Cinco recomendaciones para un cepillado adecuado de los dientes

Con una técnica de cepillado correcta se previene daños en la salud bucal, tómate unos minutos para atender tu salud bucal, se verá reflejado en el largo plazo.

El cepillado es parte de nuestra cultura y formación prácticamente desde que somos niños
El cepillado es parte de nuestra cultura y formación prácticamente desde que somos niños
Te compartimos 5 recomendaciones para una técnica de cepillado adecuada:

  1. Utiliza un cepillo de cerdas suaves o medianas y cámbialo cada 3 meses. Al cepillar colócalo a 45° de la posición de tu diente y has énfasis más en la duración que en la fuerza.
  2. Evita lavarte los dientes más de 3 veces al día. Si lo haces de forma eficiente después de cada comida, será suficiente.
  3. Pon atención en los dientes que no están alineados con el resto. Tómate un tiempo para cepillarlos de forma individual por la parte frontal y el reverso.
  4. Un consejo para cuidar tus dientes es evitar las bebidas carbonatadas o demasiado ácidas, éstas contribuyen al desgaste de la dentina.
  5. Utiliza productos especializados para remineralizar la dentina, el Dr. Heriberto Vera, vocero de Sensodyne explica que “productos como sensodyne Repara & Protege Blanqueador que contiene NovaMin, una fórmula única y clínicamente comprobada con calcio concentrado que si se usa diariamente dos veces al día, ayuda a reparar – cepillando dos veces al día – las áreas vulnerables con los componentes que constituyen el diente, mientras ayuda a recuperar su blanco natural“.

Una correcta técnica de cepillado lleva al menos dos minutos, y lo adecuado es cepillar sobre el eje longitudinal de los dientes, es decir, de la base en la encía hacia abajo o arriba, según sea el caso: los dientes de arriba se cepillan hacia abajo y los de abajo se cepillan hacia arriba.

Cuando cepillamos nuestros dientes de izquierda a derecha, lo que se conoce como “la técnica del violín”, o con movimientos circulares, podemos provocar la retracción de la encía, no alcanzamos a retirar por completo la acumulación de bacterias o restos de alimentos, y podemos dañar el esmalte y exponer la dentina causando hipersensibilidad dental.

El Dr. Heriberto Vera, odontólogo, explica: “cuando se imprime demasiada fuerza al cepillado o se hace de forma irregular, las cerdas del cepillo de dientes crean líneas de abrasión que van debilitando el esmalte y al hacerlo constantemente penetran hasta la segunda capa que cubre al diente, conocida como dentina. Estas pequeñas grietas, permiten el paso de estímulos, ya sean calientes o fríos, dando lugar a un dolor transitorio como respuesta, esta es la principal característica de la hipersensibilidad dental“.

La hipersensibilidad dental puede tener un gran impacto sobre el estilo de vida de las personas. Si no es tratada, puede conducir a cambios de comportamiento tales como: descuido de la higiene oral, no cumplir con las instrucciones sobre cuidado bucal, evitar citas con el odontólogo y cambios en los hábitos alimenticios o estilo de vida.

Las visitas regulares al odontólogo son esenciales para evaluar si la calidad del cepillado es lo suficientemente efectiva para mantener una boca saludable.

Imagen cortesía de julos


Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , ,

Temas relacionados