Lo que debes conocer del síndrome de intestino irritable (SII)

Los pacientes con síndrome de intestino irritable deben de modificar su estilo de vida, identificar factores nutricionales, ambientales, personales y psicosociales detonantes del padecimiento. Alrededor de un 10 a 20% de la población experimenta a lo largo de su vida síntomas de SII.

Ilustración del aparato gastrointestinal humano y fondo abstracto azul con tonos claros
Una dieta saludable es fundamental para el control del síndrome de intestino irritable (SII)
Con la finalidad de ofrecer una capacitación continua a especialistas en enfermedades gastrointestinales, Medix ha iniciado una serie de sesiones sobre alimentación saludable para pacientes que sufren de hígado graso, reflujo gastroesofágico (ERGE), síndrome de intestino irritable (SII) y microbiota, y al que ha denominado Tour Gourmet, y con el que pretende crear una conciencia de cuidado a través una buena alimentación.

En esta ocasión los expertos platicaron sobre el síndrome de intestino irritable (SII) que “es uno de los trastornos gastrointestinales que se diagnostican con mayor frecuencia, además de ser la segunda causa de ausentismo laboral después del resfriado común”, señaló el Dr. Aldo Torre Delgadillo miembro del Departamento de Gastroenterología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán, y añadió que “alrededor de un 10 a 20% de la población experimenta a lo largo de su vida síntomas de SII, aunque sólo un 15% de ellos solicitan valoración médica”.

El SII es un trastorno que inicia con dolor abdominal y cambios en el intestino, los cuales pueden ir desde una distensión, cambios en la forma de las evacuaciones, diarrea, constipación, ruido o gas. Cabe destacar que los síntomas difieren de una persona a otra y pueden ser de leves a graves, aunque la mayoría de las personas suele presentar síntomas leves.

Se dice que una persona tiene este síndrome cuando los síntomas han estado presentes por al menos 3 días al mes durante un período de 3 meses o más. Aunque el dolor y otros síntomas con frecuencia se reducen o desaparecen después de una deposición. Sin embargo, los síntomas pueden empeorar si cambia la frecuencia de sus deposiciones. Las personas con SII pueden alternar entre estreñimiento y diarrea o, en su mayor parte, tener una u otra afección.

Factores que desencadenan el SII

Los factores que desencadenan el síndrome de intestino irritable pueden ser múltiples, por lo que se debe interrogar al paciente para identificar el estilo de vida que lleva, saber si hace ejercicio o es una persona sedentaria, saber su tipo de personalidad, conductas psicosociales y sobre todo el tipo de alimentación que lleva

Este padecimiento lo sufren tanto hombres como mujeres, aunque depende del predominio del SII para saber la prevalencia, por ejemplo:

SII con diarrea (SII-D):

  • Deposiciones disminuidas de consistencia > 25% del tiempo y deposiciones duras < 25% del tiempo.
  • Hasta un tercio de los casos.
  • Es más frecuente en hombres.

Mientras que el SII con constipación (SII-C):

  • Deposiciones duras > 25% de las veces y deposiciones disminuidas de consistencia < 25% de las veces.
  • Hasta un tercio de los casos.
  • Es más común en mujeres.

El SII se presenta principalmente entre los 15 y 65 años de edad, no obstante los pacientes suelen concurrir por primera vez al médico entre los 30 y 50 años. En México, por ejemplo, la prevalencia de SII en la comunidad utilizando los criterios de Roma II fue 16%, pero la cifra aumentó a 35% entre los pacientes hospitalarios, utilizando los mismos criterios”, puntualizó el Dr. Torre Delgadillo.

Sobre las terapias existentes el especialista dijo que a nivel mundial se utilizan una gran variedad de agentes para el tratamiento de los síntomas individuales del síndrome de intestino irritable tales como:

  • antiespasmódicos para el dolor
  • laxantes, fibra y agentes de volumen para la constipación
  • fibra
  • agentes de volumen y antidiarreicos para la diarrea
  • resinas de carbón para la distensión y gas
  • probióticos para modificar la flora intestinal
  • modificaciones al estilo de vida, dieta y ejercicio

El especialista recalcó que en los casos leves por lo general no hay necesidad de hacer consultas de seguimiento en el largo plazo, a menos que los síntomas persistan, es decir, que el paciente esté seriamente preocupado sobre su afección, que tenga diarrea durante 2 semanas, que la constipación persista y no responda al tratamiento, y que además, aparezcan signos de advertencia de posible enfermedad gastrointestinal grave:

  • Sangrado rectal
  • Anemia
  • Pérdida de peso no intencional
  • Antecedentes familiares de cáncer de colon
  • Fiebre
  • Un cambio importante de los síntomas

De igual manera, el Dr. Torre Delgadillo, resaltó que el tipo de alimentación tiene mucho que ver con los síntomas del síndrome de intestino irritable, y que al ser detectado que alimento es el que está afectando se debe de retirar de manera inmediata, asimismo existe relación con:

  • Consumo de alimentos (especialmente leche), edulcorantes artificiales, productos dietéticos o alcohol
  • Hábitos alimentarios anormales
  • Comidas irregulares o inadecuadas
  • Insuficiente ingesta de líquidos
  • Ingesta excesiva de fibras
  • Obsesión con la higiene en la dieta

Por último, apuntó que los pacientes con síndrome de intestino irritable deben de modificar su estilo de vida, identificar factores nutricionales, ambientales, personales y psicosociales detonantes del padecimiento. De igual manera, se debe estar al tanto de factores de riesgo o alarma, mencionados anteriormente, lo cual obligaría a un estudio más avanzado para descartar enfermedades concomitantes.

Imagen cortesía de megija


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste