Claves para transitar por un buen climaterio

Muchas veces usamos los términos climaterio y menopausia como sinónimos, sin embargo, no significan lo mismo. Para comprender mejor sus diferencias debemos conocer cuáles son las etapas por las que cursa una mujer durante su vida.

  1. Menarca: Primera menstruación e inicio de la función ovárica (10-16 años).
  2. Etapa reproductiva: inicio de la ovulación, menstruación, embarazo, (desde la menarca hasta los 35-40 años).
  3. Climaterio: Todo el periodo de tiempo en el que ocurre la transición entre la etapa reproductiva y no reproductiva de una mujer. Puede durar de 15 a 20 años (se presenta entre los 40-65 años).
  4. Menopausia: Interrupción permanente de la menstruación y de la función normal de los ovarios (45-50 años). Menopausia quirúrgica: Cuando por diversas causas médicas se extirpan los ovarios y existe interrupción de su función normal por ausencia. Menopausia o falla ovárica prematura: Pérdida de la función normal de los ovarios antes de los 40 años. Ocurre por diversas causas médicas.
  5. Etapa no reproductiva: Etapa de la mujer ya no hay ovulación (postmenopausia).

El cese de la función ovárica es algo biológicamente programado, tiene que existir incluso para disminuir el riesgo de padecer cánceres hormonodependientes.
El cese de la función ovárica es algo biológicamente programado, tiene que existir incluso para disminuir el riesgo de padecer cánceres hormonodependientes.
Con motivo del Día Mundial de la Menopausia y el Climaterio, conmemorado cada 18 de octubre para crear conciencia en mejorar la calidad de vida de la mujer, la Dra. Emilia Arteaga Espinosa, Médico Cirujano y Especialista en Genética Médica y Genética Perinatal, explica que “el climaterio no es una enfermedad, es un evento que sucede en el cuerpo de la mujer de manera natural y que no se puede ni se debe evitar. El cese de la función ovárica es algo biológicamente programado, tiene que existir incluso para disminuir el riesgo de padecer cánceres hormonodependientes, como el cáncer de mama. Se puede considerar incluso una ventaja evolutiva el hecho que el ovario sepa cuando detener su función”.

El problema se encuentra en la cantidad de síntomas que trae consigo la pérdida hormonal tanto de estrógenos como de andrógenos, pero esto no quiere decir que sea algo malo, como si se tratara de una enfermedad. No hay un signo o síntoma específico que se pudiera tomar como regla para todas las mujeres durante el climaterio, aunque lo más relacionado son los malestares físicos que se presentan, como los calores conocidos como “bochornos”, cansancio e insomnio. Dependiendo de lo que la persona en particular presente, se pueden buscar opciones de tratamiento, ya que no todas las mujeres van a sentir lo mismo ni con la misma intensidad, debe ser tratado de manera individualizada para lograr una mejor calidad de vida. 

“El climaterio por lo general se presenta entre los 40 y 45 años de edad, comienza entre 5 a 8 años antes de la menopausia y puede prolongarse hasta los 65 años de edad. Si hablamos de una prevalencia en el país, serían todas las mujeres que están en ese rango de edad”, indica la Dra. Arteaga. De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015 del INEGI, la población tan sólo de mujeres entre 40 y 44 años es de 4, 300,943 personas.2

En el caso de las mujeres con falla ovárica prematura o menopausia quirúrgica su presentación dependerá de cuando haya ocurrido le interrupción de la función normal de sus ovarios y no de su edad.

De acuerdo con Arteaga, el mayor indicador de la llegada de esta etapa es el ritmo del ciclo menstrual. “Las mujeres que comienzan a entrar al climaterio notan, por ejemplo, que menstrúan un mes, después dos meses no, después otro sí, después cuatro no, así hasta que es la última. Si el sangrado solía ser abundante puede que ahora sea en menor cantidad, se puede evidenciar cuando se pierde la regularidad en el ciclo menstrual”.

La principal área de la salud femenina donde impacta el climaterio es en la salud sexual, porque cuando hay cese de la función ovárica no únicamente bajan los estrógenos, sino también los andrógenos. Estos son los que están muy involucrados y relacionados con la pérdida de la libido, el desinterés sexual, falta de lubricación y demás alteraciones.

En México, la prevalencia de disfunción sexual en mujeres mayores de 40 años es de 38 al 63%1 principalmente por el descenso en los niveles androgénicos. Aunque el climaterio afecta todos los dominios de la función sexual, en particular existe una disminución en la lubricación3, presente en 34% de pacientes mexicanas4. Lamentablemente, de todas ellas, sólo el 11%, consulta el problema con su médico5. Además, las mujeres con síntomas climatéricos moderados a severos tienen 8 veces más probabilidad de presentar síntomas depresivos moderados6.

“Existen opciones de tratamiento muy efectivas dependiendo de las necesidades de cada mujer, como es el caso de precursores hormonales que al tener la capacidad de metabolizarse tanto a andrógenos como estrógenos pueden mejorar la función sexual en todos los aspectos: interés sexual, lubricación, dolor, excitación, frecuencia de orgasmos y relaciones sexuales7. Así como otros de los síntomas asociados al climaterio al reestablecer los niveles circulantes fisiológicos hormonales, siempre y cuando se valore por un médico y se decida la mejor opción para cada mujer”, concluye la Dra. Emilia Arteaga.

Más información: www.medix.com.mx / Facebook: @medixMx

 

Referencias

1 López-Maguey RP, Cantellano-Orozco M, Staufert-Gutiérrez JR, Gómez-Sánchez J, Herrera-Muñoz JA, Preciado-Estrella DA y col. Prevalencia de disfunción sexual femenina en un hospital de tercer nivel de la Ciudad de México. Rev Mex Urol 2018;mayo-junio;78(3):169-175.

2INEGI. Encuesta Intercensal 2015. https://www.inegi.org.mx/programas/intercensal/2015/default.html#Tabulados

3Nappi RE, Cucinella L. Advances in pharmacotherapy for treating female sexual dysfunction. Expert Opin Pharmacother. 2015 Apr;16(6):875-87.

4 y 5Pérez-Martínez C, Vargas-Díaz IB, Cisneros-Castolo M. Prevalencia de disfunción sexual femenina en una población que asiste a una unidad de urología. Rev Mex Urol 2008; 68(2):98-102.

6Macías-Cortés E, Llanes-González L. Asociación entre síntomas climatéricos y depresivos en mujeres mexicanas. Rev Hosp Jua Mex 2018; 85(4): 185-194.

7Peixoto C, Carrilho CG, Barros JA, Ribeiro TT, Silva LM, Nardi AE, Cardoso A, Veras AB. The effects of dehydroepiandrosterone on sexual function: a systematic review. Climacteric. 2017 Apr;20(2):129-137.

 

 

Image courtesy of depositphotos

Related posts