Opciones de tratamiento para la artritis y dolor de tobillo

El daño al cartílago es una de las características principales de la artritis.
El daño al cartílago es una de las características principales de la artritis.
Las lesiones de tobillo, sobre todo las fracturas, son el factor desencadenante más común para el desarrollo de artritis del tobillo, y aunque uno no puede cambiar las lesiones pasadas, hay una gama de tratamientos que pueden reducir o eliminar el dolor.

Huesos del tobillo

Con cada paso, las articulaciones del tobillo absorben una carga equivalente a ¾ partes del peso corporal por centímetro cuadrado. Esta fuerza es mayor a cualquier otra ejercida sobre otra articulación del cuerpo.

Huesos, músculos, articulaciones del pie
Anatomía del pie humano
Cuando corre o brinca, la fuerza ejercida sobre las articulaciones del tobillo es todavía mayor. Además, la articulación del tobillo tiene mayor probabilidad de lastimarse que cualquier otra del cuerpo.

Aún así, a pesar del uso continuo y de la tensión a lo largo de una vida, la articulación del tobillo es muy duradera.

El daño al cartílago es una de las características principales de la artritis, una enfermedad de las articulaciones que puede ser producto de numerosos factores. Las categorías principales de la artritis que afectan al tobillo incluyen:

  • Osteoartritis postraumática. Ésta se desarrolla como resultado de una fractura de tobillo o en ocasiones después de una torcedura grave. Es responsable de la mayoría de los casos de artritis de tobillo.Se puede desarrollar después de una fractura cuando se daña el cartílago. Suelen ocurrir problemas por artritis meses después del trauma, o pueden pasar años antes de que se presente el problema.
  • Artritis reumatoide. Constituye cerca de 10 a 15% de la artritis en tobillo. Con éste padecimiento, el sistema inmune ataca el recubrimiento de las articulaciones (membranas sinoviales), estableciendo una cascada de daños que pueden llegar a destruir la articulación.

Tratamientos conservadores

El objetivo de estos, es reducir el dolor articular y retrasar la necesidad de cirugía el mayor tiempo posible. Esto puede lograrse empleando diversas técnicas como modificar las actividades, perder peso y tomar medicamentos para el dolor y la inflamación. Las técnicas adicionales pueden incluir:

  • Férulas: Sostienen el tobillo en ángulo recto de manera que no se siente dolor debido al movimiento de la articulación. Es posible conseguirlas hechas a la medida o de tipo genérico; también pueden estar hechas de materiales sintéticos o de cuero duro.
  • Zapatos con suela en mecedora: Si se usan solos, ayudan a minimizar el movimiento del tobillo al caminar. En combinación con la férula o después de la cirugía de fusión articular, este calzado ayuda a compensar la pérdida de movimiento en la articulación y facilita el movimiento al caminar.
  • Plantillas a la medida: Pueden ayudar a reducir el dolor por artritis debido a la alimentación dispareja del tobillo mediante la inclinación de este último a una posición más equilibrada al caminar o estar de pie.

Opciones de tratamiento quirúrgico

Dependiendo de las características de la artritis, hay un sinnúmero de opciones quirúrgicas que pueden reducir o eliminar el dolor que ya no puede manejarse con opciones conservadoras. Las opciones quirúrgicas para la artritis leve pueden incluir:

  • Limpiar el área alrededor de la articulación: La eliminación de cartílago o crecimiento óseo que interfiere con el movimiento articular, puede ayudar a aliviar el dolor y quizá a retrasar la necesidad de cirugía más extensa.
  • Trasplante de cartílago:En personas con un área pequeña de daño cartilaginoso en la articulación del tobillo, es posible eliminar dicha área y reemplazarla con una nueva pieza de cartílago en la rodilla o de un donador cadavérico.
  • Realineación articular: La desalineación de la articulación del tobillo puede causar la distribución desigual de la fuerza en este sitio, llevando al desgaste acelerado de las zonas de cartílago.
  • Fusión articular: En el pasado, ésta se consideraba el estándar de oro para tratar la artritis dolorosa grave del tobillo. El procedimiento implica conectar el hueso de la pierna y del tobillo con tornillos, placas de hueso o barras. Con el tiempo, los huesos crecen fusionándose de manera permanente entre sí.
  • Reemplazo articular: Es  apenas en los últimos años que el diseño de los dispositivos mecánicos para reemplazar la articulación del tobillo ha evolucionado para volverse una alternativa viable a la fusión.

Por lo general, el reemplazo de tobillo no tiene tanto éxito como los de cadera y rodilla y el procedimiento es complejo, pues requiere cuidado adicional para obtener buenos resultados.

Referencias

  • Mayo Clinic Health Solutions. Edición en español.
Imágenes cortesía de imagepointfr y Pixelchaos


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste