Hidratación: clave en temporada de influenza

Nos encontramos en plena temporada de influenza estacional, por ello, especialistas destacaron la importancia de la hidratación como factor clave para la recuperación de pacientes con influenza, al tiempo que resaltaron al autocuidado como una medida para evitar complicaciones.

Mujer consumiendo agua
La hidratación es factor clave para la recuperación de pacientes con influenza.

El Dr. Miguel Ángel Gómez Sámano, especialista en Medicina Interna y Endocrinología, dijo que para asegurar una adecuada hidratación y una recuperación más rápida en caso de influenza, es recomendable la ingesta de líquidos claros, tales como agua, caldos y jugos; también recomendó beber suero rehidratante con glucosa y electrolitos avalado por Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

En ocasiones el agua no basta, señala experto

Hay momentos en que el agua no basta y debemos recurrir a soluciones rehidratantes de grado médico con electrolitos y glucosa. ¿Por qué con glucosa? Porque facilita el transporte de sodio y agua al interior de las células, lo cual es clave en el proceso de rehidratación celular. En casos de influenza esto puede hacer la diferencia entre un paciente bien hidratado y uno con riesgo de más complicaciones a causa de la deshidratación”, añadió.

En este sentido, las señales de alarma son irritabilidad o confusión, mareos o aturdimiento, latidos cardíacos rápidos, respiración agitada, ojos hundidos, mucosas secas y cambios en el patrón de orina (poca y de color oscuro, por ejemplo).

Influenza, muy contagiosa

Por su parte, el Dr. Miguel Ángel García Salcido, especialista en Medicina Preventiva y Control de Infecciones del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) hizo un llamado a la población para que evite lugares concurridos y mantenga las medidas sanitarias que hemos aprendido a razón de la pandemia por la COVID-19.

“La influenza es muy contagiosa. Se transmite mediante gotículas que las personas infectadas dispersan en el aire al toser o estornudar, ocasionando fiebre mayor a 38 grados centígrados, dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta; malestar general, escurrimiento nasal y tos seca e intensa. Afecta nariz, garganta, bronquios y pulmones”, detalló.

Hay tres tipos de virus de la influenza: A, B y C. Los de tipo A y B provocan epidemias; en tanto que el C genera infecciones respiratorias leves.

La vacunación anual es la mejor forma de prevenir la influenza

Las personas con mayor riesgo de enfermedad grave o complicaciones son los adultos mayores, las mujeres embarazadas y las personas con padecimientos crónicos o con enfermedades que afectan el sistema inmune, indicó el Dr. Miguel Ángel García Salcido.

Añadió que la vacunación anual es la mejor forma de prevenir la influenza, no sin antes mencionar la importancia de tener un estilo de vida saludable para alejar la posibilidad de esta y otras enfermedades.

Imagen cortesía de HayDmitriy


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste