Reiki para equilibrar tu cuerpo

Símbolo del Reiki,  sistema energético, cambiar actitud ante la vida, tratamiento completo, armonizar tu cuerpo, paz interior, armonía,  enfermos con cáncer, rutina especial
Armoniza tu cuerpo

El Reiki, armoniza nuestro sistema energético y eleva nuestro nivel de conciencia, es decir, entra en contacto con nuestra verdadera naturaleza, que es de amor y plenitud. Cuando vivimos constantemente en este estado de paz interior y armonía con nuestro entorno, es mucho más difícil que las enfermedades toquen a nuestra puerta, y si lo hacen, te permite contactar con la raíz del problema y, a entender por lo tanto, la lección de vida que te da esta enfermedad. Este es el caso de los enfermos con cáncer.

Como nos explica Jorge Erdmenger, Master de Reiki, “cuando las personas tocan este punto, el cáncer pierde protagonismo, lo relevante es entender y cambiar la actitud ante la vida, ante las emociones y es entonces cuando el cuerpo comienza a ceder, para ayudar a la sanación desde el interior, recuperando con ello, el poder sobre tu cuerpo, mente y espíritu”.

Erdmenger recomienda a los enfermos de cáncer recibir un tratamiento completo de Reiki, cuya sesión puede durar una hora o más.

Para hacer en casa

Te sugerimos realizar estas sencillas posiciones para armonizar tu cuerpo, mente y espíritu. Recuerda que para que puedas darte y dar Reiki, necesitas por lo menos el primer nivel de las iniciaciones. Las puedes practicar en casa, de preferencia acostada, en un espacio tranquilo, donde puedas escuchar música suave y disfrutar el aroma de algún aceite esencial como lavanda, naranja, sándalo, mirra o cualquier mezcla o sinergia relajante (cuida que sean aceites esenciales 100% puros). Las posiciones no siguen una rutina especial, se trata de puntos claves para personas que padecen algún tipo de cáncer. Puedes prolongar cada posición entre 5 a 15 minutos cada una.

1)Coloca tu mano derecha sobre la coronilla y la izquierda en la frente. Esta rutina actúa sobre las glándulas pineal y pituitaria, activando la producción de células T, responsables de producir glóbulos blancos.

2)Coloca tus manos a la altura de los dos riñones y las glándulas suprarrenales (a nivel del ombligo, pero en la espalda). El paciente con cáncer puede estar manejando un alto nivel de estrés. Según la Medicina Tradicional China, los riñones son nuestra fuente de energía vital, así como, el asiento del miedo y la desesperanza

3)Coloca tus manos a la altura del Timo (dónde Tarzán se golpea, ¿recuerdas?) y en el chakra del corazón (entre tus senos). Esta posición eleva el sistema inmunológico y sana las emociones negativas como la falta de auto-estima o pérdidas significativas, muy relacionadas con el cáncer.

4)Coloca tus manos sobre la zona del hígado y la vesícula, (debajo de tus costillas derechas) .El hígado se encarga de depurar las toxinas del cuerpo como pueden ser los restos de la quimioterapia.

Para consultas de Reiki:
Jorge Erdmenger, Tel. 55 16 22 12
Gabriella R Roa, Tel. 52 11 70 17 ó 044551048-6462
Contacto: shankari9[arroba]hotmail[punto]com

Fuente: Walter Lübeck, Reiki, La farmacia en Casa, ed. Sirio, Buenos Aires, 2002.

Imagen cortesía de Jessica Pacheco Ramírez | Plenilunia


Escrito por

Etiquetas , , , , , , , ,

Temas relacionados