Anorexia y bulimia, trastornos que inician en la adolescencia

Veinte mujeres por cada tres hombres padecen trastornos de la alimentación, principalmente anorexia y bulimia. Depositphotos.

Los trastornos de la alimentación, principalmente anorexia y bulimia, son problemas psiquiátricos que ponen en riesgo la vida de la persona. Veinte mujeres por cada tres hombres  los padecen.

Así lo advierte la especialista en Psiquiatría del Hospital General de México, Silvia Rosas Reyes, quien subraya que estos trastornos representan el 1% de la demanda de atención en el servicio de psiquiatría y se registran casos desde la adolescencia, con una proporción de 20 mujeres por tres hombres.

La anorexia se distingue por la negación total a ingerir cualquier tipo de alimento utilizando como pretextos el exceso de trabajo o de tarea, y si se sientan a la hora de comer, despedazan por completo los alimentos, los esconden o sólo juegan con ellos, como una forma de simular que comen.

En esta etapa, explica, algunos jóvenes entran en un proceso psíquico que les genera conflictos internos de “quién soy yo frente al cuerpo, cómo soy y cómo debo ser”, además tienen una distorsión de la imagen corporal en la que aun cuando estén muy delgados, sienten que se ven muy gordos.

Estos jóvenes  tienen una distorsión de la imagen corporal en la que aun cuando estén muy delgados, sienten que se ven muy gordos.
Estas chicas tienen una distorsión de la imagen corporal en la que aun cuando estén muy delgados, sienten que se ven muy gordos. Depositphotos.

En la población infantil, se han tenido casos desde los seis años de edad y lo más común es que coman todo el día frente al televisor o a los videojuegos mientras están solos porque sus padres salen a trabajar.

Uno de los principales problemas es la falta de aceptación de la enfermedad, por lo que llegan a consulta porque la familia se da cuenta del problema por la pérdida significativa de peso en el caso de la anorexia, o los daños físicos en los nudillos de los dedos, el vómito inmediatamente después de comer y uso de laxantes en el caso de la bulimia.

Debido a ello los pacientes llegan a consulta después de dos o tres años de padecer esa enfermedad, con daños colaterales como anemia y alteraciones cerebrales por esa causa.

Rosas Reyes comenta que muchas pacientes obesas tiene una vida caótica a nivel familia y una forma de compensación es la comida porque además los carbohidratos generan una sensación de bienestar, precisa la psiquiatra del sector salud.

La especialista explica que los daños son reversibles, pero se requiere un diagnóstico y tratamiento oportunos con atención integral que incluya diferentes áreas, como la psiquiatría, psicología, orientación nutricional, medicina interna y otras especialidades de acuerdo con los daños físicos que pueda tener el paciente.

Puntualiza que hay conductas que les generan alteraciones alimenticias, por ejemplo en los niños hay situaciones que les causan ansiedad y, por ende alteraciones a la hora de comer pero no precisamente es un trastorno de la alimentación.

Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste