Pérdida de cabello

piel, uñas, autoestima, mala alimentación, factores externos, alopecia, alopecia difusa, factores, hereditarios, herencia, hormonas,
Factores externos que dañan tu cabello

El cabello al igual que la piel y las uñas se hallan en constante renovación y su metabolismo y regeneración son muy sensibles.

En las mujeres la incidencia de pérdida de cabello es menor que en los hombres, pero más catastrófica cuando de imagen y autoestima se habla. Para una mujer el cabello es un accesorio que puede ayudarla a reinventarse cada día con sólo cambiar el peinado, por lo que perderlo no es una opción. La alopecia difusa se presenta en el 40% de las mujeres al menos una vez en su vida.

Una pérdida de hasta 100 cabellos al día es normal, pero si se presenta en mayor cantidad o se nota una pérdida de densidad del cabello es probable que sea por alopecia. Tanto para hombres como para mujeres la pérdida de cabello es un problema, pero en ellos no significa un complejo mayor, ya que el raparse o tener la “coronilla” sin pelo es cada vez más aceptado socialmente.

Existen diferencias entre cómo pierden el cabello las mujeres y los hombres. Los hombres pierden el cabello de forma total o por zonas específicas (alopecia androgenética) y las mujeres lo pierden en su mayoría de forma difusa (alopecia difusa), es decir afecta a todo el cuero cabelludo y puede ocurrir a cualquier edad.

En las mujeres pueden influir muchos factores, entre ellos la herencia, hormonas, mala alimentación, carencia de vitaminas y minerales, el embarazo, tratamientos con químicos (tintes, decoloraciones, permanentes), factores externos, como pueden ser; el sol, el cloro en el agua, el calor intenso provocado por secadoras, planchas, tenazas, etc. En los hombres el factor determinante es la herencia, es muy probable que si el papá y el abuelo padecieron caída del cabello, el hijo la padezca también, ya que lo trae en su código genético.

Actualmente existen una cantidad de posibilidades para tratar la pérdida de cabello, desde clínicas de injerción capilar, medicamentos, suplementos alimenticios a base de proteínas y aminoácidos, remedios caseros, etc., pero lo ideal es consultar a un dermatólogo para identificar el origen.

Hay algunas recomendaciones básicas, que a pesar de cualquier factor, es necesario llevar a cabo:

* Lavado diario del cabello para mantenerlo limpio y libre de grasa en el folículo, evitar el enredo y cepillarlo constantemente.

* Alimentación rica en frutas y vegetales que aportan los nutrientes básicos para el mantenimiento del cabello.

* Evitar grasa saturadas que al cuerpo es difícil de eliminar.

* Evitar el uso de químicos agresivos para la corteza capilar, secadoras y pinzas de planchado, las cuales someten al cabello a un calor excesivo, deshidratándolo y por consecuencia haciéndolo más débil.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste