Cirugías en los ojos

Las cirugías láser de padecimientos como la miopía, astigmatismo o hipermetropía la llevan a cabo en su mayoría quienes no se acostumbran o no desean utilizar anteojos.

De acuerdo a estadísticas de oftalmólogos españoles, el 1% de las cirugías pueden acarrear consecuencias graves, en tanto la inconformidad de los pacientes es en su mayoría porque ya no contaban con la edad apropiada, aunque se los advirtió su oftalmólogo.

La cirugía de padecimientos refractivos se realizan en miopes con graduaciones por debajo de seis dioptrías, astígmatas entre una y seis dioptrías, así como hipermétropes con menos de seis dioptrías.

La cirugía se realiza con láser mediante la ablación (calentamiento de tejido) que reduce el grosor de la córnea. Dicha ablación se hace cuidando que no quede demasiada delgada la cornea y se ablande, por eso no es recomendable cuando se trate de graduaciones por arriba de seis dioptrías.

El paciente debe contar con un desarrollo fisiológico completo, de modo que sólo es recomendable en mayores de 20 años, cuando también se ha presentado la graduación definitiva a corregir.

Es mejor que el paciente cuente con menos de 40 años, porque a partir de esa edad puede empezar a sufrir de vista cansada y de todas maneras va a requerir anteojos.

Hay cirujanos que recomiendan no operarse después de los 36, “porque contarán con menos años sin anteojos y es posible que requieran antes de los 40”.

De 10 años a la fecha la cirugía es más segura con base en la tecnología de ablación de micras de estroma, conocida como Eximer, y se realiza con rayo láser.

Candidatos a una cirugía de padecimientos refractivos

• Miopes, astígmatas, hipermétropes o combinados.
• Que tras la cirugía su córnea no adelgace demasiado.
• Miopía menor a 6 dioptrías.
• Astigmatismo entre una y 6 dioptrías.
• Hipermetropía menor a 6 dioptrías.
• Personas de ambos sexos entre 20 y 36 años.

Fuentes: Dr. Luis Porfirio Orozco, Jefe del Servicio
de Oftalmología del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE.
Dr. Federico Graué, presidente del Patronato del Hospital de Nuestra Señora de la Luz.



Escrito por


Temas relacionados