Estudio informa de síntomas posteriores al alta y necesidades de rehabilitación en supervivientes de COVID‐19

Los investigadores han identificado un patrón de síntomas a largo plazo que probablemente experimenten las personas que fueron hospitalizadas con la enfermedad de COVID-19. Los descubrimientos nos proporcionan una primera información sobre los problemas que enfrentan los pacientes que se recuperan del COVID-19.

médico llenando formulario
Los investigadores han identificado un patrón de síntomas a largo plazo que probablemente experimenten las personas que fueron hospitalizadas con la infección COVID-19.

Entre los síntomas que describen el equipo multidisciplinario de investigadores en la Universidad de Leeds en el Reino Unido se incluyen:

  • Fatiga
  • Dificultad para respirar
  • Angustia psicológica
  • Problemas de concentración y memoria
  • Deterioro general de la calidad de vida

Algunos pacientes, particularmente los que habían estado en cuidados intensivos, tenían síntomas asociados con casos de TEPT (trastorno de estrés postraumático, PTSD, post-traumatic stress disorder).

COVID-19 es una enfermedad nueva y tenemos muy poca información sobre problemas a largo plazo en las personas después del alta hospitalaria“, afirmó el Dr. Manoj Sivan, profesor clínico adjunto de la Universidad de Leeds y consultor en medicina de rehabilitación en Leeds General Infirmary, y supervisor del proyecto de investigación.

La evidencia emergente es que para algunos, el camino hacia la recuperación puede llevar meses y es vital que la rehabilitación especializada esté disponible para apoyarlos. Esta investigación brinda una visión importante de las necesidades de los pacientes y eso ayudará a dar forma a los servicios en la comunidad“.

En artículo “Post‐discharge symptoms and rehabilitation needs in survivors of COVID‐19 infection: a cross‐sectional evaluation 1 (Síntomas posteriores al alta y necesidades de rehabilitación en los supervivientes de la infección por COVID‐19: una evaluación transversal) fue publicado en el Journal of Medical Virology.

El Dr. Stephen Halpin, investigador principal de la Universidad de Leeds y consultor de Leeds Teachings Hospitals NHS Trust, dijo: “Esta investigación es la continuación de un trabajo anterior para predecir las necesidades a largo plazo de los pacientes con COVID-19 sobre la base de brotes anteriores de coronavirus de SARS en 2002 y MERS en 2012. Los problemas de salud son similares pero a mayor escala dada la cantidad de personas afectadas“.

El equipo de investigación, estudio a 100 personas que se recuperaban del COVID-19, quienes tenían de 4 a 8 semanas de haber sidos dados de alta del Hospital en Leeds.

Los sobrevivientes de COVID-19 se dividieron en dos grupos:

  1. Los que se habían enfermado críticamente y necesitaron de cuidados intensivos; 32 personas estaban en esta categoría.
  2. Aquellos que fueron tratados en una sala sin necesidad de cuidados intensivos: 68 personas estaban en esta categoría.

Los pacientes fueron contactados por un miembro del equipo de rehabilitación del hospital y les hicieron una serie de preguntas sobre su recuperación y los síntomas que aún se encontraban experimentando.

Resultados

El síntoma más prevalente fue la fatiga. Más del 60% de las personas que habían sido tratadas en una sala informaron fatiga, y un tercio la describió como moderada o severa. Para los pacientes que habían estado en cuidados intensivos, el 72% informó fatiga. De ellos, más de la mitad dijo que era moderada o grave.

El segundo síntoma más común fue la dificultad para respirar. Las personas de ambos grupos dijeron que tenían sensaciones de falta de aire que no existían antes de contraer COVID-19. Esto fue mayor en el grupo que había estado más grave, el grupo de cuidados intensivos en comparación con los que habían sido tratados en una sala: 65.6% contra 42.6%.

El tercer síntomas más prevalentes fueron neuropsicológicos. La encuesta de investigación encontró que casi una cuarta parte de las personas que habían estado en una sala y poco menos de la mitad de las personas que habían estado en cuidados intensivos tenían algunos de los síntomas del TEPT.

Los síntomas del TEPT son un componente bien reconocido del síndrome de la unidad de cuidados intensivos posterior a la unidad de cuidados intensivos causado por una variedad de factores que incluyen miedo a morir, tratamiento invasivo, dolor, delirio, incapacidad para comunicarse, debilidad, inmovilidad y problemas sensoriales y falta de sueño“, mencionan los investigadores en el artículo.

Más de dos tercios (68.8%) de los pacientes del grupo de cuidados intensivos y poco menos de la mitad (45.6%) del otro grupo expresaron que su calidad de vida en general se había deteriorado.

Los investigadores informan que las necesidades de rehabilitación de los pacientes que no requirieron atención hospitalaria deben investigarse aún más y están trabajando para comprender esto en investigaciones futuras.

Imagen cortesía de DragonImages


Referencias

  1. ,,,,,,,,,,,,; Post‐discharge symptoms and rehabilitation needs in survivors of COVID‐19 infection: a cross‐sectional evaluation; Journal of Medical Virology; Fecha de publicación 30/07/2020; DOI: 10.1002/jmv.26368; Disponible en el URL : ; Consultado el 07/08/2020
Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste