Celebrando 25 años sin polio en la región de las Américas, el mundo está muy cerca de alcanzar la meta de erradicación

La región de las Américas celebra 25 años sin casos de poliovirus salvaje. El último caso fue detectado el 23 de agosto de 1991 en Perú. Los esfuerzos de los países, apoyados por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), para vacunar a los niños y mantener altas coberturas de vacunación, así como una sostenida vigilancia epidemiológica para detectar el virus en forma temprana, han sido las medidas clave para la eliminación y para mantener a la región libre de la enfermedad.

Gracias al gran compromiso y trabajo de los países del continente americano, de sus trabajadores de la salud, donantes y cooperantes, la poliomielitis es hoy un temor del pasado para los padres de nuestra región”, señaló jefe del Programa Ampliado de Inmunizaciones de la OPS/OMS, Cuauhtémoc Ruiz Matus. “Seguir vacunando es fundamental para que la polio desaparezca de todo el mundo, algo en lo que venimos trabajando desde hace 30 años”, consideró.

Mientras en 1975 se registraron casi 6 mil casos de polio en la región, en 1991 se detectaron los últimos 6 casos. 3 años después, en 1994, se declaró la eliminación de la enfermedad de la región. Desde entonces, no ha habido niños paralizados como consecuencia de la polio en las Américas.

La poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa causada por un virus que invade el sistema nervioso y puede causar parálisis en cuestión de horas. Afecta sobre todo a los niños menores de 5 años. No tiene cura, pero es prevenible. Cuando se administra varias veces, la vacuna antipoliomielítica puede conferir una protección de por vida. Más de 15 millones de personas en todo el mundo que hoy puede caminar, habrían quedado paralizadas sin la vacunación.

Además de brindar asistencia técnica, la OPS ha contribuido a la eliminación de la polio adquiriendo, en nombre de los países de América Latina y el Caribe, la mayoría de las vacunas, jeringas y suministros que utilizan sus programas de inmunización. De esta manera, el Fondo Rotatorio de la OPS ha permitido el abastecimiento continuo y la compra a precios asequibles, bajo altos estándares de calidad.

Como la primera región del mundo en eliminar la polio, las Américas abrió el camino a un mundo libre de la enfermedad.

A nivel global, el mundo está muy cerca de alcanzar la meta de erradicación de la polio. Hoy, hay menos casos en el mundo que en cualquier momento en la historia. Sólo 27 casos de poliovirus salvaje se han reportado hasta el 11 de octubre pasado, en comparación con los 51 casos del mismo período del año pasado. Sólo 3 países detectaron casos de poliomielitis:

  1. Pakistán
  2. Afganistán
  3. Nigeria

Este último, que no había detectado casos en los 2 últimos años, reportó en agosto 2 niños paralizados por la enfermedad. 4 de las 6 regiones de la OMS han sido certificadas libres de polio, y sólo 1 de los 3 tipos de poliovirus salvaje sigue circulando en el mundo (tipo 1).

Los esfuerzos que han llevado a estos logros han sido liderados por la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, encabezada por la OMS, la Asociación Rotaria Internacional, los Centers for Disease Control and Prevention (Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, CDC) y UNICEF.

Un proceso de gran coordinación global conocido como “el cambio” o “switch”, tuvo lugar en abril de este año, cuando 155 países y territorios del mundo dieron un paso más hacia la erradicación de la enfermedad. El “switch” consistió en retirar la vacuna antipoliomielítica oral trivalente (OPVt), que protegía contra los 3 tipos del virus de la polio, y reemplazarla por otra bivalente (OPVb) que protege contra 2 de ellos, dado que el poliovirus tipo 2 fue erradicado. Este proceso permitirá reforzar la inmunidad de las personas vacunadas contra los poliovirus que todavía permanecen y reducir los riesgos de ocurrencia de casos de poliomielitis causados por poliovirus derivados de la vacuna.

La erradicación global de la polio implicará un mundo libre de la enfermedad para generaciones futuras y llevará ahorros económicos de entre 40 y 50 mil millones de dólares. No cumplir con la meta de erradicación resultaría en un resurgimiento de la enfermedad, con un número de casos globales estimado en 200 mil cada año. “Todavía hay mucho por hacer en esta nueva fase hacia la erradicación mundial para proteger a las futuras generaciones y asegurar que las vacunas estén disponibles para todos los niños”, manifestó Ruiz Matus.

Los esfuerzos regionales se centrarán ahora en lograr que cada año, más del 95% de los niños menores de 1 año estén vacunados contra la polio en cada municipio de los países del continente americano, así como en fortalecer la vigilancia de los casos de parálisis flácida aguda y en cumplir con los requerimientos del Plan estratégico para la erradicación de la poliomielitis y la fase final, que prevé lo necesario para que el mundo esté exento de esta enfermedad para 2018.

La poliomielitis fue la segunda enfermedad prevenible por vacunación en ser eliminada de las Américas (1994), la antecedió la erradicación regional de la viruela en 1971, y la precedieron la eliminación de la rubéola y del síndrome de la rubéola congénita (2015), y, más recientemente este año, la eliminación del sarampión.

Imagen cortesía de admin | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste