Fuente

España expone sus políticas y reafirma su compromiso por reducir impacto de enfermedades no transmisibles ante ONU

Compártelo en tus redes sociales
  • more
Tiempo estimado de lectura 6 minutos, 1,264 palabras

España trabaja en la reducción del impacto de las enfermedades no transmisibles, para mejorar la autonomía y la calidad de vida de los ciudadanos y favorecer el crecimiento social y económico.

secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas en el podium de Naciones Unidas

La secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, interviene ante el Plenario de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la revisión del progreso alcanzado en la prevención y control de las enfermedades no transmisibles

Si hubiéramos puesto en práctica el conocimiento que tenemos sobre las causas, factores de riesgo y medidas preventivas contra las enfermedades no transmisibles se habrían evitado 36 millones de muertes en todo el mundo, 28 millones de ellas en los países menos desarrollados. Además, habríamos podido ganar 500 millones de años de vida y ahorrar 500 millones de dólares. Es mucho lo que podemos hacer para prevenir estas enfermedades”, Pilar FarjasSecretaria general de Sanidad y Consumo de España

Así lo expresó la secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, en el Plenario de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la revisión del progreso alcanzado en la prevención y control de las enfermedades no transmisibles, que se ha celebrado esta semana en Nueva York. Farjas, en representación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha reafirmado el compromiso de España con la prevención y control de estas patologías, y para reducir su impacto en la población.

En este sentido, la secretaria general ha renovado el compromiso del Gobierno con la declaración política adoptada en 2011 por la Asamblea de la ONU para el control de estas enfermedades, como las cardiovasculares, el cáncer, etc. Esta declaración “representó un hito en la lucha mundial contra las enfermedades no transmisibles”, ha señalado Farjas, y en los últimos dos años “hemos asistido a una creciente atención a las mismas en las agendas de salud nacionales e internacionales”, bajo el liderazgo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se refleja en el Plan de Acción Global, los objetivos e indicadores acordados y la Task Force de Naciones Unidas.

En España, Farjas ha recordado la reducción de la morbilidad y la mortalidad en enfermedades cardiovasculares y respiratorias en los últimos años, como consecuencia de la legislación que limita el consumo de tabaco en público. En concreto, los ingresos hospitalarios por infarto de miocardio se han reducido en un 3.8%.

La secretaria general ha destacado, asimismo, la Estrategia para el Abordaje de la Cronicidad en el Sistema Nacional de Salud, aprobada en 2012. En ella, se establecen 20 objetivos encaminados a reorientar los servicios hacia la prevención y la atención integral de las condiciones de salud de carácter crónico. También, la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención del Sistema Nacional de Salud, aprobada en 2013, que tiene como objetivo “promover entornos y estilos de vida saludables”. En esta estrategia se proponen intervenciones para actuar en los ámbitos de nutrición, actividad física, tabaco, alcohol, lesiones y bienestar emocional.

En ambas estrategias, ha señalado, “se consideran instrumentos y cauces de coordinación entre los servicios sanitarios y los servicios sociales, además de un enfoque de salud en todas las políticas”. Para todo ello se ha contado con la participación activa de la administración pública, los profesionales sanitarios, las sociedades científicas y las asociaciones de pacientes.

Por último, la secretaria general ha explicado que el Gobierno de España está también comprometido en la lucha contra la obesidad infantil, que se encauza a través de la Estrategia NAOS. “Trabajamos con el sector privado en acuerdos dirigidos a la reducción del contenido en sal y en grasas de los alimentos, con un número creciente de empresas del sector alimentario que se adhieren a estos acuerdos”.

En su intervención Farjas ha manifestando el compromiso de España por seguir colaborando con las iniciativas de la UE, la OMS y para intercambiar buenas prácticas con otros países para avanzar en la reducción del impacto de las enfermedades no transmisibles.

Farjas ha participado también en el Panel de Debate “Trabajando juntos para acelerar el progreso sobre enfermedades no transmisibles, organizado por la International Food and Beverage Alliance (IFBA).

En donde declaró que sobre todo, es necesaria una “visión de salud en todas las políticas”. En este sentido, ha ofrecido compartir las actuaciones que se están llevando a cabo en España, que pueden servir de ejemplo para otros sistemas de salud, y ha establecido cuatro ejes fundamentales en las estrategias que se están implementando en nuestro país:

  1. El primer eje es la promoción de estilos de vida saludables. Farjas ha recordado la legislación sobre la limitación del consumo de tabaco en espacios públicos, que ha reducido la morbi-mortalidad en las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, además de reducir un 90% la contaminación en bares y restaurantes. En la misma línea, la prevención de la obesidad, a través de la estrategia NAOS y la creación del Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, así como la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención, publicada en 2013, que va a identificar “buenas prácticas para implementarlas en todo el país.
  2. En segundo lugar, la colaboración internacional. España participa activamente en las iniciativas lideradas por la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud, como la Declaración de Viena sobre Nutrición y Enfermedades No Transmisibles, el Plan de Acción sobre Nutrición de la OMS o el Plan de Acción de la UE sobre Obesidad Infantil 2014-2020.
  3. En tercer lugar, la puesta en marcha de estrategias sobre las enfermedades de mayor prevalencia: cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares. Estas estrategias cuentan “con la implicación de todos los sectores: las administraciones, científicos, profesionales y la sociedad civil. En concreto, Farjas ha mencionado la Estrategia de Abordaje de la Cronicidad, necesaria para abordar la complejidad del envejecimiento de la población y del aumento de las enfermedades crónicas.
  4. En cuarto lugar, la colaboración con todos los sectores. En este sentido, la secretaria general ha subrayado las políticas para reformular productos y ayudar a los consumidores a “tomar las decisiones más sanas”. Un ejemplo es la reducción del consumo de sal, un compromiso con la Federación Española de Alimentación y Bebidas.

Farjas también ha recordado el acuerdo con los productores de carne para reducir un 10 por ciento el contenido de sal y un 5% el de grasa en sus productos.

Asimismo, ha subrayado la firma del Código PAOS de corregulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a menores, que se ha ampliado al ámbito de internet y a los niños de hasta 15 años, y que ha sido suscrito por 45 de las principales empresas.

También, la campaña HAVISA, con la que 24 de las mayores empresas del sector de la alimentación han introducido mensajes sobre la dieta saludable y la importancia de la actividad física en su publicidad en televisión durante 2013 y 2014.

Crédito de la imagen Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad | España

Autor
Plenilunia Salud Mujer
Plenilunia Salud Mujer

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Logotipo RSS, cuadro naranja con punto y dos parentesis Logotipo Twitter, ilustración de un pajaro volando en fondo azul ó Logotipo Facebook, letra efe en color blanco con fondo azul.


Publicidad

Recomiendanos en




Traductor

    Translate to:

Consulta por fecha

julio 2019
L M X J V S D
« Jun    
 1 2 3 4 5 6 7
 8 91011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Publicidad

¡ Bienvenida(o) !