Vital contar con sistemas sólidos para informar cualquier efecto secundario no deseado o reacciones adversas a los medicamentos, es necesaria la participación de todos

El aspecto más importante del monitoreo de la seguridad de los medicamentos es la información confiable y en tiempo real. Los profesionales de la salud (médicos, farmacéuticos, enfermeras, dentistas) son los más indicados para notificar sospechas respecto a las reacciones adversas como parte de la atención al paciente. Los pacientes también tienen un papel fundamental para informar correctamente a las autoridades y deben consultar a su médico tan pronto como detecten síntomas o reacciones no deseados. Tanto los profesionales de la salud como los pacientes deben informarlos incluso si tienen dudas sobre la relación precisa entre el fármaco administrado y la reacción.

icono de medicina en un túnel digital
Se debe trabajar para garantizar que los medicamentos funcionen de forma segura para todos.

La mayoría de las reacciones adversas se pueden prevenir

Muchas reacciones farmacológicas no deseadas pueden deberse a factores independientes del medicamento. Por ejemplo:

  • Siagnóstico incorrecto de la condición médica del paciente;
  • Prescripción de un medicamento inapropiado o dosis incorrecta del medicamento apropiado;
  • Una condición médica, genética o alérgica no detectada que pueda causar una reacción en el paciente;
  • Automedicación con medicamentos recetados;
  • No seguir las instrucciones para tomar el medicamento;
  • Interacciones con otras drogas (incluidas las medicinas tradicionales) y ciertos alimentos.

Pero los riesgos también pueden ocurrir porque:

  • La composición y los ingredientes de un medicamento no cumplen con los estándares requerido; lo que hace que sean ineficaces e incluso peligrosos.
  • El medicamento es falso, sin ingredientes activos o con ingredientes inapropiados.

Evaluar los medicamentos antes y después de que lleguen a los pacientes

Antes de que los medicamentos o vacunas estén ampliamente disponibles en los países, se prueban rigurosamente en pacientes y voluntarios sanos, respectivamente. Esto con el fin de descubrir qué tan bien funcionan para una enfermedad definida y qué tan seguros son. Para tener una visión completa de la seguridad de un producto; es importante seguir observando cómo funciona una vez que se utiliza ampliamente en una población.

Esto requiere un seguimiento cuidadoso del paciente y una mayor recopilación de datos científicos por parte de agencias locales, nacionales e internacionales organizadas.

Seguridad de los medicamentos durante la pandemia de COVID-19

El monitoreo internacional de la seguridad de los medicamentos es particularmente importante durante epidemias globales como la actual pandemia de COVID-19; y más aún cuando no existen vacunas o medicamentos comprobados para la enfermedad. A medida que se disponga de nuevas vacunas y tratamientos COVID-19, los profesionales de la salud y los pacientes deberán participar activamente en el seguimiento de los efectos de estos nuevos productos y notificar cualquier posible reacción adversa. Al analizar las reacciones notificadas, las autoridades farmacéuticas nacionales pueden tomar las medidas necesarias para un uso más seguro de los medicamentos; los científicos pueden evaluar los datos y, si es necesario, pueden activarse redes internacionales para abordar el problema.

El papel de la OMS para hacer que los medicamentos sean más seguros

La OMS promueve la seguridad de los medicamentos a nivel mundial a través de su Programa de Monitoreo Internacional de Medicamentos, que ayuda a los países a desarrollar políticas sólidas de farmacovigilancia, organiza talleres y capacitación práctica y establece redes para compartir información.

Una función importante del programa es fortalecer los sistemas nacionales de notificación y su contribución a VigiBase, la base de datos mundial de la OMS para reacciones adversas a medicamentos, gestionada por el Centro de Monitoreo de Uppsala en Suecia, e identificar posibles vínculos entre el uso de un medicamento y las reacciones adversas. Cuando surgen señales de problemas de seguridad de los medicamentos a través de la base de datos u otras fuentes, la OMS y el Centro de Monitoreo de Uppsala comparten la nueva información sobre reacciones adversas graves con todos los Estados Miembros de la OMS.

Un destacada desarrollo reciente de la OMS es la introducción de una aplicación móvil llamada “Med Safety”, lanzada conjuntamente en 9 países con Uppsala Monitoring Centre (Centro de Monitoreo de Uppsala) y Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido. La aplicación permite a los profesionales de la salud y a los pacientes notificar sospechas de reacciones adversas directamente a la base de datos de las autoridades nacionales. La OMS se está preparando para implementar la aplicación en más países una vez que esté disponible una vacuna COVID-19.

Imagen cortesía de lightsource


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste