La Vitamina D también fortalece el sistema inmunológico

La Vitamina D es considerada una hormona y está presente en las formas más primitivas de vida. Llama la atención que por muchos años se había pensado que su manera más importante de interactuar en el organismo era como regulador de la homeostasis del calcio y fósforo.

Bebé en la playa tomando rayos de sol
Vitamina D para fortalecer nuestro sistema inmune.

Recientemente, se ha visto que más allá de los beneficios calcémicos clásicos, tiene un papel más allá en la modulación de la respuesta inmunológica y diversos beneficios no calcémicos. En México 1 de cada 3 adultos, presenta deficiencia o insuficiencia de Vitamina D.

El maestro en ciencias, Leonardo Alberto Martínez Rodríguez, médico internista nos explica: “En particular, la deficiencia de Vitamina D se ha asociado con una serie de afecciones patológicas, incluidas infecciones, enfermedades autoinmunes y alérgicas. La Vitamina D y sus metabolitos participan activamente en la regulación de las respuestas inmunes innatas y adaptativas”.

Alrededor del 90% de la Vitamina D que produce el cuerpo de manera natural proviene de una reacción fotosintética a través de la piel al recibir los rayos UV del sol, mientras que el otro 10% proviene de ciertos alimentos como atún, salmón, sardina, champiñones, leche fortificada, aceites de hígado de pescado, etc.

Por ello, la recomendación del Dr. Martínez, es que para su adecuada síntesis se debe “tener exposiciones solares cortas y controladas en horas de menor intensidad del sol, antes del mediodía y después de las 15:30 horas.

Esto son los llamados ‘baños de sol’ que se recomiendan a los recién nacidos, pero en realidad todas las personas debemos llevarlos a cabo. Es suficiente que se encuentren expuestos al sol los brazos, las piernas y el rostro. Es importante preguntarle al médico si puede hacerlo ya que cada persona es distinta. Aunque no tengamos restricción médica para estos baños de sol, muchas veces no podemos llevarlos a cabo por el ritmo de vida que tenemos”.

Para tratar efectivamente la deficiencia o insuficiencia de Vitamina D, primero debemos conocer los niveles en sangre.

Tras el diagnóstico, corregir con la prescripción de Vitamina D, pudiendo ser incluso 4000 UI al día, hasta máximo 10,000 UI o más para llevar los niveles a términos de suficiencia.

Esto es particularmente más común en pacientes con obesidad, diabetes, falla renal, hepática o que usan protector solar. Lo ideal, es consultar con el médico cuáles son los niveles de esta vitamina que nos hacen falta ya que cada organismo es distinto.

Se ha visto por ejemplo, que la Vitamina D ha mejorado el control de la glucosa en pacientes con diabetes y también, que la insuficiencia de Vitamina D puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades como diabetes mellitus y depresión, entre otros. Por ello, es importante tener niveles óptimos de Vitamina D.

El sistema inmunológico es una de las armas que tiene el cuerpo contra enfermedades e infecciones virales. El día de hoy, se pueden señalar al menos 3 acciones que pueden optimizar su función, de acuerdo con el Dr. Leonardo Martínez:

  • Eliminar los agentes de daño. Hay agentes que favorecen y arrastran al sistema inmunológico hacia el deterioro y por consecuencia a una mala función, como fumar, consumo de alcohol en exceso y drogas, exposición al sol sin protección. Lo lógico es “dejar de alimentar la hoguera”.
  • Control de estrés y ansiedad. Es importante lograr una adecuada salud mental y espiritual, modificando la forma en cómo se percibe y maneja el estrés.
  • Higiene del sueño. Evitar desvelarse de forma rutinaria y el uso de pantallas antes de dormir. La falta de sueño arrastra el sistema inmunológico hacia abajo, afecta el sistema nervioso y la forma en que interactuamos.

Concluye el Dr. Martínez: “La Vitamina D tiene el potencial para modular las respuestas inmunes y para prevenir y/o tratar la inflamación y la autoinmunidad”.

Nunca es tarde para optimizar tus niveles de Vitamina D pero tampoco demasiado pronto.

 

Sabías que…

 

  • En México, la deficiencia e insuficiencia de Vitamina D son un problema de salud pública debido a que al menos 31.8% de las mujeres y 28.1% de los hombres la padecen, es decir, en 1 de cada 3 adultos.

 

  • La Ciudad de México tiene el mayor porcentaje de deficiencia (43.1%) comparado con las regiones norte (24.3%), centro (31.3%) y sur (29.6%) del país.

 

  • La actividad inmunoreguladora de la Vitamina D puede ser utilizada como una estrategia terapéutica en ciertas enfermedades de índole inmunológico.

 

Imagen cortesía de Depositphotos/Vitalinka


Referencias

  1. ; Deficiencia de Vitamina D.; Disponible en el URL :
Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste