Lo que debes tomar en cuenta para preparar el lunch perfecto: Consiente a tus peques

Una dieta no adecuada puede ser un riesgo en la nutrición de los niños. Recientes investigaciones han demostrado que la desnutrición en edades tempranas puede limitar el desarrollo intelectual a largo plazo.

El lunch es el alimento esencial de los niños en edad escolar.
El lunch es el alimento esencial de los niños en edad escolar.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Nutrición, la desnutrición moderada durante la niñez se asocia a la disminución en el tamaño corporal, capacidad de trabajo físico y desempeño intelectual y escolar durante la adolescencia y la edad adulta. La deficiencia de algunos nutrimentos durante la edad escolar se asocia con la disminución en la capacidad de aprendizaje.

El lunch juega un papel muy importante en la alimentación de niños y adolescentes al ser una parte de la dieta que les permite estar activos y atentos en las actividades que realizan en la escuela. La edad escolar es una buena etapa para la formación y promoción de hábitos alimentarios y de higiene saludables.

EL SÁNDWICH ES UN BUEN LUNCH

El sándwich es un alimento muy completo. Es fácil de preparar, se puede hacer con anticipación y se conserva bien en una bolsa o envase hermético en un ambiente fresco.

Hasta el más simple de los sándwiches es delicioso: Dos rebanadas de pan (blanco o integral), aderezadas con mayonesa y mostaza, con una rebanada de jamón, una rebanada de queso (blanco, manchego o amarillo) y una rebanada de jitomate, acompañado con jugo de frutas, forman un excelente lunch.

EL PAN… LA BUENA Y SALUDABLE BASE DEL SÁNDWICH

El pan es un alimento que además de ser el principal ingrediente del sándwich, nos aporta nutrimentos esenciales para desarrollar y mantener sano nuestro cuerpo.

Los cereales y sus derivados, son buena fuente de hidratos de carbono complejos como los almidones. Estos “cargan de energía” al sistema nervioso central y a los músculos durante la actividad física.

La fibra es un componente muy importante en la dieta de los niños, pues entre otras cosas, ayuda a regular el funcionamiento de su sistema gastrointestinal. La falta de fibra puede contribuir a problemas como el estreñimiento y al incremento en el riesgo de padecer enfermedades como la obesidad. Los cereales integrales y sus derivados son una buena fuente de fibra, por ello el pan contribuye a su aporte en los niños.

¿CÓMO SÉ SI EL LUNCH QUE PREPARO ES ADECUADO?

Muchos papás se hacen esta pregunta. Un buen lunch es el que se planea, se prepara con cariño y tiempo suficiente. A través de éste, los lazos entre padres e hijos se estrechan.

La hora del lunch, además de cumplir la función de alimentar, es también una oportunidad para que los niños convivan y socialicen con sus demás compañeros, y al mismo tiempo es una excelente ocasión para difundir y reforzar los hábitos alimentarios que se aprenden en casa.

El lunch siempre será algo que se antoja. Por ello, los papás deben considerar que un lunch siempre es susceptible de intercambio, regalo o comparación entre compañeros. Los papás deben tomar en cuenta que este tipo de situaciones se presentan con mucha frecuencia. Por ello es muy importante fomentar la comunicación y la confianza en los hijos con respecto a la alimentación.

CONSEJOS PARA PREPARAR Y CONSERVAR EL LUCH:

  1. Planea menús de lunch variados y con anticipación.
  2. Toma en cuenta los gustos de tus hijos, pero considera que el lunch es una oportunidad para que ellos prueben nuevos alimentos.
  3. Incluye alimentos de temporada.
  4. Considera el clima, así como el tiempo de exposición a la intemperie de los alimentos.
  5. En la medida de lo posible, coloca el lunch en recipientes herméticos y térmicos. Busca que el envase de líquidos no se derrame.
  6. Usa tu creatividad para presentar el lunch de una forma atractiva: cortar el sándwich en forma de estrella, por ejemplo, o adornarlo.
  7. Planea junto con tus hijos el lunch de la semana y ofréceles diversas opciones, de modo que ellos puedan decidir también qué es lo que desean llevar a la escuela.
  8. Incluye alimentos divertidos que puedan compartir con sus amigos (pingüinos, panditas…).
  9. Puedes poner un recado a tu hijo para decirle que lo quieres y que lo estás esperando de vuelta en casa.
  10. Y sobre todo, prepara el lunch con amor y pensando en que le está aportando nutrimentos esenciales para su desarrollo.
Imagen cortesía de belchonock


Avatar

Escrito por

, , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste