Primeros registros sobre cáncer, ¿de quiénes son?

El cáncer es la segunda causa de muerte en muchos países de altos recursos como los Estados Unidos. Hoy se estima que cerca de la mitad de los hombres y un tercio de las mujeres de la población del total de los Estados Unidos desarrollarán cáncer en algún momento a lo largo de su vida. En la actualidad, existen millones de personas que viven con cáncer o que lo han padecido.

 El origen de la palabra cáncer se le atribuye al médico griego Hipócrates.

El origen de la palabra cáncer se le atribuye al médico griego Hipócrates.
El origen de la palabra cáncer se le atribuye al médico griego Hipócrates, considerado “el padre de la medicina”. Hipócrates usó los términos carcinos y carcinoma para describir los tumores formadores y no formadores de úlceras. En griego, estas palabras designan al cangrejo y probablemente se hayan empleado para nombrar la enfermedad en alusión a las proyecciones alargadas del cáncer, que remiten a la formación del crustáceo.

El médico romano Celso, más adelante tradujo el término griego como cáncer, la palabra en latín para cangrejo. Galeno, otro médico romano usó la palabra oncos (“hinchazón” en griego) para descubrir los tumores. Si bien la analogía con el cangrejo propuesta por Hipócrates y Celso aún se usa para describir los tumores malignos, el término de Galeno actualmente forma parte del nombres del estudio y la práctica de esta ciencia: la oncología.

El cáncer ha existido desde el surgimiento de los primeros organismos complejos de la Tierra. Se ha observado la presencia de sarcomas en restos óseos de dinosaurios y de nuestro predecesor, el Pitecantropus erectus, aunque aún existe cierto grado de incertidumbre sobre estos diagnósticos.

El cáncer también aquejó a nuestros ancestros. Los estudios arrojaron clara evidencia de la presencia de cáncer en momias del antiguo Egipto. Resulta interesante que, si bien el análisis de 88 momias adultas y cinco infantiles presentaban tumores en los hueso, la nasofaringe y la boca, no se detectaron tumores de los más comunes hoy en día, como el de mama, colon, estómago y pulmón.

El cáncer ha sido descrito por escritores de la antigua Grecia, de Roma y Persia,  ha sido incluido y tratado en textos medievales. El egiptólogo estadounidense Edwin Smith sacó a la luz lo que se conoce con el nombre de papiro de Edwin Smith, un manual quirúrgico del 2500 a. C. con una compilación de casos quirúrgicos de los cuales el número 45 contiene algunos de los primeros textos sobre el cáncer de mama.

Hipócrates describió los casos de cáncer de mama en detalle. Asoció la interrupción del sangrado menstrual con el cáncer de mama y buscó establecer el ciclo menstrual en las jóvenes que sufrían la enfermedad.

Su detallada descripción del curso inexorable del cáncer de mama está vigente en la actualidad. Descubrió que en los senos aparecen tumores sólidos que se van haciendo cada vez más rígidos, no contienen pus y se propagan a otras partes del cuerpo. A medida que la enfermedad avanza, la paciente comienza a desarrollar un gusto amargo en la boca, siente rechazo por la comida, desarrolla un dolor que se inicia en los senos y se irradia al cuello y a los omóplatos, se siente sedienta y sufre una abrupta pérdida de peso. Al llegar a este punto era una muerte segura. Él no recomendaba ningún tipo de tratamiento para los cánceres de mama ocultos, ya que cualquier terapia resultaba inútil y acortaba la vida del paciente.

La medicina griega fue una gran influencia para los médicos de un Imperio Romano en pleno auge. Cerca del año 30 d. C., el médico romano Aulus Cornelius Celso advirtió que el cáncer con frecuencia se desarrollaba en los senos femeninos. En su primera observación, Celso describió al cáncer de mama como flores de tomillo. Celso recomendaba la extirpación de las úlceras incurables, pero no aconsejaba ningún tratamiento para los otros estadios.

En situaciones de incertidumbre, el tumor se trataba primero con cáusticos, y si los síntomas mejoraban, se trataba de una úlcera; si empeoraban, era un carcinoma. Algunas de las masas en las que el tratamiento dio resultado pueden haber sido fibroadenomas, tumores filoides o incluso tuberculosis.

Referencias

  • Antecedentes históricos del cáncer. Capítulo 1 del libro del International Prevention Research Institute, Estado de la Oncología. Peter Boyle, Richard Sullivan, Christoph Zielinski, Otis W Brwley. 2013.
Imagen cortesía de georgios


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste