Pacientes con Alzheimer, imitan las emociones de quienes los rodean.

Señora de la tercera edad y nieta
Las emociones de otras personas es un factor clave en el cuidado de los pacientes con Alzheimer

 

La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en todo el mundo. Puede resultar abrumadora no solo para quienes la padecen, sino también para sus cuidadores y familiares. El impacto de la demencia en los cuidadores, la familia y la sociedad puede ser de carácter físico, psicológico, social y económico.

También conocido como Alzheimer, el cual es una enfermedad progresiva, el Dr. Gabriel López Robles, Psicólogo y Director de Docencia y Asistencia de la Fundación Alzheimer “Alguien con quien contar”, comenta que esta enfermedad es degenerativa e irreversible de la corteza cerebral, la cual provoca deterioro en la memoria, pensamientos y conducta. Interfiriendo con la capacidad para realizar las actividades diarias.

Los primeros síntomas, señaló el Dr. Robles del Alzheimer pueden pasarse por alto ya que se asemejan a las señales del envejecimiento natural. Estos síntomas incluyen olvido, pérdida de la concentración, pérdida de peso sin explicación y problemas motrices, incluyendo dificultades leves para caminar.

Los síntomas del Alzheimer son:

• Pérdida gradual de la memoria.
• Angustia y depresión ante la disminución de las capacidades intelectuales.
• Desorientación en el tiempo y el espacio.
• Cambios de comportamiento y personalidad.
• Dificultad en el habla y en los movimientos.
• Deterioro en el contenido del pensamiento.
• Deterioro en la comprensión.
• Alteración del juicio.
• Preguntas repetitivas

Emociones en el paciente con Alzheimer

El especialista en neuropsicología destacó que conforme avance la enfermedad, llegará un momento en que la persona con Alzheimer no recuerde nada, sin embargo conservará la memoria emocional, es decir, aquella que le permite reconocer a las personas que lo cuidan, lo respetan y lo quieren.

“El enfermo se deja llevar por su memoria emocional y no por su razón, nunca pierde la capacidad de sentir. De ahí la importancia de dar al paciente calidad de vida, con mucho cariño”, puntualizó.

El Dr. Robles explica que los pacientes tienen sensibilidad a las emociones de otras personas y puede ser un factor clave en el cuidado de las personas con Alzheimer. Si quienes los cuidan están enojados o ansiosos, los pacientes copiarán estas emociones, pero si por el contrario, están calmados y alegres, entonces los pacientes con Alzheimer reflejarán estas emociones positivas.

“Por esta razón, vale la pena que quienes están a cargo del cuidado de las personas con Alzheimer, ya sean familiares o enfermeros profesionales, piensen que cada emoción que ellos sienten es copiada por el paciente”, destacó el especialista.

El Dr. Gabriel López Robles, afirma, la familia y los amigos del paciente deberán, procurar que el paciente, tenga mejor calidad de vida, al menos a nivel emocional, procurar proyectar tranquilidad y alegría. Esto con el fin de que el contagio emocional sea positivo y se genere una empatía recíproca entre los cuidadores y el paciente.

La rutina o desinterés en el trato de quienes los cuidan, pensando que no recuerdan lo que les sucede, pueden trasmitirles: tristeza, frustración y soledad, aunque no recuerden a qué se deben esos sentimientos.

Algunas recomendaciones para tratar a un paciente con Alzheimer son:

• Hacer de su entorno un ambiente agradable.
• Tono de voz cálido.
• Potencializar la comunicación no verbal de forma positiva.
• Actitudes positivas y cálidas.
• Visitarlos y acompañarlos.

Por su parte la Lic. Gabriela de León de la Barra Haro, Directora de la Fundación “Alguien con quien Contar I.A.P.”, comenta que en nuestro país existen pocos centros de atención especializados en la atención de estos pacientes de manera ambulatoria y menos institucionalizada. Hay poca o nula atención con enfoque preventivo que permita retardar el deterioro cognitivo y funcional.

“Esta fundación brinda seguridad y bienestar a personas con demencia, promoviendo para ellos y sus familiares un sentido de vida, así como cuidar al enfermo, procurar que la familia del enfermo disponga de tiempo libre, para dedicarse a todo aquello que normalmente hacía sin tener que recurrir al asilo, o al hospital, ayudar a evitar el agobio, el riesgo de colapso y el maltrato del paciente”, señala la directora De la Barra.

“Alguien con quien Contar I.A.P.”, cuenta con profesionales en áreas como psicología, trabajo social, terapeutas físicos, terapia ocupacional, nutriólogos, geriatras e investigadores. La atención de la demencia implica un enfoque multidisciplinario que requiere atención y cuidado en los pacientes para lograr que tengan una mejor calidad de vida”, concluyó la Lic. Gabriela de León.

Para mayor información:
www.alzheimer.org.mx

Crédito de imagen  Alexraths

Imagen cortesía de Rubí Rodríguez Rosales | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México (UVM). Cuenta con amplia experiencia en el sector salud; trabajó en Revista “Cirujanos Plásticos” como reportera y especialista en artículos de salud y belleza. Colaboró en Explota Radio UVM en el área de producción y capsulas especiales; ha sido coordinadora de 7 distribuidores de camas terapéuticas para personas de la 3° edad, en Grupo Guilmsa, Financiera en el Sector Salud. Twitter @rubirosaless

, , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste