Triglicéridos

Trigliceridos, grasa, temperatura corporal, hipertrigliceridemía, consumo de calorías, actividad física, tejido adiposo, sobrepeso,  obesidad, alimentos fritos, salud integral, enfermedades genéticas, diabetes, caminata,
Trigliceridos

¿A quién se le ocurrió inventar los triglicéridos?, ¿quién dijo que los seres humanos necesitábamos de estas cosas raras? Pues aunque no lo creas, los necesitamos. Juegan un papel muy importante en nuestro organismo.
Los triglicéridos son el principal tipo de grasa que se transporta por todo nuestro organismo. Luego de comer, digerimos las grasas de los alimentos y se liberan los triglicéridos a la sangre. Éstos son transportados a todo el organismo para dar energía o para ser almacenados como grasa.

El hígado también produce triglicéridos e, incluso, algunas veces los convierte en colesterol, así como también puede transformar cualquier exceso de energía en triglicéridos. Como son grasas, pueden ayudar a regular la temperatura corporal, a servir como almacén de energía en el tejido adiposo y como sostén para algunos órganos como el riñón. Sin embargo, cuando se elevan pueden causar una enfermedad que se llama Hipertrigliceridemia.

Qué pasa en tu cuerpo

Se consideran niveles altos cuando se encuentran por arriba de 150 mg/dl. Podemos saber en qué nivel se encuentran nuestros triglicéridos a través de un análisis de sangre (química sanguínea). Cuando están elevados, lo primero que ocurre es que se almacenan y generan un exceso en el tejido adiposo y como consecuencia desarrollamos sobrepeso u obesidad. En el interior del organismo se depositan en las venas o en las arterias creando una placa de grasa y esto aumenta el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular.

Dado que el hígado se encarga de metabolizar las grasas, al existir un elevado nivel de triglicéridos puede crear resistencia y ocasionar una inflamación de la misma forma que ocurre en el páncreas. Como resultado, la persona puede sufrir Pancreatitis.

Evita a toda costa

Hay enfermedades genéticas que elevan los niveles de triglicéridos. La diabetes, enfermedades del riñón y del hígado también los puede elevar. Sin embargo, los factores que influyen en mayor proporción en la elevación tienen que ver con el estilo de vida:

-Cuando en la alimentación existe un exceso en el consumo de calorías, especialmente provenientes de azúcares simples y de alcohol, ya que éste aumenta la producción de triglicéridos en el hígado.

-Si consumes muchos alimentos fritos, capeados o empanizados y grasas de origen animal.

-Cuando el sedentarismo es parte de tu vida, es decir, cuando la actividad física es poca o nula (menos de 15 minutos diarios).

Colesterol, sobrepeso, obesidad, diabetes
Colesterol

Vive saludablemente. Tú lo puedes lograr

Para mantener una salud integral necesitamos una dieta variada, completa y equilibrada que incluya todo tipo de alimentos. Esto te ayudará a mantener todas las funciones del organismo en perfectas condiciones.

Sigue estos sencillos pasos y verás que tu cuerpo lo agradecerá:

-Mantén un peso saludable, pues mientras más alto es el peso corres mayor riesgo de presentar triglicéridos altos.

-Controla el consumo de carbohidratos simples, estos se encuentran en el azúcar, miel, mermeladas, dulces, jaleas, refresco, entre los más comunes.

-Disminuye el consumo de grasa en especial la saturada. Procura no agregar aderezos cremosos ni mantequilla a la ensalada, evita helados de crema, lácteos enteros, carnes muy grasosas y la piel de pollo.

-Reduce o evita el consumo de alcohol. Se ha demostrado que el consumo excesivo (más de 2 copas al día) contribuye a elevar gravemente los triglicéridos.

-Come de 2 a 3 veces por semana pescado de aguas frías (trucha, macarela, salmón, atún y sardina), ya que el aceite de pescado por contener ácidos grasos omega 3 ayuda a reducir los niveles de triglicéridos.

-Aumenta el consumo de fibra; las verduras crudas y de hojas verdes, las frutas con cáscara, los cereales para desayuno, las barras y las galletas integrales así como la gelatina con fibra son buena opción.

-Media taza al día de leguminosas. Los mexicanos hemos dejado a un lado a tan rico y saludable alimento: los frijoles, habas, garbanzos, lentejas y alubias, por ejemplo, pueden ayudarte a disminuir los triglicéridos.

-Incluye ajos, cebolla, alcachofas y alfalfa en tu dieta. Puedes comerlos en ensaladas y platillos. ¿Se te antoja una fresca agua de alfalfa con limón?

-Una copa de vino tinto al día puede ayudarte a controlar o mantener en niveles adecuados los triglicéridos. Sin embargo, sólo es recomendable para aquellas personas que tienen un peso saludable y que su alimentación es similar a la dieta mediterránea (pescados, verduras). Por lo que la recomendación debe ser personalizada.

Realiza diariamente 20 minutos de actividad física, caminata, baile, natación o subir y bajar escaleras.

[[*LN. Mónica I. Hurtado González
Asesora Nutricional
mhurtado[arroba]yahoo[punto]com[punto]mx
Cel. 04455 20455063]]

Imagen cortesía de Jessica Pacheco Ramírez | Plenilunia


, , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste