Presentan propuesta que reconoce Tamizaje neonatal como necesidad impostergable para reducir mortalidad infantil en México

Con el fin de atender oportunamente a todos los niños que nacen con algún tipo de malformación cardiaca, se propuso en la Cámara de Senadores el pasado 23 de febrero de 2016 la aplicación obligatoria del “tamiz neonatal” en México. Se podrá modificar la alimentación y dar medicamentos específicos que no son costosos y que evitarán muchas complicaciones a largo plazo.

A efecto de reducir la mortalidad infantil, la senadora Lorena Cuéllar Cisneros, propuso reformar la Ley General de Salud, para que todos los recién nacidos en el país, tengan acceso a la aplicación del “tamiz neonatal”, prueba que permite la detección de cardiopatías congénitas complejas.

En este sentido, explicó que la prueba llamada “tamiz neonatal para cardiopatías congénitas complejas” sirve para detectar oportunamente anomalías cardiacas importantes que podrían indicar síndrome de corazón izquierdo hipoplásico, atresia congénita de la válvula pulmonar, tronco arterioso, conexión anómala total de las venas pulmonares o trasposición completa.

Advirtió que en México, la mayor parte de los recién nacidos no son evaluados de esta manera, ya que se sigue utilizando el tamizaje en su esquema anterior, dejando en gran riesgo a los niños que, sufriendo una cardiopatía congénita no diagnosticada, tienen riesgo de morir en los primeros días o en las primeras semanas de vida extrauterina.

En México, la mayor parte de los recién nacidos son egresados de los cuneros sin un diagnóstico, lo que los pone en riesgo de discapacidad o muerte, manifestó.

Aseguró que al detectar oportunamente este tipo de enfermedades, es posible evitar complicaciones y tratar las cardiopatías oportunamente, así como reducir la mortalidad infantil.

En México no se conoce la prevalencia real, pero se sabe que este padecimiento representa la sexta causa de muerte infantil en menores de un año y la tercera causa en menores de entre uno y cuatro años, expresó la senadora.

Refirió que de acuerdo con la tasa de natalidad de México, se estima que de 10 mil a 12 mil niños nacen con algún tipo de malformación cardiaca y tan sólo en 2008, tres mil 239 menores de cuatro años, fallecieron por malformaciones congénitas del corazón.

Por ello, llevar a cabo este tamizaje es sin duda una necesidad impostergable, ya que a través de la detección de enfermedades que no son evidentes al nacer, se podrá modificar la alimentación y dar medicamentos específicos que no son costosos y que evitarán muchas complicaciones a largo plazo, puntualizó.

Imagen cortesía de admin | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste