En este verano, acaba con la amibiasis intestinal

medidas de limpieza, higiene personal, cambios de temperatura, parásitos gastrointestinales, síntomas
Medidas de limpieza

Las medidas básicas de limpieza son fundamentales, enseñar a los pequeños y a la familia en general a lavarse las manos con agua y jabón de forma frecuente, sobre todo, antes de consumir alimentos y después de ir al baño o cuando llegan de la calle, ser cuidadosos con la higiene personal, del entorno y durante el manejo de agua, comida y residuos son requeridas para evitar que los parásitos se introduzcan en nuestro organismo.

Los cambios de temperatura ambiental que se experimentan en verano, aunado al aumento de la contaminación del agua tanto de las albercas como residuales, que se utilizan en el riego de vegetales, crean las condiciones óptimas para el desarrollo de ciertos virus, bacterias y parásitos, los cuales son causa de infecciones que afectan la salud de los seres humanos entre las que destaca la amibiasis intestinal.

De acuerdo con el Dr. Alejandro Amado, médico cirujano, la amibiasis intestinal se produce por un parásito llamado Entamoeba histolytica, cuyos huevecillos o quistes se encuentran en el aire, alimentos o agua contaminada y al ser ingeridos, llegan al intestino grueso donde invaden el tejido de la pared intestinal para alimentarse de sangre y nutrientes.

“La forma de contagio de las amibas es a través del ciclo ano-mano-boca es decir, cuando una persona infectada no se lava las manos después de defecar y come o prepara algún alimento, saluda de mano a otro individuo o toca alguna superficie como los pasamanos del transporte público, la manija de una puerta o un teléfono, los cuales se pueden contaminar con los huevecillos o quistes y se convierten en transmisores de la enfermedad”, asegura el Dr. Amado.

De acuerdo con datos emitidos por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la amibiasis intestinal se encuentra dentro de los tres padecimientos más riesgosos para el ser humano a nivel mundial, y de no ser atendido de forma pertinente puede causar severa deshidratación e infección ocasionando incluso la muerte.

Hoy en día, se sabe que los factores climáticos y el tipo de suelo que predomina en una región, contribuyen en el aumento de las parasitosis intestinales, con prevalencia en periodos lluviosos tanto templados como fríos; mientras que los meses cálidos y muy secos representan un menor riesgo de transmisión.

Síntomas

El cuadro clínico que presenta esta enfermedad se caracteriza por diarrea que en ocasiones se acompaña de moco, la cual puede causar dolor abdominal, flatulencias, fatiga, alterarse con periodos de estreñimiento y estar asociada con dolor muscular y de cabeza. Sin embargo, cuando la enfermedad se complica, el intestino se inflama por lo que el dolor se intensifica y además se producen fiebre y escalofríos.

De igual forma, la sintomatología puede variar dependiendo de la localización de las amibas y no siempre se manifiestan todos los síntomas. Basta con presentar alguno de ellos para sospechar la presencia de amibiasis o de cualquier otro parasito:

• Dolor e inflamación en el abdomen

• Estreñimiento alternado con diarrea ocasional

• Sensación de querer ir al baño de forma frecuente

La solución

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la desparasitación de toda la familia cuando menos dos veces al año, en zonas de alta frecuencia de parasitosis como México.

Vermox® Plus es un tratamiento eficaz, sencillo y rápido, que con una sola toma en un solo día elimina del organismo diversos tipos de parásitos gastrointestinales como amibas, lombrices y otros bichos.

Cabe resaltar que una persona que suele desparasitarse dos veces al año, protege su salud y la de su familia debido a que los parásitos intestinales pueden frenar el desarrollo físico e intelectual de los niños; y en los adultos, los efectos se traducen en una falta de capacidad en la concentración de sus actividades diarias o en el trabajo, provocando un bajo rendimiento laboral y cotidiano.

Publicaciones relacionadas