¿Encuentran potencial talón de Aquiles para células de cáncer de mama?

Al descubrir que las células normales del tejido conectivo pueden estar predisponiendo a las células epiteliales a cambios cancerígenos, un equipo de investigación del de la Medical University of South Carolina (MUSC, Universidad Médica de Carolina del Sur) y la Ohio State University (Universidad Estatal de Ohio) puede haber identificado una vulnerabilidad en las células cancerosas.

"Es posible que hayamos encontrado un talón de Aquiles para las células cancerosas, porque las células estromales y las vías PTEN pueden ser el blanco", dice Ostrowski.
Es posible que hayamos encontrado un talón de Aquiles para las células cancerosas, porque las células estromales y las vías PTEN pueden ser el blanco“, dice Ostrowski.
En un artículo publicado el 17 de julio de 2018 por Nature Communications, un equipo altamente colaborativo de investigadores de la Medical University of South Carolina (MUSC, Universidad Médica de Carolina del Sur) y la Ohio State University (Universidad Estatal de Ohio) informan que las células mamarias normales pueden prevenir la radioterapia exitosa del cáncer de mama debido a la desregulación entre el tumor supresores y oncogenes. Los supresores de tumores actúan como frenos que impiden que las células experimenten un crecimiento incontrolado, mientras que los oncogenes son el acelerador. El gen supresor tumoral de interés en este estudio es PTEN, que a menudo está mutado en células cancerosas humanas.

Una sorprendente observación inicial de que el estroma, o tejido conectivo de apoyo, en algunas mujeres sin cáncer tenía un PTEN anormalmente bajo motivo este estudio.

Los resultados sugieren que la pérdida de PTEN en las células normales puede ser un biomarcador para identificar pacientes con cáncer de mama que se beneficiarían de la adición de inhibidores específicos en combinación con la radioterapia estándar“, dice Michael C. Ostrowski, Ph.D., profesor en el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular en MUSC, miembro del MUSC Hollings Cancer Center, y autor principal del artículo.

El campo de investigación del cáncer no sabía previamente que los eventos tempranos centrados en PTEN en el estroma mamario son capaces de desencadenar un desarrollo maligno en la mama.

En el cáncer de mama humano, la expresión del supresor tumoral PTEN y la proteína quinasa B activadora del crecimiento celular (AKT) tienen una correlación inversa. En otras palabras, cuando se reduce PTEN, la AKT aumenta significativamente. Sin embargo, los investigadores no sabían por qué ocurre esto ni cómo podría ser clínicamente útil.

Para abordar esta pregunta específica, el equipo desarrolló un modelo de ratón para observar qué ocurre cuando PTEN no se expresa específicamente en el estroma mamario. Este modelo especial reveló que la ausencia de supresor tumoral PTEN en el estroma mamario conduce a tumores mamarios (mamas) más grandes.

Excavando más profundamente, los investigadores de MUSC querían entender cómo las células del estroma sin PTEN podrían conducir a un crecimiento tan rápido de las células cancerosas. Sorprendentemente, las células del estroma conectivo que no tienen PTEN liberan más factores solubles llamados ligandos de EGF. Los ligandos de EGF promueven un crecimiento anormal en las células epiteliales vecinas, que recubren las superficies de los órganos internos, incluido el tejido mamario.

La radioterapia es un tratamiento convencional para los cánceres de mama ya que la radiación causa la muerte celular en las células objetivo. Cuando el nivel de PTEN es bajo en las células de tejido conjuntivo de cáncer de mama, las células tumorales tienen un alto grado de inestabilidad genética. Las células genéticamente inestables no siguen los puntos de control de crecimiento normal, lo que significa que las células ignoran las señales de muerte celular. El descubrimiento de la conexión entre niveles bajos de PTEN y respuesta reducida a la radioterapia.

Esto permite un ataque múltiple en el tumor, al predecir quién responderá mejor a la radioterapia en combinación con la quimioterapia y otros tratamientos específicos“, dice Ostrowski.

El equipo de investigadores pudo progresar rápidamente desde la observación inicial hasta los hallazgos preclínicos porque podían recurrir a los conjuntos de habilidades de oncólogos, bioestadísticos, patólogos e investigadores disponibles a través del MUSC Hollings Cancer Center Translational Core. El desarrollo de este núcleo permitirá la investigación vital del cáncer, como la informada en este trabajo, para pasar de los estudios preclínicos a los ensayos clínicos.

La investigación se está moviendo rápidamente. Pronto se publicará otra publicación que analiza el mecanismo de PTEN con mayor profundidad. Un pequeño ensayo clínico para investigar la correlación entre la reducción del estroma PTEN y la resistencia a la radiación sería un cambio de juego para el campo. Una opción es usar los datos PTEN para dividir a los pacientes en grupos, lo que lleva a una medicina más personalizada. Con esta herramienta, los médicos podrían decidir qué pacientes con cáncer de mama se beneficiarían más de la radiación y evitar costos y efectos secundarios del tratamiento a los pacientes que probablemente no respondan.

Referencias

  1. ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,; Stromal PTEN determines mammary epithelial response to radiotherapy; Nature Communications; 9, Article number: 2783 (2018); DOI: 10.1038/s41467-018-05266-6; Disponible en el URL : ; Consultado el 12/08/2018
Imagen cortesía de Medical University of South Carolina


Referencias

  1. ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,; Stromal PTEN determines mammary epithelial response to radiotherapy; Nature Communications; 9, Article number: 2783 (2018); DOI: 10.1038/s41467-018-05266-6; Disponible en el URL : ; Consultado el 12/08/2018
Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste