¿Cuáles son los síntomas de la demencia?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la demencia como un síndrome crónico o progresivo caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la incapacidad para procesar el pensamiento); y va más allá de considerarse una consecuencia del envejecimiento normal.

DemenciaSegún informes, este padecimiento afecta:

  • Memoria
  • Pensamiento
  • Orientación
  • Comprensión
  • Cálculo
  • Capacidad de aprendizaje,
  • Lenguaje
  • Juicio

La OMS indica que la demencia es causada por diversas enfermedades y lesiones que afectan al cerebro, como la enfermedad de Alzheimer o los accidentes cerebrovasculares. Además informa que es una de las principales causas de discapacidad y dependencia en las personas mayores y su impacto puede ser de carácter físico, psicológico, social y económico.

El reporte indica que la demencia afecta a cada persona de forma diferente, dependiendo de muchos factores como el impacto de la enfermedad y la personalidad de la persona que la padece. Los signos y síntomas se pueden conocer en tres etapas:

Etapa temprana

El inicio es paulatino; se incluyen síntomas como:

  • Tendencia a olvidar cosas;
  • Pérdida de la noción del tiempo;
  • Desubicación espacial, incluso en lugares conocidos.

Etapa intermedia

En ésta los signos y síntomas se vuelven más evidentes y limitan más a la persona que padece demencia, entre ellos se encuentran:

  • Empiezan a olvidar acontecimientos recientes, así como los nombres de las personas
  • Se sientes desubicadas en su propio hogar
  • Tienen cada vez más dificultades para comunicarse
  • Empiezan a requerir ayuda con el aseo y cuidado personal
  • Sufren cambios de comportamiento, por ejemplo, dan vueltas por la casa o repiten las mismas preguntas

Etapa tardía

Es la última etapa de la enfermedad y existe mucha dependencia e inactividad. Las alteraciones de memoria son graves y los síntomas se hacen más evidentes:

  • Creciente desubicación en el tiempo y en el espacio;
  • Dificultad para reconocer a familiares y amigos;
  • Necesidad mayor de ayuda para el cuidado personal;
  • Dificultad para caminar;
  • Alteraciones del comportamiento que pueden exacerbarse y desembocar en agresiones.

La OMS en sus informes indica que a nivel mundial la demencia afecta a 47.5 millones de personas, de las cuales el 58% viven en países de ingresos bajos y medios. Además menciona que cada año se registran 7.7 millones de nuevos casos.

Además se prevé que el número total de personas con demencia pase de 75.6 millones en 2030 a 135.5 millones en 2050. Parte de ese incremento se deberá al hecho de que en países de ingresos bajos y medios, el número de personas con demencia tenderá a aumentar cada vez más.

Estudios de la Organización Mundial de la Salud destacan que existen numerosas intervenciones que se pueden ofrecer para apoyar y mejorar la vida de las personas con demencia, junto con sus cuidadores y familia. Los objetivos son:

  • Diagnosticar tempranamente para posibilitar un tratamiento óptimo;
  • Optimizar la salud física, la cognición, la actividad y el bienestar;
  • Identificar y tratar enfermedades físicas concomitantes;
  • Detectar y tratar los síntomas conductuales y psicológicos problemáticos

También en dicho artículo se menciona que hay pocas investigaciones que tengan como fin identificar los factores de riesgo modificables de la demencia. La prevención se centra en la lucha contra los factores de riesgo de enfermedad vascular (la diabetes, hipertensión, obesidad e hipercolesterolemia en edades medianas) la depresión y los factores relacionados con el modo de vida, como el consumo de tabaco, la inactividad física y las dietas poco saludables.

Referencias

  1. Organización Mundial de la Salud, Temas de Salud, Nota descriptiva: Demencia, abril 2016. Consultado el día 7 de julio de 2016 en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs362/es/
Imagen cortesía de depositphotos


Escrito por

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados