Quitar el estigma del Déficit de Atención hará la diferencia

Hasta el día de hoy se llega a pensar que el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) una enfermedad que afecta sólo a niños; sin embargo cerca del 30 al 60% de los niños que tuvieron este padecimiento van a persistir con el problema en su vida adulta.

TDA (Trastorno por déficit de atención), diagnóstico, mal-diagnóstico de del TDA, causas de del TDA, Factor hereditario, Factor neuroanatómico, Factor neurofisiológico, hiperactividad, impulsividad, Desatención, Impulsividad, tratamiento Farmacológico, tratamiento de Psicoterapia,

Así lo dio a conocer en conferencia el Dr. Juan Enrique Vélez Escalante, neuropsiquiatra de la Clínica de Trastornos de la UNAM, quien mencionó que en México hay aproximadamente 2.4 millones de adultos con la enfermedad, que viven con discapacidad, problemas en el ámbito laboral y con trabajo para realizar actividades cotidianas.

Muchas personas con este padecimiento son considerados como flojos, irresponsables, lentos e incluso tontos, cuando en realidad lo que tienen es un problema para organizarse, poner atención y manejar sus tiempos; cosas que todos los demás damos por sentado porque lo hacemos de forma natural a las personas con TDAH les cuesta muchísimo trabajo”, explicó el psiquiatra.

Destacó que otro de los problemas importantes que presentan estas personas es la impulsividad; “muchos pacientes con TDAH hacen o dicen cosas sin pensar y esto termina por generarles problemas a nivel social y personal. A nivel familiar los pacientes con TDAH tienen casi 60% de problemas matrimoniales y el doble de riesgo de divorcios, destacó y agregó que los riesgos no están atribuidos a la enfermedad, sino a su falta de tratamiento.

Expuso además que en el cerebro de las personas con este trastorno están afectados o son disfuncionales los circuitos cerebrales que tienen que ver con las funciones de planeación, organización y control de impulsos.

Una buena parte de la carga de estos circuitos disfuncionales está en el lóbulo frontal del cerebro; éste es un órgano que funciona a través de sustancias que mandan señales, la dopamina y norepinefrina son las principales que manejan las señales en estas áreas afectada. No es que estén bajas o altas, sino que no están funcionando adecuadamente”, agregó el especialista.

Por su parte, la Dra. Leticia Munive Báez, Presidenta de la Sociedad Mexicana de Neurología Pediátrica A.C, incluyó que influye mucho la genética en esta enfermedad, ya si el papá tiene TDAH el riesgo de heredarlo supera el 75%; es decir que los factores ambientales sí modifican este tipo de enfermedades pero los genes determinan cómo se desenvolverá la persona.

Explicó que hay otros factores: “los niños que nacen prematuros y con bajo además del tabaquismo durante el embarazo también presupone un mayor riesgo de tener esta inmadurez a nivel de la corteza y del lóbulo frontal”.

Por otro lado, la Dra. Silvia Ortíz, Jefa del Departamento de Salud Mental y Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la UNAM, expuso que hay 3 estigmas graves alrededor de la enfermedad:

  1. Quien tiene este trastorno parece peor que si tuviera otras enfermedades

    “Pareciera un diagnóstico peor del individuo que tiene hipertensión arterial o diabetes. Estas tres enfermedades son crónicas y catastróficas en la calidad de vida de los pacientes; y no es más o menos, simplemente tiene manifestaciones diferentes. Tenemos que quitar la etiqueta y el mito de lo que significa el Trastorno por Déficit de Atención, expresó la especialista.

  2. Los padres de los pacientes o ellos mismos piden un estudio que compruebe lo que decimos los médicos

    La especialista destaca que hasta el momento no existe ningún estudio ni de laboratorio, ni de gabinete que demuestre esta irregularidad. “Los mapeos, encefalogramas y resonancias no darán un diagnóstico de déficit de atención; se han encontrado algunos parámetros pero no se da en todos los pacientes. Son datos aislados. En esta enfermedad el diagnóstico es clínico y las manifestaciones tienen que estar presentes en todos los ambientes donde se desarrolla el paciente; en la casa, en la escuela, el trabajo, hobbies, iglesia, y a donde vaya siempre va a mostrar las mismas señales de inatención e hiperactividad”, subrayó.

  3. Las personas tienen miedo de tomar medicamento por miedo a hacerse adicto

    “Ese es un mito muy grande”, expresó la psiquiatra, “los medicamentos que tenemos son avalados por instituciones internacionales, en las cuales se ha demostrado su eficacia y seguridad en el tratamiento”.

    Además aclaró que ningún medicamento de los que existe hasta ahora va a generar adicción; sin embargo hay pacientes que tienen asociado otro problema llamado “trastorno disocial”. “Tener asociada otra patología en déficit de atención como ansiedad o depresión incrementará el riesgo de abuso de sustancias, más no será por el medicamento prescrito”.

Señaló que si el paciente está estable con su tratamiento y está dando una buena eficacia en sus tres esferas: laboral, emocional y conductual no habría ninguna indicación de cambio de medicamentos. “La ventaja es tener una nueva alternativa al tratamiento con un mecanismo diferente que antes no teníamos”.

Recientemente se lanzó al mercado un medicamento profármaco que se ha utilizado en países europeos y en Estados Unidos; éste viene a complementar de manera efectiva las terapias para el tratamiento de TDAH en niños, adolescentes y adultos en México, su nombre es Vyvanse, (lisdexamfetamina dimesilato).

Las ventajas de este profármaco incluyen la mejoría de la disponibilidad de dos neurotransmisores (noradrenalina y dopamina), mensajeros químicos en el cerebro que ayudan a corregir el desequilibrio químico y reducen síntomas como la falta de atención, impulsividad e hiperactividad. Al ser un profármaco permite una larga duración del efecto, de 13 a 14 horas, pues se ingiere en una forma inactiva y al contacto con el torrente sanguíneo se activa para liberar la fórmula gradualmente.

Para concluir, el Dr. Juan Enrique Vélez Escalante señaló las siguientes cifras:

  • Aproximadamente el 43% de los pacientes con TDAH tienen problemas de depresión.
  • Cerca de 35% de los pacientes con este trastorno tienen problemas de ansiedad.
  • Cerca de casi el 9% de individuos con la enfermedad tiene problemas de consumo de sustancias.
  • 10% de estas personas son alcohólicas.
Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste