¿Cómo viven las adolescentes un embarazo?

debilitamiento de las normas morales, éticas, sociales, embarazo, soledad, rabia, coraje, preocupación, Falta de cultura en el uso de anticonceptivos, método para prevenir el embarazo,
Mujerer joven embarazada

Durante la adolescencia se presenta también un debilitamiento de las normas morales, éticas y sociales que ha proporcionado la familia. En el embarazo, la crisis de la adolescencia está relacionada con los esfuerzos por controlar las tensiones que provoca el incremento de los impulsos.

De esta forma, los adolescentes que se embarazan pasan por un período de vida cuyo dilema emocional transcurre entre:

a) una ebullición de angustia

b) entusiasmo intenso y esperanza

c) soledad

d) preocupaciones éticas y estéticas

e) sensación de opresión por parte de los padres

f) rabia impotente

g) odio en contra del mundo externo y

h) incluso fantasías suicidas.

Eso lo explica Adriana González Padilla, directora de la licenciatura en Psicología del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social (IIPCS). González Padilla manifiesta que el adolescente varón en proceso de convertirse en padre, puede experimentar sentimientos de rivalidad frente a su hijo, pues en su condición como menor de edad aún no resuelve del todo los lazos de dependencia con sus progenitores, y vive de esta forma a su hijo como rival del amor de su pareja.

”Puede experimentar temor ante la nueva situación y cuestionar su capacidad para educar a otro y, como es de esperarse, se reactivan problemas aparentemente resueltos con los padres”, explica, a su vez, la psicóloga Evelina Baeza, miembro del consejo técnico del IIPCS. “La adolescente en proceso de convertirse en madre, por su parte, puede experimentar rivalidad con la propia madre o hermanos y, contrariamente a lo que parecería, se renueva una intensa necesidad de dependencia hacia su madre, debido a la identificación que hace con su hijo, lo que la conflictúa por la tendencia natural de la adolescente a separarse de los padres”, añade.

En México cada año se embarazan 340 mil adolescentes menores de 18 años, cifra que nos ubica entre los diez países que más presentan este fenómeno considerado problema social grave y que se atribuye a cinco factores por los cuales se desencadena:

* Falta de cultura en el uso de anticonceptivos

* Hogares desestructurados por el abandono de los padres.

* Hiperestimulación sexual.

* Ser hijo de madre soltera.

* Conductas antisociales.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, 27 millones de mexicanos entre 12 y 29 años de edad no emplean ningún método para prevenir el embarazo.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste