Presentan libro “Políticas de las Bebidas Azucaradas de los Refrescos. Confrontrando a la Gran Industria Refresquera”

En conferencia de prensa, Marion Nestle, donde presento su más reciente libro, “Soda Politics. Taking on Big Soda” (Las Políticas de las Bebidas Azucaradas de los Refrescos. Confrontrando a la Gran Industria Refresquera) converso respecto a la pregunta, ¿cómo es qué, lo que es básicamente agua y azúcar saborizada haya llegado a significar tanto y tener consecuencias tan devastadoras para la política de la salud y la alimentación?.

Marion Nestle, habló de la estrecha relación que crea la industria de alimentos y bebidas con algunos grupos de científicos asociaciones e instituciones para bloquear las políticas de salud pública contra la obesidad y la diabetes que afectan sus ganancias, buscan influir directamente en las políticas públicas sobre obesidad y diabetes.
Marion Nestle, habló de la estrecha relación que crea la industria de alimentos y bebidas con algunos grupos de científicos asociaciones e instituciones para bloquear las políticas de salud pública contra la obesidad y la diabetes que afectan sus ganancias, buscan influir directamente en las políticas públicas sobre obesidad y diabetes.
Marion Nestle, habló de la estrecha relación que crea la industria de alimentos y bebidas con algunos grupos de científicos asociaciones e instituciones para bloquear las políticas de salud pública contra la obesidad y la diabetes que afectan sus ganancias, buscan influir directamente en las políticas públicas sobre obesidad y diabetes.

Para Marion, esta relación entre ciencia-industria se puede entender al conocer la respuesta de “¿a quién financia Coca-Cola?” Y citó como ejemplo que ante el avance de políticas públicas a favor de poner gravámenes a las bebidas azucaradas, esta industria ha gastado enormes cantidades de recursos en financiar investigaciones a favor de justificar su consumo y en acciones de mercadotecnia, y “tan solo en cabildeo en 2009 gastaron 40 millones de dólares, contra una iniciativa federal para implementar un impuesto al refresco en Estados Unidos”.

Marion Nestle comentó que con el financiamiento de las grandes corporaciones a ciertos investigadores, éstos se presentan a servir a la salud de las empresas que a la salud de la población, poniendo sus investigaciones al “servicio de la industria”. La industria está dispuesta a hacer cualquier cosa, cueste lo que cueste por seguir en el ‘gusto‘ de sus consumidores y evitar acciones que puedan desalentar su consumo, enfatizó Marion Nestle.

Explicó que los miles de millones de dólares con los que cuentan las refresqueras para hacer campañas, van dirigidos completamente a ganar cada día más y su gasto contempla cabilderos en las cámaras legislativas, aportaciones para campañas políticas, enormes estrategias de mercadeo y precios muy accesibles para la población, sobre todo la rural e indígena.

Reitero Marion que la influencia de estas grandes empresas, no va únicamente a los gobiernos, sino inclusive utilizan formas y herramientas para llegar también a ciertos especialistas y algunas instituciones académicas. De esta manera,patrocinan foros, investigaciones científicas, invitan a expertos a congresos internacionales, etc; la consecuencia de esta situación, es que algunos especialistas en salud y nutrición, han llevado su discurso hacia que el consumo de refrescos no es malo para la salud, sino que sólo depende de las cantidades que se tomen y que las políticas que se implementan para reducir su consumo no tienen ningún efecto en salud.

En tanto, Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, afirmó que de acuerdo al Global Burden of Diseases, en México hay cada año 24 mil muertes asociadas al consumo de bebidas azucaradas.

El director de EPC, considero que el alto consumo que hay en México de azúcares añadidos juega un papel muy importante en el desarrollo de la diabetes tipo 2 “y los refrescos aportan el 70%” de los azúcares añadidos en la dieta de los mexicanos”.

Asimismo alertó de la campaña de la Industria de refrescos contra el impuesto en México por el temor de que el ejemplo de México se extienda por el mundo, están por todos los medios tratando de justificar con “estudios e investigaciones hechas a modo” que el impuesto no ha funcionado y según ellos, “no hay resultados visibles”.

Calvillo afirmó que así como hay científicos al servicio de la industria, también hay científicos comprometidos con la salud de la población, quienes han recomendado que para hacer más efectivo el gravamen a bebidas azucaradas, es necesario incrementarlo a un 20% y lograr que los recursos se destinen a políticas públicas a favor de la salud, como sería la instalación de bebederos no solo en escuelas sino en edificios y lugares públicos y políticas efectivas de prevención.

Imagen cortesía de admin | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste