El día de San Valentín puede provocar rupturas amorosas, consejos para evitarlo

dos parejas ellas montadas en las espaldas de ellos
Algunas actividades que te recomendamos .shock | Benis Arapovic

A menudo podemos sentirnos muy presionados por el día de San Valentín, y esto le  puede ocurrir tanto a las personas que tienen pareja como a quienes están solteros. Esto se debe a la cantidad de publicidad y expectativas que se generan en torno a esta fecha, lo que ocasiona que ese día no necesariamente se relacione con el bienestar y la felicidad.

Tania Mijares, fundadora de Generación Felicidad, señaló que el bombardeo de mensajes que se produce cerca del 14 de febrero genera estrés en las personas, quienes en muchos casos se sienten obligadas a realizar planes “románticos” o comprar detalles amorosos, aunque quizá no tengan un deseo genuino de hacerlo, lo cual puede incluso llevar a rompimientos en las parejas.

Según un análisis realizado en 2012 sobre los estados de 10 mil personas en Facebook, las fechas en que la mayoría de las parejas se separan son dos semanas antes de Navidad y el día siguiente de San Valentín. Esta  es una evidencia del estrés que puede producirnos esta fecha.

En el caso de las personas solteras la situación se agrava, Mijares explicó que de acuerdo con la encuesta del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) de 2013, la mitad de la población de más de 12 años en México que está soltera, separada, divorciada o viuda, en fechas como éstas se sienten minoría porque la idea que se ha vendido en general es que la felicidad sólo es posible si se tiene pareja.

Conceptos como ´la media naranja´ o ´rehacer su vida´ aluden a que la persona no está completa y su vida no es plena hasta que tenga pareja” –señaló Mijares-. Y añadió que “esto se complica cuando, además, se traslada a esa persona que eventualmente podría llegar la responsabilidad de hacernos felices, de completar nuestra vida y hacernos sentir plenos”

Fechas como la Navidad o el Día del Amor nos pueden generar un ánimo colectivo en el que pareciera que no está permitido estar triste o en el que todo mundo debe repartir corazones; por lo que las personas que están atravesando una ruptura, una pérdida o que simplemente no empatizan con ese ánimo colectivo, pueden sentirse “inadecuados” o sentir un aislamiento social.

Tania Mijares recordó que uno de los aspectos fundamentales para que la persona tenga bienestar y trabaje en su felicidad es encontrar un propósito para su propia vida, más allá de si tiene una pareja. “Tener una pareja con quien compartir nuestro proyecto personal puede resultar muy satisfactorio y complementarnos como seres humanos, pero el objetivo es que nos sintamos completos en nosotros mismos, lograr una vida integral”.

Por ello, para este 14 de febrero, recomendó llevar a cabo diferentes acciones que ayuden a cultivar los cuatro ejes que expertos como Ken Wilber, han destacado como los fundamentos para lograr una vida integral: mente, cuerpo, espíritu y el yo profundo.

Algunas actividades que te recomendamos realizar en este 14 de febrero, solo o en pareja para calmar el estrés son:

  • Meditar
  • Practicar yoga o algún deporte que nos haga sentir bien
  • Dar o recibir un masaje
  • Cantar en voz alta y/o bailar
  • Escribir un diario o una carta a ti mismo
  • Cocinar y disfrutar una buena comida
  • Ayudar o hacer un favor a alguien
  • Identificar alguno de nuestros miedos y reconocerlo (primer paso para conocer nuestro yo profundo)

Publicaciones relacionadas