Paola Nuñez

Paola Nuñez, Ejercicio, hidratación, salud, agua, energía, alimentación saludable, vitamina B, vitamina E, vida plena, vocación,
Mantenerte hidratada trae magníficos beneficios a tu salud

Desde muy temprana edad, Paola Núñez tuvo muy claro que para alcanzar la plenitud en su vida se requería más que una cara bonita o un cuerpo esculpido por productos químicos que a la larga, al igual que la vida, cobran una alta factura.

Por eso, desde que tiene uso de razón, tomó la importante decisión de cuidar su cuerpo y su espíritu a través del ejercicio y de los grandes beneficios que proporciona una buena hidratación.

“Desde muy chiquita empecé a interesarme en la salud y aprendí que para estar sana lo más importante era comer bien, porque de nada te sirve tener un cuerpo bonito si no tienes salud.

“De chica el mantenerme bien físicamente no era una cuestión de vanidad, sino de sentirme bien y entonces comencé a meterme en el ejercicio. Hacía aerobics y todo lo que me permitiera mantenerme en forma y como consecuencia empecé a cuidar mi alimentación, porque empiezas a descubrir un mundo nuevo, en el que tu único interés es estar saludable.

“Parece mentira, pero cuando haces ejercicio te sientes bien no sólo física, sino anímicamente, ¡hasta el ánimo te cambia! Siempre andas de buen humor, tienes mayor energía y te sientes tan bien, que el ejercicio se vuelve una adicción”.

La alimentación, clave para la salud

Sin embargo, el mundo de la salud también está lleno de trampas y Paola se convirtió en una víctima más de la obsesión por el ejercicio.

“Claro que es peligroso, porque te obsesionas tanto con la idea de estar saludable, que no sólo abusas del ejercicio, sino que también recurres a cuanto producto químico te ofrecen para estar sano.

“Hay tantas cosas en el mercado que te prometen un cuerpo sano, que los compras todos, sin darte cuenta de que lo que necesitas está en los productos naturales.

“Los alimentos están llenos de vitaminas y hay muchas que son específicas para el cuerpo, como la vitamina B o la E, que te ayudan a verte siempre bien y los beneficios son inmediatos, porque cuando estás sano, tu piel toma un color muy específico, así que más allá de las cremas que puedas ponerte, lo que debes hacer es comer alimentos ricos en vitaminas y minerales.

“Desgraciadamente ahora los alimentos tienen muchos conservadores, por eso yo siempre recomiendo comer verduras frescas y no hervirlas mucho, para que no pierdan sus propiedades.

Eso lo he aprendido con los años. “Un tiempo me clavé mucho en el ejercicio y cometí el error de comer muchos productos químicos, sin darme cuenta de que las vitaminas están en los propios alimentos y no en las pastillas a las que recurres. Pero a partir de lo que pasé, me di cuenta de que lo mejor es lo orgánico, lo natural”.

El agua, fuente de vida

Ahora el panorama es muy distinto para Paola, pues está convencida de que gracias a su buena alimentación hoy puede vivir como una mujer plena.

¿Su secreto? Una buena alimentación y mucha agua, líquido que para ella es una tradición, pues su abuelita la utilizaba para curar algunas enfermedades.

“El agua tiene mucho que ver para lograr un cutis bonito, una piel tersa. Pero no debes tomarla sólo al hacer ejercicio, sino a cualquier hora, porque el cuerpo tiene que recuperar el líquido que pierde a lo largo del día. “Mi abuelita siempre me obligaba a tomar agua desde niña para curarme de todo y ahora yo lo hago siempre para limpiar mi organismo. Para mí es como una forma de purificarme y me ha funcionado muy bien.

“Siempre procuro estar bien hidratada para mantener mi cutis sano y también para solucionar cualquier problema estomacal que tenga. Claro, también voy al nutriólogo y mantengo una dieta sana, eso es muy importante”.

Las cosas simples son las que mayor placer nos dan

Además de una dieta sana y su hidratación diaria, Paola mantiene una rutina diaria de ejercicios que le permite liberarse del estrés y soportar las largas jornadas de trabajo de las telenovelas.

“Mi rutina ha cambiado mucho, porque también en el ejercicio es muy fácil caer en la monotonía. Yo he hecho desde tae kwon do hasta pesas, pero ahora lo que hago es caminar y tomar clases de baile. “Lo padre de las pesas es que ves resultados a corto plazo y eso te eleva un poco el ego, pero el baile además de saludable es muy divertido”.

-¿Cuándo alcanzaste la plenitud en tu vida?

“Yo fui plena en el momento en que encontré mi verdadera vocación, porque sé que hago lo que me gusta y es para lo que nací. Actuar es mi pasión en la vida y no hay cosa que te brinde mayor plenitud que descubrir para qué naciste. A partir de eso puedes explorar más cosas que te ayuden a mantener esa plenitud, con cosas que te hagan sentir bien.

Imagen cortesía de Jessica Pacheco Ramírez | Plenilunia


, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste