mujer, peligro, ansiedad, invierno, transtornos de ansiedad, peligro, estrés, amenaza, crisis económica, sudoración de manos, aumento en la frecuencia cardiaca, situaciones de peligro.

Ansiedad en invierno

mujer, peligro, ansiedad, invierno, transtornos de ansiedad, peligro, estrés, amenaza, crisis económica, sudoración de manos, aumento en la frecuencia cardiaca, situaciones de peligro.
Transtornos de ansiedad

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es de por sí un padecimiento que en México afecta al 7% de la población, conforme a estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la cual conlleva dificultades en el desempeño cotidiano, particularmente en las áreas laborales.

En el hospital psiquiátrico “Dr. Héctor Tovar Acosta” del IMSS, 30% de las atenciones de consulta a derechohabientes se deben al trastorno de ansiedad, de acuerdo al Dr. Enrique Camarena Robles, jefe del Departamento de Calidad y Atención de esta clínica.

La ansiedad se presenta como una emoción asociada al peligro y las situaciones de estrés o amenaza, circunstancias que ahora están más presentes con la crisis económica y sobre todo ante la pérdida del empleo, pero que se agudiza al finalizar el año por las preocupaciones de cómo se las van arreglar las personas para salir adelante.

Algunos de sus síntomas son “la sudoración de manos, el aumento de la frecuencia cardiaca, la sensación de opresión en el pecho y la sensación de ahogo o el deseo de huir del lugar donde se está”.

El objetivo de la ansiedad es poner al cuerpo en un estado de alerta ante situaciones peligrosas, sin embargo, se convierte en un trastorno difícil de soportar cuando la persona encuentra este tipo de situaciones en gran parte de su vida diaria”.

El trastorno de ansiedad es una perturbación que se presenta en cualquier etapa de la vida, pues todo individuo es susceptible de padecerla, incluso en la infancia o la adolescencia, sobre todo si no hay confianza, respeto y apoyo de padres a hijos.

Con todo, es más común entre las mujeres, debido a que “el hombre tiende a reprimir sus emociones y a externar su ansiedad bajo la forma de otros padecimientos, como hipertensión, colitis, neurodermatitis y caída del cabello”, asegura el especialista.

Factores como el estrés y el exceso de trabajo conducen a su desencadenamiento, lo cual se ve agravado en épocas como la actual, donde de un momento a otro, de manera inesperada se puede perder el trabajo y quedar sin ingresos para cubrir las necesidades básicas de la vida.

Para evitar sufrir de ansiedad generalizada, el especialista recomienda ejercitarse diariamente durante al menos 20 minutos, descansar adecuadamente, dormir con calidad de sueño reparador y llevar a cabo actividades de esparcimiento que incluyan a la familia y a los amigos.

Contenido relacionado