Cinvestav trabaja en detección y terapia dirigida a inhibir expresión e impedir progresión de cáncer

En la actualidad, la detección del cáncer se da mayormente cuando los síntomas se manifiestan y no en las primeras etapas cuando es menos complejo combatirlo, por ellos, investigadores del Cinvestav trabajan en la creación de un kit de diagnóstico para identificar en fases tempranas la presencia de un tumor, con tan sólo una muestra de sangre.

Luis Marat Álvarez
Los MicroRNAS, moléculas pequeñas de ácido ribonucleico (encargadas de transferir la información genética), se han descubierto como reguladores maestros de la expresión génica, pero que ante la presencia de cáncer se encuentran alterados.
Luis Marat Álvarez, científico del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados ha estudiado desde hace años a los microARNs (microRNAS o miRNAs por sus siglas en inglés), es decir, moléculas pequeñas de ácido ribonucleico (encargadas de transferir la información genética) que en la última década se han descubierto como reguladores maestros de la expresión génica, pero que ante la presencia de cáncer se encuentran alterados.

De acuerdo con Marat Álvarez, “la propuesta es poner el ácido nucleico extraído de una muestra de tejido la cual nos dé una señal para saber si tiene alguna alteración o no”. Por lo pronto la investigación está enfocada en la detección de cáncer cervical.

Incluso, en el Laboratorio de Terapia Génica del Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav, dirigido por el experto, el estudio de los microARNs va más allá de la detección, pues se busca modificar las células cancerosas para detener su generación, evitando el desarrollo de la enfermedad y, por otro lado, intentar llevar la célula anormal hacia una muerte programada (apoptosis), con la finalidad de que ya no provoque daño.

El foco de la investigación es profundizar en la biología molecular de microARNs que se encuentran alterados en cáncer cervical y analizar cuál es su función, con el objetivo de crear una terapia dirigida a inhibir su expresión e impedir la progresión de la enfermedad”, explicó el investigador, pionero en este tipo de trabajo científico en México.

Hemos estudiado dos microARNs describiendo sus blancos moleculares, y actualmente estudiamos otro que, más que un microARN, es un circuito regulador al parecer alterado en ciertas células de cáncer cervical, pero necesita mayor investigación y análisis clínicos”, explicó Álvarez Salas.

En un tumor canceroso las células adquieren características que no tiene una célula normal, proliferan demasiado, tienen un metabolismo alterado y evaden el sistema inmune, entre otras alteraciones, y en todas éstas hay microARNs implicados. Entonces, la idea de la terapia (génica) es impedir que las células sigan desarrollando características anormales mediante la modificación o silenciamiento de la expresión de miRNAs claves para el proceso de transformación maligna.

Cuando ciertos miRNAs se expresan de manera diferente en una célula normal se identifican y se toman como blanco para destruir la célula cancerosa; describir esta regulación celular ha permitido completar un esquema de fallas que ocurren cuando una célula normal se transforma en una tumoral.

Además, los miRNAs son silenciadores génicos por excelencia y su función principal es impedir la expresión de los genes asociados a actividades regulatorias; inhiben la traducción de las proteínas, es decir, silencian genes (no necesariamente prenden o apagan los genes) e intervienen en su capacidad de expresión, con lo cual determinan la realización de su función.

Imagen cortesía de CINVESTAV | México


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste