Todos debemos trabajar juntos para responder enérgicamente a la amenaza del zika

La prevención más importante es el control eficaz de los mosquitos, presente en toda la región de las Americas, excepto en Canadá y Chile continental. Se requiere la acción de los gobiernos nacionales y locales, pero también de individuos, familias y comunidades para trabajar unidos en eliminar posibles criaderos dentro y alrededor de los hogares, lugares de trabajo y escuelas.

Carissa F. Etienne, Directora de la OPS informa a las autoridades sanitarias mundiales sobre el virus del Zika en las Américas.
Carissa F. Etienne, Directora de la OPS informa a las autoridades sanitarias mundiales sobre el virus del Zika en las Américas.
Aunque el zika es nuevo y se está propagando rápidamente en la región, los países están respondiendo proactivamente con el apoyo de la OPS/OMS. La reducción de las poblaciones de mosquitos es la prevención más importante y requiere una fuerte acción multisectorial de los gobiernos y de toda la sociedad.

El virus del Zika se está extendiendo rápidamente por las Américas y podría potencialmente llegar a todos los países de la región excepto Canadá y Chile continental, dijo hoy la Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, a los funcionarios de salud de todo el mundo que participan esta semana de la 138o sesión del Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra, Suiza.

¿Qué medidas se deben tomar para prevenir la infección por el virus del Zika?

La prevención consiste en reducir las poblaciones de mosquitos y evitar las picaduras, que suelen ocurrir principalmente durante el día. Con la eliminación y el control de los criaderos del mosquito Aedes Aegypti, disminuyen las posibilidades de que se transmita el zika, el chikungunya y el dengue. Se requiere de una respuesta integral que involucre a varias áreas de acción, desde la salud, hasta la educación y el medio ambiente.

Para eliminar y controlar al mosquito se recomienda:

  • Evitar conservar el agua en los recipientes en el exterior (macetas, botellas, envases que puedan acumular agua) para evitar que se conviertan en criaderos de mosquitos.
  • Tapar los tanques o depósitos de agua de uso doméstico para que no entre el mosquito.
  • Evitar acumular basura, y tirarla en bolsas plásticas cerradas y mantener en recipientes cerrados.
  • Destapar los desagües que pueden dejar el agua estancada.
  • Utilizar mallas/mosquiteros en ventanas y puertas también contribuye a disminuir el contacto del mosquito con las personas.

Para evitar la picadura del mosquito se recomienda tanto a personas que habitan en zonas donde hay casos como a los viajeros y especialmente a embarazadas:

  • Cubrir la piel expuesta con camisas de manga larga, pantalones y sombreros
  • Usar repelentes recomendados por las autoridades de salud y aplicar como indica las etiquetas
  • Dormir en lugares que estén protegidos con mosquiteros.

Si presenta síntomas de zika, dengue o chikungunya, acuda a un centro de salud.

Fuente: PAHO, Preguntas frecuentes sobre el virus/fiebre por Zika. Disponible en http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=9183&Itemid=41463&lang=es&hootPostID=61e057ba849b0ef8f2021bd0cc9be703

Etienne añadió, sin embargo, que los países de las Américas han estado respondiendo enérgicamente a la amenaza del zika en colaboración con la OPS/OMS y otros asociados internacionales. Esta cooperación continuará mientras los países trabajan para mitigar el impacto del virus. La prevención más importante es el control eficaz de los mosquitos, que requiere la acción de los gobiernos nacionales y locales, pero también de los individuos, las familias y las comunidades para eliminar posibles criaderos dentro y alrededor de los hogares, lugares de trabajo y escuelas.

La OPS trabaja en una región con una larga experiencia en la lucha contra las enfermedades transmitidas por mosquitos, incluyendo el dengue y el chikungunya“, señaló Etienne. “Felicito a Brasil, y a todos los otros 21 países de las Américas, por su pronta notificación bajo el Reglamento Sanitario Internacional (RSI).” El RSI es un instrumento legalmente vinculante por el cual los países miembros de la OMS se comprometieron a detectar, evaluar y notificar toda potencial emergencia de salud pública de importancia internacional.

La Directora General de la OMS, Margaret Chan, anunció que llamará a una reunión del Comité de Emergencia del RSI el 1 de febrero para discutir la epidemia de Zika y lo que hay que hacer a nivel mundial para enfrentar la enfermedad. El comité determinará si el brote constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional.

Acciones de la OPS/OMS

Desde mayo de 2015, 22 países y territorios de las Américas han informado a la OPS/OMS transmisión local de infecciones por el virus del Zika. La OPS/OMS prevé que el virus se extienda a todos los países de la región que tienen el mosquito Aedes, responsable de la transmisión del virus. El mosquito está presente en toda la región, excepto en Canadá y Chile continental.

La Directora de la OPS señaló que las acciones proactivas de colaboración sobre los brotes a nivel regional fueron puestas en marcha desde que Brasil informó a la OPS en mayo de 2015 la primera transmisión local de la enfermedad. Desde entonces, la organización ha estado trabajando estrechamente con los países afectados, movilizando personal y a miembros de la Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos (GOARN) para ayudar a los ministerios de salud en el fortalecimiento de sus capacidades para detectar la llegada y la circulación del virus del Zika, a través de pruebas de laboratorio y la notificación rápida. El objetivo ha sido asegurar el diagnóstico clínico preciso y el tratamiento para los pacientes, rastrear la propagación del virus y el mosquito que lo lleva, y promover la prevención, sobre todo a través del control del vector, que es clave.

La OPS/OMS viene trabajando con los países desde hace varios años en el control de vectores y en las próximas semanas reunirá a expertos de todo el continente americano para discutir estrategias nuevas, más eficaces e integradas, que ayudarían a reducir no sólo las infecciones por zika, sino también casos de dengue, chikungunya, fiebre amarilla y el virus del Nilo Occidental, las cuales se propagan por mosquitos y son problemas de salud pública importantes en las Américas.

Asimismo, la organización está apoyando la ampliación y el fortalecimiento de los sistemas de vigilancia en los países que han reportado casos de zika, de microcefalia y otras condiciones neurológicas que pueden estar asociadas con el virus. La vigilancia también está agudizándose en los países a los que el virus puede propagarse.

Además, la OPS/OMS ha estado trabajando con las autoridades sanitarias de Brasil, la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) de Brasil, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos para apoyar la investigación sobre zika, el embarazo y microcefalia, entre otras. En las próximas semanas, la OPS/OMS convocará a expertos para abordar las brechas de conocimiento científico que existen sobre el virus y sobre sus posibles efectos sobre los fetos, niños y adultos.

Dificultad en el recuento de casos

En una rueda de prensa tras la presentación de Etienne, expertos de la OPS/OMS explicaron que el recuento confiable de casos de infección por el virus del Zika son difíciles de obtener por varias razones:

  • Sólo 1 de cada 4 personas infectadas desarrollan síntomas
  • El virus sólo es detectable por pocos días en la sangre de las personas infectadas;
  • Las pruebas de anticuerpos -que pueden ser detectados por un período mucho más largo después de la infección- no pueden distinguir bien entre zika y otras infecciones similares como el dengue y el chikungunya;
  • Los médicos se enfrentan a grandes desafíos para distinguir entre los casos de zika y otras enfermedades con síntomas similares como dengue y chikungunya.

Sospecha de vínculo con la microcefalia

Aunque las infecciones por zika suelen causar sólo síntomas leves, las preocupaciones han aumentado por los informes de Brasil de un aumento inusual de casos de microcefalia -tamaño de la cabeza inusualmente pequeño- en recién nacidos en áreas donde el virus está circulando. Desde octubre, Brasil ha reportado más de 4 mil casos sospechosos de microcefalia en áreas con circulación de zika. Otras complicaciones también sospechosas de estar vinculadas con el virus, incluyen el síndrome de Guillain-Barré, un síndrome autoinmune.

Muchas preguntas quedan sin responder sobre los vínculos entre la enfermedad del virus del Zika, la microcefalia y el síndrome de Guillain-Barré“, señaló Etienne. “Aunque todavía estamos trabajando para establecer la causalidad con el zika, no podemos tolerar la posibilidad de que más bebés nazcan con malformaciones neurológicas y otras malformaciones, y de que más personas se enfrenten a la amenaza de parálisis debido al síndrome de Guillain-Barré. Todos debemos trabajar juntos para prevenir la propagación de esta enfermedad potencialmente debilitante“, aseveró.

Sitios de interés

Imagen cortesía de WHO


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste