Deja los pretextos y activa tu cuerpecito

ejercicio, estado físico, salud emocional,tratamiento de enfermedades crónicas, actividad física,
Salud emocional

Hacer ejercicio es uno de los aspectos más importantes para tener un buen estado físico y salud emocional. Además, te ayuda a tener un cuerpo estilizado y elástico, por lo que realizarlo diariamente, o tres veces a la semana, trae consigo muchos beneficios.

Los expertos en la materia aseguran que el ejercicio frecuente y regular previene y ayuda en el tratamiento de enfermedades crónicas como la hipertensión, obesidad, enfermedades del corazón, diabetes, insomnio y depresión.

El preparador físico de la Universidad de Futbol y Ciencias del Deporte Antonio Hernández Cabrera, explica que “el cuerpo humano necesita del ejercicio para su buen funcionamiento tanto, físico como mental. Cuando llega a faltar la actividad puede aparecer dolor muscular y de articulaciones.

El ser humano ha sido diseñado para funcionar activamente. Un ejemplo muy sencillo son los niños: cuando permanecen todo el día estáticos se sienten incomodos, lloran, están inquietos y quieren salir; desde la etapa de la niñez el cuerpo pide a gritos realizar movimientos físicos”.

La actividad física controlada y planificada como el deporte, reporta muchos beneficios. Pero para obtenerlos tienes que ser constante en tu práctica. Los beneficios que aporta el ejercicio cuando el cuerpo está habituado son:

• Disminución de la presión arterial

• Corazón más grande ayuda a que los latidos impulsen más sangre al organismo.

• Disminuye la grasa del corazón y será más eficiente en cada latido.

• Aumenta la masa muscular y, por consiguiente, la fuerza.

• Los músculos aumentan la resistencia a la fatiga, lo que permite aguantar mejor los quehaceres diarios.

• Los músculos y las reacciones se vuelven más rápidas, haciendo que se sienta uno más ágil y grácil.

• Los huesos se hacen más gruesos, se vuelven más resistentes a las caídas.

• Mejora la calidad de vida de una persona.

• Da más seguridad y aumenta la autoestima.

• Reduce el estrés.

• Reduce dolores en articulaciones y músculos.

• Aumenta la resistencia, flexibilidad, fuerza, la agilidad y el equilibrio.

Lo ideal es que practiques ejercicios diariamente, trotar o caminar 30 minutos cada día hará que tu cuerpo se acostumbre y tenga los beneficios que aporta la actividad física.

Acude con un preparador físico o instructor, para que te indique qué rutina seguir de acuerdo a tu estatura y peso.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste