Pérdida repentina del sentido del olfato ¿puede ser un indicador clave de COVID-19?

Un especialista en oído, nariz y garganta de la Universidad de Cincinnati publica en un estudio información para tener una pista que puede ayudar a diferenciar e identificar la enfermedad de COVID-19 de otros padecimientos con síntomas similares.

Ahmad Sedaghat, MD, PhD
Ahmad Sedaghat, MD, PhD

Los médicos reconocen cada vez más la importancia de la cavidad nasal en la determinación de la fisiología de COVID-19, explica Ahmad Sedaghat, profesor asociado en el Departamento de Otorrinolaringología-Cirugía de Cabeza y Cuello de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati y un médico de UC Health especializado en enfermedades de la nariz y los senos paranasales.

COVID-19 no está asociado con los síntomas que generalmente están asociados con un resfriado viral como el bloqueo nasal o la producción de moco“, dice Sedaghat. “Esta distinción es también la razón por la cual es bastante fácil distinguir COVID-19 de las alergias estacionales“.

COVID-19 está relacionado con una combinación única de síntomas nasales: una pérdida repentina del sentido del olfato, también conocida como ‘anosmia‘, sin obstrucción nasal“, comenta Sedaghat. “La aparición de anosmia de forma repentina sin obstrucción nasal es altamente predictiva de COVID-19 y debería desencadenar al individuo en la cuarentena inmediata con caso presunto de COVID-19“.

La mayoría de las personas que experimentan la enfermedad COVID-19 informan síntomas de 2 a 14 días después de la exposición, como fiebre, tos y falta de aliento. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, se necesita asistencia médica si las personas tienen problemas para respirar, presión persistente o dolor en el pecho o confusión o incapacidad para despertarse. Para la mayoría, la recuperación llega sin requerir ayuda.

Te recomendamos:  En constante desarrollo Plataforma de Información Geográfica sobre COVID-19 permite conocer evolución de la enfermedad en México

Las conclusiones de Sedaghat están disponibles en línea en el artículo “Sinonasal pathophysiology of SARS-CoV-2 and COVID-19: Asystematic review of the current evidence 1  publicado en la revista académica Laryngoscope Investigative Investigative Otolaryngology, donde explica que la anosmia sin obstrucción nasal es “un indicador altamente específico de COVID-19”.

Sus hallazgos se basan en su revisión de 19 estudios que describen los trastornos sinusales y nasales informados en relación con el coronavirus actual. El artículo publicado por Sedaghat también hace referencia a un estudio reciente dirigido por los médicos Dominique Salmon y Alain Corré, que muestra que de un grupo de 55 pacientes que presentan anosmia sin obstrucción nasal, el 94% dio positivo en la prueba de COVID-19 mediante muestra nasal en  PCR (reacción en cadena de la polimerasa por sus siglas en inglés polymerase chain reaction).

Sedaghat dijo que COVID-19 puede propagarse cuando el virus, cuando está presente en el cuerpo, se produce en el revestimiento de la nariz y luego se libera en el moco. “Cuando alguien estornuda, esta mucosidad, que contiene el virus, se pulveriza hacia afuera. Del mismo modo, si alguien se limpia la nariz y luego toca las superficies sin lavarse las manos primero, eso podría provocar la propagación de COVID-19“, explicó.

La pérdida del olfato puede ocurrir en cualquier momento en que un individuo esté infectado con COVID-19, pero cuando esto ocurre como un síntoma inicial es particularmente instructivo, dice Sedaghat.

Una pérdida repentina del sentido del olfato no llevaría a la mayoría de las personas a pensar que tienen COVID-19“, explica Sedaghat. “Estas personas podrían continuar con sus actividades habituales y propagar la enfermedad como portadores. Las pautas sobre cuándo realizar la prueba formal de COVID-19 siguen siendo fluidas en el contexto de pruebas limitadas. Pero si alguien experimenta anosmia sin obstrucción nasal, además de la cuarentena, no sería irrazonable comunicarse con el médico de atención primaria para hacerse la prueba“.

Te recomendamos:  Se realizó Quinta Jornada Nacional de Continuidad de Servicios del IMSS; llega a 123% de la meta en consultas, cirugías y detecciones

Sedaghat menciona que la cavidad nasal es probablemente el principal sitio de entrada e infección por COVID-19, ya que al menos el 90% del aire inhalado ingresa al cuerpo a través de la nariz. “La producción de virus nasal está en niveles muy altos y tiende a ocurrir temprano en el proceso de la enfermedad, mientras que los pacientes todavía están asintomáticos o tienen síntomas muy leves“, afirma.

Imagen cortesía de Colleen Kelley/UC Creative + Brand


Referencias

  1. ,,,; Sinonasal pathophysiology of SARS-CoV-2 and COVID-19: Asystematic review of the current evidence; Laryngoscope Investigative Investigative Otolaryngology; DOI: 10.1002/lio2.384; Disponible en el URL : ; Consultado el 18/04/2020

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , ,

Temas relacionados