Se presentó iniciativa de reformas para crear programas de seguridad social no contributivos que contemplen pensiones por orfandad

La diputada Frida Alejandra Esparza Márquez impulsa una iniciativa que reforma los artículos 50 y 51 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para garantizar su protección a la seguridad social.

Frida Alejandra Esparza Márquez
Promueven iniciativa para garantizar a niñas, niños y adolescentes su protección a la seguridad social.

Sistemas de seguridad social a favor de niñas, niños y adolescentes

Señala que las autoridades federales, de las entidades federativas, municipales y de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, se coordinarán para vigilar el cumplimiento de las obligaciones de incorporación a los sistemas de seguridad social a favor de niñas, niños y adolescentes.

Asimismo, para crear programas de seguridad social no contributivos que contemplen pensiones por orfandad y servicios de salud, como mínimo de protección.

Establece que, para garantizar el derecho a la seguridad social, deberán crear programas especiales que permitan incorporar a las niñas, niños y adolescentes que lo requieran a sistemas públicos no contributivos de seguridad social, considerando factores de riesgo y condiciones de vulnerabilidad.

Apoyo económico o pensiones no contributivas a favor de niñas, niños y adolescentes

En la exposición de motivos de la iniciativa, se menciona que la reforma obliga al Estado a diseñar mecanismos de apoyo económico o pensiones no contributivas a favor de niñas, niños y adolescentes. Esto implicará que se considere una partida presupuestal anualmente dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación.

Sin embargo, permite a las autoridades administrativas la libertad para identificar la población objetivo; y los alcances que pueda tener, en función de las condiciones de vulnerabilidad.

Impacto del coronavirus

El documento, turnado a la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, refiere que, al 5 de marzo 2021, el coronavirus:

  • Enfermó a más de 2’300,000 personas, de las cuales el 49% son mujeres
  • Habrían muerto 209,198 personas, de las cuales, 37% eran mujeres

Además, la pandemia aumentó la violencia, la discriminación, el desempleo y la pobreza de género. Lo que permite dimensionar el riesgo y condición de vulnerabilidad en el que pueden estar miles de menores de edad al perder a su madre; independientemente del motivo por el cual haya ocurrido el deceso.

No sólo se trata de las mujeres que murieron por COVID-19 y que pudieron tener alguna condición de vulnerabilidad a la pobreza; sino que también nos permite identificar riesgos como la violencia u otro tipo de factores de riesgo que prevalece en la cotidianidad de las mujeres”.

Además, muchas no cuentan con seguridad social, por lo que sus hijas e hijos no son considerados derechohabientes o beneficiarios para acceder a una pensión contributiva.

Un problema público

Por ello, es necesario visibilizar y atender esta situación como un problema público; por sus implicaciones de atención psicológica, médica, social y económicas debido a la vulnerabilidad y otros tipos de riesgos, subraya.

Imagen cortesía de Honorable Cámara de Diputados | México


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste