todos nuestros objetivos de desarrollo: la salud para todos.

Todos, en todas partes, tienen derecho a una atención accesible, de alta calidad y asequible que promueva la salud física y mental, y atienda las necesidades de mujeres y hombres, niñas y niños, incluso durante conflictos y crisis humanitarias.

Sorprendentemente, la mitad de la gente del mundo todavía está esperando ejercer ese derecho, con graves consecuencias para todos nosotros. Cada año, unos 100 millones de personas en todo el mundo se empobrecen por gastos catastróficos de atención médica.

Incluso cuando hay atención médica disponible, a menudo no cubre el espectro completo del sufrimiento humano. Las condiciones de salud mental causan una gran angustia a las personas y a sus seres queridos. Han sido descuidados y estigmatizados por demasiado tiempo. Esto tiene que parar.

Y los sistemas de salud débiles representan un riesgo que va mucho más allá de las fronteras nacionales.

La salud para todos es una inversión en la humanidad y en el bienestar y la prosperidad de todos. La cobertura universal de la salud ha demostrado ser un catalizador para el crecimiento económico que beneficia a los individuos, las familias, comunidades, empresas y economías. La buena salud es tanto un resultado como un motor del progreso económico y social.

Es por eso que la cobertura universal de la salud se encuentra el centro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, inseparable de todo nuestro trabajo sobre desarrollo sostenible, desde el cambio climático hasta la igualdad de género, desde la financiación sostenible hasta el hambre cero.

La Agenda 2030 es una oportunidad generacional para abordar los impulsores sociales que conducen a la buena salud y el bienestar. Ayudará a prevenir enfermedades a través de sistemas alimentarios sostenibles; mejores dietas; y el acceso a agua potable y saneamiento.

Es una convocatoria global para políticas de transporte que reduzcan la contaminación, y para una política de gobierno fortalecida que permita la prestación eficiente de servicios de salud a las personas. Debemos aprovechar esta oportunidad.

Hoy es un hito importante en nuestro viaje hacia la salud para todos. La Declaración política que tenemos ante nosotros es el acuerdo más completo jamás alcanzado sobre la salud mundial: una visión para la cobertura sanitaria universal para 2030. Felicito a todos los Estados miembros, y en particular a los cofacilitadores, Georgia y Tailandia, por sus esfuerzos para llegar a un consenso.

Este es un logro significativo que impulsará el progreso durante la próxima década en las enfermedades transmisibles, incluido el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria, al tiempo que aborda las enfermedades no transmisibles y la resistencia a los antimicrobianos a través de sistemas de atención primaria de salud sólidos y resistentes. Vi de primera mano la necesidad vital de tales sistemas cuando conocí a trabajadores de salud y pacientes afectados por el brote de Ébola durante mi reciente viaje a la República Democrática del Congo.

La Declaración Política también establece la necesidad de garantizar el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos. Es esencial proteger el bienestar y la dignidad de las mujeres y las niñas.

Muchos países están en el camino hacia el logro de la salud para todos en 2030. Otros necesitarán acelerar sus esfuerzos para que ningún país, comunidad o persona se quede atrás. Necesitamos urgentemente cambiar el paradigma de financiamiento y acelerar el ritmo de inversión en salud para todos.

A través de esfuerzos conjuntos, incluido el Plan de acción mundial para vidas saludables y bienestar para todas y cada mujer, cada niño, las Naciones Unidas están listas para apoyarlo con nuestro poder de convocatoria, conocimiento y experiencia. Las asociaciones de múltiples partes interesadas y las innovadoras inversiones intersectoriales serán esenciales para el éxito.

Pero hacer realidad la cobertura universal de salud para 2030 es necesario ante todo un liderazgo nacional audaz. Con su presencia aquí hoy confirman su compromiso con esta causa. Seamos todos campeones de la salud para todos[.]

Image courtesy of United Nations

Related posts