La Enfermedad de Ménière, una causa de vértigo que debe atenderse

El Dr. Jorge Madrigal, otorrinolaringólogo especialista en Enfermedad de Ménière y vértigo, explicó que la Enfermedad de Ménière es la tercera causa de vértigo vestibular periférica.
[/media-credit] El Dr. Jorge Madrigal, otorrinolaringólogo especialista en Enfermedad de Ménière y vértigo, explicó que la Enfermedad de Ménière es la tercera causa de vértigo vestibular periférica.
Muchas personas piensan que el mareo es causado porque no comieron bien o porque hicieron algún esfuerzo inesperado o porque se pusieron de pie muy rápido. Es importante tener claro, sobre todo si son personas mayores, que cuando llegan a sentir esos mareos, náusea o vómitos, deben acudir al médico desde el primer síntoma, porque es importante checarse y verificar si no es Enfermedad de Ménière porque de ser así, requiere tratamiento oportuno.

El Dr. Jorge Madrigal, otorrinolaringólogo especialista en Enfermedad de Ménière y vértigo, explicó que la Enfermedad de Ménière es la tercera causa de vértigo vestibular periférica.

“Su incidencia es de aproximadamente 40/100,000 por año y ocurre en ambos sexos entre 40 y 50 años, aunque puede ocurrir a cualquier edad, incluso en la infancia, por desgracia”. Los síntomas son la pérdida progresiva de la audición, zumbido en el oído y episodios de vértigo. Los pacientes normalmente presentan únicamente 1 ó 2 de estos síntomas, no todos al mismo tiempo, precisó.

El tratamiento para esta condición incluye terapia física, psicoterapia, terapia con medicamentos y terapia quirúrgica, tratamientos disponibles que pueden ser combinados.9

En conferencia de prensa los especialistas, con apoyo de Abbott, una compañía global del cuidado de la salud, explicaron que el diagnóstico del vértigo llega a ser complicado, ya que los pacientes se confunden con los primeros síntomas, de modo que es necesario generar mayor conciencia, informar y difundir la importancia de ir con el médico tan pronto se produzca el primer síntoma, y de esta manera obtener el tratamiento correcto.

Destacaron que es importante que el tratamiento se adapte al síndrome específico de vértigo experimentado. “La Betahistina es un análogo de la histamina (sustancia química presente en algunas células) y está indicada tanto para la enfermedad de Ménière, como para el tratamiento sintomático del vértigo vestibular”.

Se dijo que en México, el 42% de la población presenta al menos un trastorno del equilibrio en su vida, y es una causa frecuente de visitas en salas de emergencia. Un diagnóstico y tratamiento incorrecto puede generar costos significativos, derivados especialmente de pruebas de diagnóstico inefectivas e innecesarias.

El vértigo se define como la sensación de movimiento sin que en realidad exista movimiento alguno relacionado con la gravedad de la Tierra.1 Una causa específica, y que a menudo es asociada con dificultades terapéuticas considerables, es la enfermedad de Ménière. 2

Muchas personas mayores la llegan a padecer, pero frecuentemente no le hacen mucho caso al principio, de modo que cuando se diagnostican puede haber avanzado bastante la enfermedad.

De acuerdo con la información de los expertos, el vértigo es el resultado de muchos procesos fisiológicos o patológicos. Es una queja recurrente, que representa algo así como 5% de los servicios de hospitalización de medicina general, y la causa del 15 al 20% de las visitas al especialista en otorrinolaringología.3

Una alta incidencia de vértigo, especialmente en los ancianos, la sitúa entre los motivos más frecuentes de consulta médica y tratamiento. 4-7  El vértigo recurrente puede tener un impacto negativo considerable en la vida de quienes afecta. 8

Referencias:

1.     Committee on Hearing and Equilibrium. Committee on Hearing and Equilibrium guidelines for the diagnosis and evaluation of therapy in Meniere’s disease. American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Foundation, Inc. Otolaryngol Head Neck Surg 1995;113(3):181–185

2.     Lacour M, van de Heyning PH, Novotny M, Tighilet B. Betahistine in the treatment of Meniere’s disease. Neuropsychiatr Dis Treat2007;3(4):429–440

3.     Della Pepa C, Guidetti G, Eandi M. Betahistine in the treatment of vertiginous syndromes: a meta-analysis. Acta Otorhinolaryngol Ital2006;26(4):208–215

4.     Strupp M, Thurtell MJ, Shaikh AG, et al. Pharmacotherapy of vestibular and ocular motor disorders, including nystagmus. J Neurol2011;258(7):1207–1222

5.     Gamiz MJ, Lopez-Escamez JA. Health-related quality of life in patients over sixty years old with benign paroxysmal positional vertigo.Gerontology 2004;50(2):82–86

6.     Mira E. Improving the quality of life in patients with vestibular disorders: the role of medical treatments and physical rehabilitation. Int J Clin Pract 2008;62(1):109–114

7.     Cesarani A, Alpini D, Monti B, Raponi G; ENT Department, University of Milan, Milan, Italy. The treatment of acute vertigo. Neurol Sci2004;25(Suppl 1):S26–S30

8.     Perez-Garrigues H, Kuessner D, Benecke H. Patient baseline characteristics in an open-label multinational study of betahistine in recurrent peripheral vestibular vertigo: the OSVaLD study. Curr Med Res Opin 2007;23(11):2753–2761

9.     Strupp M, Brandt T. Diagnosis and treatment of vertigo and dizziness. Dtsch Arztebl Int 2008;105(10):173–180

Imagen cortesía de Genika


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste