¿Cómo se desarrolla nuestro cerebro?

¿Cómo se desarrolla nuestro cerebro?,maestra en Pedagogía, Laura Frade, infancia, recuerdos, enfermedades degenerativas, mielina, conexión de neuronas, evidencias científicas.
Enfermedades degenerativas

Una razón por la que posiblemente no recordemos parte de la infancia, sobre todo lo acontecido antes de los seis años de edad, se debe a que la mielina, sustancia que incide en la conexión de las neuronas y el sistema nervioso central, se empieza a desarrollar a partir de los cinco años.

La mielina es una sustancia grasa que rodea y aísla a los nervios, pero también cubre a las neuronas, actúa como el recubrimiento de un cable eléctrico, que da lugar a que nervios y neuronas transmitan sus impulsos.

Al proceso de desarrollo de la mielina se le conoce como “mielinización del cerebro”, que inicia de la parte trasera del cerebro hacia adelante a partir de los cinco años y termina a los 21.

De acuerdo a evidencias científicas, las funciones ejecutivas humanas se van consolidando en el transcurso de ese lapso, pero también se van perdiendo al paso del tiempo, de modo que en la niñez y en la tercera edad estas funciones adquieren una perspectiva similar, aseguró la maestra en Pedagogía, Laura Frade.

Estas evidencias en algunas sociedades se han adoptado con tal severidad que, por ejemplo, en Estados Unidos no se le renta un vehículo a un menor de 21 años debido a que antes de esa edad consideran que no hay una madurez suficiente en el individuo como para tomar decisiones consolidadas.

Todo eso lo basan en el desarrollo de la mielina que se completa en el cerebro hasta los 21 años, sustancia cuya pérdida anticipada tiene que ver con enfermedades graves y degenerativas como la esclerosis múltiple, pero en la tercera edad también con el Alzheimer, entre otras.

“La diesmielinización de la sustancia blanca del sistema nervioso central y también del sistema nervioso periférico, también se debe a problemas virales, aunque hay problemas inflamatorios en esas zonas que también dañan la mielina y aunque pudieran confundirse con esclerosis múltiple, las lesiones son diferentes y va a causar otro tipo de padecimientos”, indica la Dra. Lilia Núñez Orozco, jefa de Neurología del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE.

A la pérdida de la mielina en el caso de la esclerosis múltiple, se le asocia con la pérdida de cognisitividad o conocimiento racional, es decir, con todo lo que aprendemos a lo largo de la vida, de ahí que la pedagogía moderna atribuya a que las funciones ejecutivas van de la mano con la calidad y cantidad de mielinización en las neuronas.

Sin embargo, la neurología va más allá, pues considera que la pérdida de mielina en áreas cerebrales que no presentan alteraciones cognoscitivas, “afecta tantos sitios del sistema nervioso que en un momento dado esto va a dificultar las conexiones entre diferentes áreas, y como no tenemos un área específica para la inteligencia porque no contamos con células que nos sirvan nada más para la inteligencia, pues no sabemos si la diesmielinización de tal parte tiene que ver con la inmovilidad motora de una articulación o la pérdida de conocimientos adquiridos”.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste