Regreso a clases: Evita el maskné tras el uso del cubrebocas

Volver a clases es algo que muchos desean; ver nuevamente a sus amigos, salir de la rutina de estar en casa todo el tiempo y tener un poquito de esta nueva normalidad que aún no nos permite del todo retomar nuestra vida al 100%.

estudiante
El uso continuo de cubrebocas puede generar maskné, por lo que será necesario establecer una rutina que también cuide tu piel.

Parte del éxito de este regreso a clases está en seguir cuidándonos y mantener las medidas de salubridad que hemos manejado desde hace poco más de año y medio, por lo que el uso constante de gel hidroalcohólico y cubrebocas será más que necesario.

Sin embargo, así como cuidamos nuestra salud, debemos cuidar de nuestra piel facial, ya que al usar por tanto tiempo el cubrebocas, la humedad y el sebo facial generan maskné, un término que se ha popularizado y que no discrimina edad.

El maskné se refiere a la aparición de brotes e imperfecciones en la zona alrededor del cubrebocas: el puente nasal, los pómulos y el mentón por lo que deberás establecer una rutina diaria para el cuidado de tu piel para evitar maltratarla.

Evita usar dos veces el mismo cubrebocas

De hecho, hay gente que usa el mismo por una semana; esto además de ser antihigiénico, reduce potencialmente el funcionamiento correcto del cubrebocas facilitando la filtración de agentes en el ambiente como contaminantes, polen, virus o bacterias que pueden ponernos en riesgo.

Para este regreso a clases se recomienda el utilizar cubrebocas KN95, cuya duración puede ser de 48 horas seguidas, por lo que podrás lavarlo al llegar a tu casa, para hacerlo correctamente puedes tener dos opciones.

Aplicación de calor

Humedece un poco tu mascarilla KN95 y métela en tu horno durante media hora a una temperatura entre 60 – 70ºC.

Alcohol y agua

Con un pulverizador con alcohol y agua, moja tu cubrebocas por ambas partes y déjala secar al aire libre.

Evita lavarlo con detergente

Opta por utilizar un champú facial para eliminar bacterias y virus residuales en el cubrebocas y no lo talles con zacate, ya que esto afectará la estructura de tu cubrebocas.

Teniendo esto claro, llegó el momento de entrar en detalles para darle los cuidados que necesitará tu piel para evitar o reducir la aparición de granitos.

No te los toques

Ver los brotes puede generar ansiedad, pero si los tocas, solo empeorarás las cosas e incluso podrás dejar marcas de por vida en tu piel. Sé paciente y en lugar de maltratar tu piel con las uñitas – que además puede causar o expandir la infección en el resto de tu rostro – comienza una rutina de skin care.

Aplica loción facial al menos 3 veces al día

Lavar tu rostro al bañarte no es suficiente. Es necesario cargar contigo una loción facial astringente que retire la suciedad de forma profunda que se acumula en tus poros por la noche y en el transcurso del día.

Opta por traer contigo un spray con loción facial y algodones para poder limpiarte el rostro en donde sea, principalmente en las zonas húmedas dentro del cubrebocas, te sorprenderás de todo lo que se queda impregnado en el algodón: bacterias, sebo, sudor, suciedad y contaminación. Busca aquellos que contengan centella asiática.

TIP: para evitar resecar tu piel, mezcla mitad agua y mitad loción en el algodón.

Exfolia tu rostro al menos dos veces por semana

Esto es muy importante, ya que los poros suelen taparse y generar brotes, opta por un exfoliante suave que no sea abrasivo con tu piel, ya que, gracias a la fricción del cubrebocas, tus poros ya tienen una fricción constante.

Existen líneas que cuentan con una serie de productos especializados para pieles grasas y mixtas con activos naturales como cuarzo natural que evitarán una sobre exfoliación.

Suero hidratante

El suero es ideal para mantener hidratada tu piel, este lo debes usar cada que limpies tu rostro para mantenerla fresca.

Existen un sinfín de fórmulas; sin embargo, te recomendamos utilizar un suero ligero y libre de aceites, especialmente en la zona de la mascarilla. Se recomienda un suero que tenga como base el Tea Tree Oil, aceite con propiedades antisépticas que combate afecciones cutáneas, especialmente las que son generadas por el exceso de sebo y sudor.

¡Con estos consejos que nos compartió, ASH Natural, te cuidarás y le darás a tu rostro el apapacho necesario para tener un regreso a clases libre de imperfecciones!

Imagen cortesía de Depositphotos


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste