México continúa con esquemas de antirretrovirales para personas sin derechohabiencia que viven con VIH tratamiento durante la pandemia de SARS- CoV-2

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, la directora general del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/Sida (Censida), Alethse de la Torre Rosas, informó que en México se brindaron más de 39 mil esquemas de antirretrovirales para personas sin derechohabiencia que viven con VIH, lo que ha permitido continuar con el tratamiento durante la pandemia de SARS- CoV-2.

Alethse de la Torre Rosas mencionó que actualmente gracias al tratamiento antirretroviral las personas que viven con VIH tienen calidad de vida similar a una persona que no vive con ella y lo mismo para su sobrevida. Por lo que es fundamental convocar para identificar a estas personas y que se les pueda vincular a una atención integral, a un tratamiento efectivo.

Subrayó que en México cuando las personas conocen su diagnóstico y inician tratamiento, su probabilidad de tener supresión viral, es decir, que un tratamiento efectivo y que realmente esté inhibiendo al virus sin presentar los efectos secundarios de esta infección, es muy alta.

Datos de la incidencia

Con respecto a los casos nuevos son es más frecuente en adultos jóvenes, adolescentes y adultos hasta los 44 años que en otros grupos poblacionales. Pero también se puede presentar en personas arriba de 45 años, 60 años o más y también en población infantil.

Por lo que hizo un llamado para “dejar el estigma, dejar la discriminación atrás y poder empezar a generar un pilar de salud sexual que nos permita tener un acceso a esta vinculación de pruebas y tratamiento efectivo“.

Epidemia concentrada

En México se tiene una epidemia concentrada donde la población clave, las poblaciones vulneradas tienen un mayor riesgo de tener infección por VIH. Pero también existen municipios con una mayor incidencia, y con una mayor frecuencia de número de casos nuevos de la infección por VIH.

Por lo que se deben hacer acciones que sean focalizadas, una estrategia territorial y que permite identificar otras brechas que se presentan en esta población. La pandemia por VIH se tiene que ver desde un contexto social, desde la parte del resto de las barreras, desde otra serie inclusive de enfermedades y problema en términos de salud pública, como es tuberculosis, salud mental, adicciones, hepatitis. Lo que nos permitirá tener estrategias que funcionen al poner al individuo y a las comunidades en el centro.

Detalló que un 72% de los municipios con mayor número de nuevos casos se encuentran en el sureste del país.

Metas internacionales para VIH

Al referirse al control y de las metas internacionales para VIH, declaró que “nos quedábamos casi siempre en los primeros tres, ahora que estamos ya en 2020 tenemos que seguir al siguiente elemento que es el para el 2030 qué es lo que necesitamos“.

Esto significa incluir otro elemento esencial: la atención integral de las personas; la calidad de vida en salud de las personas que viven con VIH. Para lograrlo, es necesario tener sistemas que realmente se encuentren:

  • centrado en el curso de vida
  • identidad sexogenérica
  • región de residencia
  • sistemas de salud libres de estigma y discriminación
  • y que tienen diferentes elementos que se concatenan entre sí

Prevención, por primera vez se envían condones femeninos y recursos para la compra de lubricantes

Uno de ellos es la prevención, un programa de condones. Los condones no es nada más el envío de los condones, requiere condones, los lubricantes, toda una serie de capacitación. Es importante señalar que para este año, para las poblaciones vulnerables se incrementó significativamente el número de condones masculinos, y por primera vez se envían condones femeninos y recursos para la compra de lubricantes.

La profilaxis evidentemente, preexposición que en ocasiones se presenta con violencia sexual o bien otro tipo de exposición que se llega a presentar y, evidentemente, una estrategia dentro de esta prevención combinada que incluya la detección, consejería, los cambios en términos de la detección y aprovechar estas oportunidades.

Otras infecciones de transmisión sexual

Destacó que cuando una persona acude a realizarse una prueba de VIH es una oportunidad para también identificar otras infecciones de transmisión sexual, como sífilis, otras infecciones que se presentan y es importante también describir y descartar, como serían las hepatitis virales.

Por lo que se debe contar con servicios amigables y un sistema de retención que ademas de dar un antirretroviral, se incluya en la atención integral, incluyendo comorbilidades.

Lo que nos permite avanzar en la optimización del tratamiento antirretroviral. 79% de las personas que viven con VIH en México y que no tienen derechohabiencia están con regímenes de una sola tableta al día. Lo que representa un cambio también significativo en la calidad de vida de las personas que viven con VIH.

Discriminación en México

Afirmo que de acuerdo a una encuesta del impacto de COVID-19 en las personas que viven con VIH en abril del 2020, se observaba para la región y México que existía el miedo a la discriminación.

En México, de acuerdo a datos de esta encuesta, 3 de cada 10 personas que viven con VIH se abstenían de acudir a servicios de salud durante la pandemia por temor a sufrir discriminación. Lo que representa una barrera que se debe cambiar para hacer servicios que sean realmente amigables, adecuados, accesibles, pero sobre todo que se encuentren libres de estigma y discriminación.

Por lo que se ha iniciado una campaña de comunicación dirigida a este elemento y se ha trabajado con diferentes instituciones, con CNDH, con Conapred, para tener un curso dirigido a los servicios de salud al respecto.

Disminución de la transmisión vertical de VIH

A nivel mundial las mujeres y las niñas representan el 48% del total de nuevas infecciones por VIH, y en México 1 de cada 5 personas viviendo con VIH son mujeres, cis y trans; y 8 de cada 10 mujeres viviendo con VIH adquirieron la infección a través de una pareja estable.

Para disminuir esta transmisión vertical existen los tratamientos antirretrovirales, disponibles en el país en caso de que se diagnostique ya al final del embarazo la mujer viviendo con VIH. Esto va a disminuir significativamente, 95%, el riesgo de transmisión de la infección de la mamá hacia la bebé.

¿Quiénes debemos hacernos las pruebas?

Todas las personas que tengan vida sexual activa al menos una vez al año, mujeres embarazadas en el primer y tercer trimestre del embarazo, personas usuarias de drogas inyectables, al menos cada 6 meses.

Un diagnóstico temprano, y el inicio oportuno del tratamiento garantiza la calidad de vida de las personas.

Llamado de corresponsabilidad

  1. Para combatir la discriminación hacia las personas que viven con VIH.
  2. Es el momento de hacernos las pruebas para VIH, para otras infecciones de transmisión sexual, y si viven con VIH no abandonar el tratamiento.
  3. Recordar dentro de la atención integral está la prevención.
  4. La prevención en esta época es la vacuna para influenza. Independientemente del estatus de CD4 carga viral, es muy importante que se protejan a través de la vacunación, que es segura.

Reconocimiento

Finalmente reconocio a quienes durante la pandemia por la COVID-19 han seguido trabajando por salvaguardar el bienestar de toda la población:

  • las y los líderes comunitarios
  • personal de salud
  • personal médico, de enfermería
  • trabajadores sociales
  • líderes estatales
  • investigadores
  • y cada uno de los integrantes de este sistema que está enfocado en el bienestar de las personas, de las comunidades.

Las epidemias se controlan desde la comunidad. Ambas, COVID-19 y VIH, van a poder tener mejores resultados mientras se tenga justamente la respuesta comunitaria, mientras que las personas y las comunidades se encuentren en el centro de nuestra respuesta.

directora general del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/Sida (Censida), Alethse de la Torre Rosas
Es fundamental hacer un llamado a que podamos identificar a estas personas y que se les pueda vincular a una atención integral, a un tratamiento efectivo.

VIH es un grave problema de salud pública en las Américas

En su oportunidad, la asesora de Enfermedades Trasmisibles de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), María de Jesús Sánchez Martín; señaló que el VIH es un grave problema de salud pública en las Américas. Sólo en 2019 se registraron 3.7 millones de personas viviendo con la enfermedad, se diagnosticaron 170 mil nuevas infecciones y 52 mil fallecimientos.

Indicó que el virus SARS-Cov-2 representa un riesgo adicional a las personas que tienen su sistema inmune deprimido; como es el caso de las personas con VIH. Esto hace necesario redoblar los esfuerzos para mantener los servicios esenciales de prevención, curativos y paliativos.

Hay mucho por recorrer

En su intervención el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez afirmó que hay mucho por recorrer en materia de prevención; detección oportuna y atención efectiva y, sobre todo, en eliminar la discriminación.

También afirmó que todavía hay mucho por recorrer en materia de prevención, detección oportuna y atención efectiva y, sobre todo, eliminar la discriminación hacia las personas que viven con esta enfermedad.

Imagen cortesía de admin | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste