Acciones para nuestro autocuidado en el ámbito físico y emocional en tiempos del COVID 19

Ante el contexto mundial por el COVID 19, la mente y el cuerpo requieren adaptarse a nuevas rutinas y aceptar el cambio.

Mujer vestida de blanco en el fondo sosteniendo una pila de piedras negras la mas grande abajo y la mas pequeña hasta arriba
El autocuidado en tiempos del COVID 19

La exposición a noticias, redes sociales, comentarios e información constante, puede causar efectos en la salud mental nos explica Patricia Ortiz Durand, psicoterapeuta egresada de la Maestría en Psicotetapia Psicoanalítica de la Universidad Intercontinental (UIC),

Para facilitar este proceso, nos sugiere acciones puntuales de autocuidado en el ámbito físico y emocional y explica que es normal y comprensible sentir:

  • Incertidumbre
  • Falta de control
  • Miedo
  • Ansiedad
  • Frustración
  • Tristeza.

Por ello el primer paso es plantearse 3 preguntas:

  1. ¿Cómo me siento ante lo que estamos viviendo? Se puede sentir más de una emoción:
    insegur@, asustad@, solitari@, miedos@.
  2. ¿Por qué me siento así?
  3. ¿Qué puedo hacer para mejorar lo que siento?

En el caso del miedo, aunque es útil para protegernos, también puede convertirse en una emoción irracional que nos paralice e impidida pensar y actuar de forma adecuada. O si sentimos ansiedad, angustia, hay más probabilidad en tomar decisiones impulsivas y poco racionales. Sin embargo, negar estas emociones, las intensifica. Por ello, para disminuirlas conviene poner en práctica diferentes acciones al alcance de cada uno.

  1. Haz una agenda día a día, con ello la mente se ocupa y se calma. Elabora un listado de actividades que te hagan sentir bien, por ejemplo:
    • hacer ejercicio
    • escuchar música
    • leer
    • bailar
    • visitas virtuales a museos
    • actividades para los niños
  2. Si acostumbras hacer ejercicio en un gimnasio, continúa con la actividad física pero adáptala para hacerla en casa. Varias personas aportan a la comunidad con clases en línea.
  3. Cuida tu tiempo de sueño entre 7 y 8 hrs por día.
  4. Come sanamente.
  5. Trabajar en casa puede llevarte a estar en pijama y sin bañarte, evítalo. Sigue con tu rutina de higiene personal como cuando vas al trabajo: báñate, péinate, arréglate, eso mejora el estado de ánimo. Además la higiene es un factor protector.
  6. Define espacios para diferentes actividades. Aunque sea pequeño el espacio, muévete dentro de tu hogar, come en la cocina, por ejemplo, y no al lado de la computadora, lee y despéjate junto a una ventana, escucha música en ese sillón que amas, reinvéntate.
  7. Practica la respiración consciente. Respira de forma lenta y profunda:
    • Cuenta de 4 a 6 tiempos al inhalar
    • Al sostener la respiración y al exahalar
    • Observa cómo el ritmo de la respiración se hace más rítmico y profundo
  8. Coloca una alarma en tu celular que te recuerde tomar agua, moverte unos minutos, estirarte, descansar, comer sano, dispón tu comida de forma agradable.
  9. Planea tu tiempo libre, recuerda que estamos activando rutinas distintas. Aprovecha y aprende nuevas actividades; elige una por día, sin saturarte.
  10. Crea o actualiza tu red de apoyo. Pensar en estar en casa las 24 horas del día los 7 días de la semana puede causar ansiedad; retoma contacto con la gente importante y significativa de tu vida, ya sea por chat o video llamada, esto te hará sentir acompañada/o, y cambia tu estado de ánimo. También a ellos les beneficiará.
  11. Evita el alcohol y las drogas, pues agravarán las situaciones emocionales no resueltas, el alcohol es un depresor, que no es necesario sobre todo si estamos en un aislamiento social, lejos de beneficiar intensificará sentimientos de soledad.
  12. Dosifica tu tiempo expuesto a noticias y redes sociales. Tanta información, en ocasiones no verificada, puede generar pensamientos obsesivos de preocupación, ansiedad y angustia.

Finalmente, date tiempo para observar cómo te sientes y aceptar tus emociones. Si observas que al menos se presentan 2 de los siguientes síntomas de forma recurrente, conviene busca ayuda en línea o telefónica con algún profesional especializado:

  • Sensación de intranquilidad
  • Irritabilidad
  • Cambios de hábitos alimenticios, mucho sueño
  • Cambios de humor extremos
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de presión en el pecho
  • Insomnio, no puedes dormir, o despiertas varias veces por la noche
Imagen cortesía de Photographer: Helder Almeida


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste