¿Qué le sucede al cuerpo con la radioactividad?

estructura genética,  trabajadores de la planta nuclear, medidas preventivas adecuadas, partículas radiactivas, alteración en su estructura genética,
Medidas preventivas ante la radiactividad

Las personas expuestas a niveles altos de radiactividad no son, ni representan peligro para otros humanos por estar cerca de ellos, porque los seres vivos absorben la radiactividad, lo que puede provocar alteración en su estructura genética, de acuerdo con el tiempo y el grado de exposición, pero nunca emitir radiación, afirmó Esther López Bayghen Patiño, adscrita al Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

Ante las emisiones de radiación que se registran en tres de los reactores en la planta Dai-ichi de Fukushima, Japón, la investigadora también descartó que los alimentos provenientes de ese país representen un peligro, dado que al ser entes biológicos tampoco son fuentes radiactivas, aunque su estructura genética puede verse alterada y presentar problemas en caso de ingerirlos.

Desde esta perspectiva las personas con mayores probabilidades de daño son los trabajadores de la planta nuclear, pero sólo en caso de no tener las medidas preventivas adecuadas, como el uso de trajes especiales y el control del tiempo de exposición.

De acuerdo con la investigadora del Departamento de Genética y Biología Molecular, el epitelio del intestino y las células blancas de la sangre son los primeros puntos en sufrir los efectos de la radiación, y ésta se puede manifestar a través de mareos, baja de presión sanguínea o sangrados. Todo depende del tiempo de exposición y la cercanía.

Explicó que el tiempo en que tardan en aparecer los síntomas indican el nivel de daño que tienen. Si se presentan horas, días o pocas semanas después se habla de una afectación alta e incluso podría causar la muerte.

Entre menos expuestos estén, indicó la investigadora del Cinvestav, los síntomas tardan más en manifestarse, si la exposición es muy fuerte el daño es mayor, porque la lesión de las células es irreparable; sin embargo, estos casos son muy raros, sólo se han presentado en accidente nucleares como Hiroshima o Chernóbil.

Las partículas radiactivas provocan rompimientos en el Ácido Desoxirribonucleico (ADN)y dependiendo de la capacidad de exposición pueden generar daños irreparables o aberraciones cromosómicas. En estos casos puede evolucionar y contribuir al desarrollo de carcinomas, pero debe ser una exposición frecuente, alta y muy cerca del objeto de radiación.

Para la investigadora del Cinvestav la alarma de salud debe enfocarse a los empleados que están tratando de enfriar los reactores, mientras no se expongan mucho tiempo y utilicen la protección necesaria pueden evitar o minimizar el daño.

López Bayghen detalló que la radiación aplicada en algunas técnicas para combatir el cáncer no implica ningún peligro, porque la energía está focalizada a las células cancerosas, que se reproducen rápidamente y, al recibir la radioterapia se degrada el tumor.

La radiación absorbida se mide por milisieverts, en promedio, la normatividad permite desde 50 hasta 200, que es una cantidad segura para el personal que está expuesto frecuentemente.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste