La sobreprotección ¿antesala de la dependencia?

No se trata de desatar culpas, todas, en algún momento, hemos sido madres sobreprotectoras. Pero, coartar constantemente el desarrollo pleno de nuestros hijos por temor a que sean lastimados o les ‘pase algo malo’ es un rasgo que puede afectar su autoestima y condenarlo a la dependencia.

Enséñales a ser autosuficientes.
Enséñales a ser autosuficientes.

Las madres sobreprotectoras no permiten que sus hijos se enfrenten a ningún tipo de adversidad.

Es normal y ‘esperado’ que la madre se preocupe siempre por cuidar, educar, dar amor, cariño, protección y seguridad a sus hijos pero, como todo, cualquier extremo es malo, entonces ¿qué sucede cuando los cuidados de una madre se vuelven excesivos o exagerados?

Una “madre sobreprotectora” cuida en exceso a sus hijos y no les permite realizar muchas actividades por pensar que pueden ser un peligro para ellos. Asimismo no los dejan tomar sus propias decisiones, ya que elige siempre por ellos, pensando que su elección será siempre la mejor y la más benéfica para sus niños.

Las madres sobreprotectoras, no permiten que sus hijos se enfrenten a ningún tipo de adversidad, por ejemplo, no dejan jugar a sus hijos con otros niños por miedo a que les hagan daño; no les permiten salir para evitar accidentes y constantemente están al pendiente de cada uno de los movimientos del niño para evitarle un mal rato.

Es decir, estas madres evitan que sus hijos sufran frustraciones y  les impiden afrontar las cosas cotidianas de la vida,  desde el suceso más común al que nos enfrentamos a diario los seres humanos ( por ejemplo la forma en que nos vestirnos), hasta la peor dificultad del día a día.

Para la madre, todos esos cuidados son normales. Ella los realiza de manera inconsciente, es decir, no se da cuenta y cree que es la forma normal y esperada de cuidar a su hijo. Para ella es una forma de “demostrar amor” a su hijo, sin embargo, esta forma de ser, la mayoría de las veces, esconde mucha agresión de la madre hacia el hijo; pues el mensaje que se le da constantemente al niño es “tú no puedes solito”.  Este mensaje entre líneas es el que posteriormente hará un niño con baja autoestima e incapaz de valerse por sí mismo.

ué hay detrás de la autoprotección
¿Qué hay detrás de la sobreprotección?

Como ya se mencionó, esta situación generalmente se da de manera inconsciente y puede deberse a diversas razones:

  • Existen muchas mujeres que fueron educadas de la misma forma y, por ende, piensan que es la mejor manera de criar a los hijos.
  • Otras, al contrario, al haberse sentido desprotegidas en su infancia, tratan de compensarlo  con sus hijos y evitarles que se sientan  como ellas se sintieron en su niñez. Es decir, “yo sí  voy a cuidar a mi hijo y a estar siempre al pendiente de él”.
  • Por otro lado existen mujeres que, por su propia inseguridad en su papel de madre (se sienten inseguras e incapaces), sobreprotegen al niño.
  • Otras quisieran simplemente que los niños sean como ellas desean y que tengan los mismos gustos, conductas e intereses.

Una madre sobreprotectora puede ocasionar distintas problemáticas en su hijo, pues el que la madre quiera solucionar todos los problemas del niño, hace que sea totalmente dependiente, y no aprenda a resolver por sí solo los problemas de la vida diaria por más simples que estos sean. Además, cualquier tipo de situación les parece difícil y no saben qué hacer, y mucho menos cómo resolverla.

Estos “cuidados”-limitaciones por parte de la madre afectan principalmente la vida social del niño. Él, al verse tan limitado por la madre, no puede desarrollar una adecuada capacidad para crear su propia personalidad y ser capaz de tomar sus propias decisiones.

La sobreprotección se da de manera inconsciente
La sobreprotección se da de manera inconsciente.

También, al entorpecer el autodescubrimiento y aprendizaje del niño, la madre provoca que haya una apatía por parte del niño para conocer, crear y entender el mundo que lo rodea. Tampoco se le promueve desarrollar la creatividad y sus habilidades para socializar pueden verse afectadas.

Todo lo anterior, además tiene como consecuencia que el niño tenga problemas de autoestima (inseguridad) y de dependencia.

Si como madre, caemos en la cuenta de que estamos sobreprotegiendo a nuestros hijos, es importante tomar ciertas medidas como por ejemplo, tratar de entender por qué estamos haciendo eso, cuál es nuestra preocupación, qué estoy buscando con eso y cómo tratar de cambiarlo. Lo más recomendable es buscar ayuda psicológica. En este proceso, será más fácil comprender qué esta pasando contigo y por qué lo estás haciendo.

Permitirle al niño que interactúe con otros, le ayudará a que él sólo encuentre la manera de solucionar sus problemas. Entonces, es importante tener en cuenta que la madre debe brindarle a su hijo la posibilidad de conocer, por sus propios medios, el mundo que los rodea para que así,  tengan la posibilidad de desarrollarse libremente y ser autosuficientes.

¡Ámalos, cuídalos, quiérelos pero déjalos ser…!

Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Miembro de la SOCIEDAD PSICOANALÍTICA DE MÉXICO (SPM) Teléfonos: (+52-55) 5286 1744 y 5286 5509 Clínica de asistencia a pacientes México D.F.: Teléfonos: (+52-55) 5553 3599, 5286 6550 y 5286 0329 Email: spp [arroba] spm [punto] org [punto] mx Clínica de Asistencia a la Comunidad Sede Metepec Edo. México: Teléfono: 2153024 email: spmtoluca [arroba] gmail [punto] com

, , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste