El estrés y la vida loca

estrés, estrés moderado,  tiempo,deporte, el trabajo, bailar o asistir a la escuela, competencia, control de niveles de estrés, aprende a controlar el estrés,  comparte sentimientos, técnicas de relajación,Enfermedades por estrés, Úlcera por estrés, gastritis, insomnio, frustración, adicciones, agresividad,
El estrés no siempre es malo

El estrés no siempre es malo. De hecho, el estrés moderado puede ser conveniente. Sin él, la mayoría de nosotras no podríamos realizar diversas actividades como el deporte, el trabajo, bailar o asistir a la escuela, sin sentir la presión del tiempo y la competencia. Sin el estrés de alcanzar una meta o lograr resultados, tampoco seriamos capaces de terminar un proyecto o de llegar a trabajar con puntualidad.

El estrés es normal, pero ¿por qué a veces sentimos que nos rebasa y que sale de nuestro control? Porque con todas las responsabilidades que tenemos diariamente, además de los horarios, la carga de trabajo, el tránsito vehicular y el sinfín de compromisos que tenemos es fácil estresarnos. Las cosas que una no puede controlar son a menudo las más frustrantes.

Nos podemos sentir mal por presionarnos a nosotras mismas: lograr buenos resultados, tener aspiraciones en un trabajo o ser la mejor mamá del mundo. Una reacción común del estrés es criticarse a una misma. Podemos estar tan abatidas que pareciera que las cosas ya no son divertidas y que la vida se pinta cada vez más terrible. Cuando esto ocurre es fácil pensar que uno no puede hacer nada para cambiar las cosas pero, sí se puede. Es cuestión de saber manejar nuestros niveles de estrés.

Aprende a controlarlo

Si la causa del estrés es única, por ejemplo, la pérdida de empleo o un divorcio, enfrenta la situación de forma positiva. Comparte tus sentimientos con tus amigas. No te asignes más responsabilidades hasta acostumbrarte a la nueva situación.

Pero sin duda, la mejor terapia es prevenir. Para ello te recomendamos:

1.- Realiza actividades recreativas; por ejemplo, hacer gimnasia, caminatas o algún pasatiempo.

2.- Comparte con tus amigas lo que te sucede, pero no sólo lo malo, también lo positivo.

3.- Aprende técnicas de relajación: yoga o meditación.

4.- Evita el uso de tranquilizantes o alcohol para hacer frente a las situaciones de estrés.

Frente a los cuadros de estrés causados por factores negativos, es frecuente que éste se acompañe de un proceso depresivo que deberá ser atendido simultáneamente por un especialista.

Enfermedades por estrés

El estrés puede causar a largo plazo diversas enfermedades que afectan poco a poco nuestra calidad de vida. No lo pases por alto, mejor atiende los primeros síntomas y evita que te alcance. Checa esta larga lista de padecimientos que afectan la salud por estrés.

Enfermedades por estrés agudo

Se desencadenan en los casos de estrés muy intenso que aparece de forma súbita, evidente, fácil de identificar y generalmente es reversible. Las enfermedades que habitualmente se observan son:

Úlcera por estrés

Estados de shock

Neurosis post traumática

Enfermedades por estrés crónico

La persistencia del estrés durante meses o años, produce enfermedades de carácter más permanente y de mayor gravedad. El estrés genera inicialmente alteraciones fisiológicas, pero su persistencia crónica produce finalmente serias alteraciones psicológicas y, en ocasiones, de órganos vitales. Algunas de las más frecuentes son:

Gastritis

Insomnio

Colitis nerviosa

Hipertensión arterial

Infarto al miocardio

Trombosis cerebral

Psicosis severas

Neurosis de angustia

Trastornos sexuales

Ansiedad

Migraña

Depresión

Accidentes

Frustración

Agresividad

Adicciones

Disfunción familiar

Conductas antisociales

Disfunción laboral

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste