Mi vida en números

vida financiera, autonomía financiera, trabajo, vida en pareja, ¿Cuánto ahorro?, dueñas de mis finanzas, gastos, ingresos, planear tu retiro, predicción, educación financiera,
Educación financiera

Nuestra vida financiera también debe ser escuchada, y es que tener autonomía financiera nos da la posibilidad de ser libres para tomar las decisiones que consideremos más pertinentes para nosotras mismas, y para los nuestros.

Momentos importantes de nuestra vida financiera:

1. Nueva en el trabajo. Con el primer trabajo es momento de sentarte con calma y planear cómo va a ser tu vida financiera. Este momento es importante porque asumes la responsabilidad de gastos e ingresos. Debes formar buenos hábitos, ahorrar y empezar a planear tu retiro.

2. La primera vez… con un crédito. Este momento es crucial porque debes pensar estratégicamente cómo lo vas a usar, cómo lo vas a pagar y cuántos créditos vas a tener. También qué tipo de seguro de salud tendrás, si el que te proporcionan en el trabajo, o uno de gastos médicos particular.

3. Recién casada. El decidir hacer la vida con una pareja tiene muchas implicaciones, pues vas a compartir tu vida financiera con alguien, y por lo tanto se debe tener muy buena comunicación.

4. Comprar una casa. Este momento puede ser antes o después de casarte. También es una decisión crucial porque muchas cosas están en juego, como el hecho de cómo se pagará, si se debe solicitar un crédito o si será a partir de algún otro tipo de préstamo.

5. Tener un bebé. Esto requiere un gran nivel de predicción, debes decidir qué seguros debes tener: de vida, de gastos médicos, entre otros. Su educación es otro asunto de tomarse en serio. Debes prever si su instrucción será a nivel público o privado; si vas por la segunda opción, se debe considerar un fondo de ahorro especial que cubra desde la educación básica hasta la superior. El dinero sirve para comprar cosas, pero también da seguridad, eso incluye un testamento a tiempo.

Hábitos financieros saludables

No existe la mejor vía, la única, para tener una vida financiera funcional y exitosa, depende de las decisiones que se vayan tomando, de las prioridades. “Puedes buscar ascender en los trabajos, en el mundo de los negocios, ser una empresaria, ahorrar, o bien ahondar en los estudios para tener más posibilidades”, comenta Adina Chelminsky, experta en finanzas personales.

“Ante todo, lo mejor es ser anticipado a los eventos, y ahorrar porque eso te proporciona tranquilidad; comparar entre diferentes opciones, ahorrar menos para conseguir lo mismo. Yo creo que para que los momentos financieros importantes no te agarren por sorpresa, debes mirarlos con anticipación, abogar por la prevención.”

No hay que esperarse a que las cosas malas sucedan, hay que mirarlas antes. Lo ideal es que cada 6 meses o un año, hagas una revisión profunda de tus finanzas, qué evalúes tus decisiones: ¿Cuánto gasto? ¿Cuánto gano? ¿En qué se me va la mayor parte del dinero? ¿Cómo estoy planeando el futuro? ¿Cuánto ahorro?

“Si algo ya se salió de control, lo primero es no desesperarse, y no optar por medidas que a la larga no funcionan, ‘no hay que dar patadas de ahogado’. Si ya estás endeudada, no empeñes nada, porque generalmente es a una tasa de interés altísima y acabas perdiendo más”, explica.

En realidad entre cómo planear las finanzas, no hay diferencias evidentes entre hombres y mujeres. Debemos educarnos más en cómo manejamos el dinero, porque a veces terminamos gastando mucho y ahorrando poco.

Adina enfatiza que “hay que perder el miedo a manejar el dinero, porque la situación puede terminar rebasándonos. También en cuestiones financieras debemos tener buenos hábitos, ¿cómo? Mejorando la comunicación financiera con la pareja y los hijos, enfatizar en el ahorro y dinero como fuente de tranquilidad”.

Soy dueña de mis finanzas

Desgraciadamente la independencia está ligada a la parte económica. La fuerza y el poder de tomar decisiones está ligado con la posibilidad de tener recursos monetarios, o bien, de saber manejar y organizar adecuadamente, los que recibes por cualquier medio.

“Cualquier persona tiene una vida financiera autónoma en la medida en que genere recursos, no sólo materiales. Una mujer que se dedica a su casa, que no genera ingresos monetarios, debe tener una buena comunicación de pareja, debe quedar claro que también aporta recursos, aunque de otro tipo. Se deben generar acuerdos,y seguir buscando estar actualizada, aún si te retiras del medio laboral”, puntualiza Adina Chelminsky.

Todas las etapas de la vida van de la mano con una etapa financiera, pero el dinero no compra los buenos momentos de la vida, hay cosas incomparables que sólo se pueden disfrutar en el momento.

Adina está en Twitter, búscala como @CAyMILL

Imagen cortesía de


Daniela Herrero

Escrito por

Aunque soy publicista, llevo algunos años concentrada en escribir y editar textos, lo cual me encanta por cierto. Sobre todo me he interesado en temas que tienen que ver con la salud reproductiva y sexual, al menos eso es lo que más he disfrutado escribir. En Plenilunia me he dedicado a hablar de temas relacionados con la salud femenina, siempre rescatando la importancia que tiene hacerlo de manera integral, pero sobre todo pensando que la conciencia de tu cuerpo te ayuda a empoderarte en los demás ámbitos de tu vida.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste