Las mujeres frente a la disfunción eréctil

disfunción eréctil, incapacidad recurrente de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme, sociedad, mujeres, esposos, comunicación, cultura, preocupación, presión arterial,  estrés, ansiedad, culpa, depresión, baja autoestima, miedo a fallar en el sexo, testosterona, terapeuta sexual,
Este padecimiento, en su mayoría es causado por algunas enfermedades tales como la diabetes, padecimientos del riñón, problemas vasculares y neurológicos.

La disfunción eréctil se define como la incapacidad recurrente de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme para tener una relación sexual.
Nuestra cultura y la sociedad le han dado al pene un significado de hombría y si empieza a fallar, el hombre se siente inferior, avergonzado y preocupado.

Este padecimiento, en su mayoría es causado por algunas enfermedades tales como la diabetes, padecimientos del riñón, problemas vasculares y neurológicos, alcoholismo crónico. Éstas son responsables de hasta el 70% de los casos.
Hay algunos medicamentos que pueden causar disfunción eréctil como efecto secundario, como los que ayudan al control de la presión arterial, antihistamínicos, antidepresivos, tranquilizantes, inhibidores de apetito.
Los expertos dicen que el estrés, la ansiedad, culpa, depresión, baja autoestima y el mismo miedo a fallar en el sexo, causan del 10 al 20% de los casos. Otro factor puede ser fumar, que afecta directamente el flujo sanguíneo en las venas y arterias, y causa anormalidades en las hormonas como la testosterona.

La doctora Alma Aldana terapeuta sexual y de pareja, comenta que a su consultorio llegan las mujeres creyendo que el hombre no les sirve para nada, o angustiadas por la idea de que ya no son lo suficientemente atractivas para él, cuando el problema puede ser originado por algo de lo ya comentado.

Las estadísticas revelan que el 52% de los varones de entre 25 y 75 años presentan algún grado de disfunción que va desde moderada a severa. Sólo el 21% de todos los pacientes que revelaron tener algún grado de disfunción ha acudido con algún especialista, de ese porcentaje sólo el 16% inició un tratamiento y al cabo del tiempo la mitad continupo con su medicación, el resto lo abandonó.

Si has notado fallas en la erección de tu pareja, platiquen; busquen juntos una solución. Lo más importante es que no se automediquen, acudan con su médico de confianza, que se entienda que no es una falta de interés o de amor, sino una enfermedad. Si el médico toma a la ligera la situación y comentara cosas como “a su edad es normal”, “es el final de su vida sexual”, “el pene no funciona por siempre” estarán frente a un especialista que no sabe de disfunción eréctil, o que evade el tema por ignorancia o tabúes. Lo mejor será acudir con otro que sí proporcione orientación adecuada y que investigue a través de exámenes físicos, de laboratorio o pruebas psicosociales lo que está causando este padecimiento.

Recuerda, no es falta de amor o de interés es una enfermedad. Uno de cada dos hombres la padece y uno de ellos puede ser tu pareja.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste