Las cirugías plásticas más raras

Las cirugías plásticas más raras

Las cirugías plásticas afortunadamente cada vez están menos estigmatizadas, sobre todo en lo que se refiere a la parte estética. Cada día más mujeres se atreven a verse mejor de esta manera.

Pero la cirugía plástica no sólo se dedica a ese tipo de operaciones. El Dr. Demian Morales, cirujano plástico, estético y reconstructivo, con alta especialidad en microcirugía, nos platica de las cirugías plásticas más raras, porque menos llevan a cabo.

1. Cambio de sexo

Es una cirugía bastante fuerte, pues implica muchas operaciones, que van desde la cara: mentón, nariz, entre otras; busto, ya sea para retirarlo o para poner, según sea el caso, y de sexo, ya sea para convertirse al sexo masculino o femenino.

2. Rejuvenecimiento vaginal

Cada vez más mujeres están recurriendo a ella, pidiendo distintas cosas, desde relleno de los labios vaginales, disminución de su tamaño, hacerse una himenoplastia, que es colocar un himen nuevo y ajustar la entrada de la vagina.

3. Occidentalización de los ojos

En México se llevan pocas cirugías de este tipo, donde más se realizan es en EUA y mucho en Europa. En ella se trabaja con algo muy parecido a lo que se hace en el rejuvenecimiento facial con el fin de modificar el párpado para que el ojo se vea más abierto.

4. Aumento de altura

Lo que se hace en esta operación es que se fractura el hueso de las pantorrillas, se colocan dos tornillos, y al irse formando algo conocido como “callo óseo” se le va dando una vuelta diaria a ese tornillo para ir aumentando la estatura de la persona. También se puede hacer ese mismo proceso de “elongación” con el fémur. Se pueden aumentar hasta 20 cm con esta operación. Quienes más la llevan a cabo son ortopedistas.

Lo que a mí me preocupa en esta operación es que se trata de cuestiones no tratadas en la infancia. Todos lo padres, en conjunto con el pediatra deben identificar a tiempo si se está presentando un problema en este sentido con sus pequeños”, comenta el Dr. Morales.

5. Cirugía del pulgar

En México es sumamente frecuente esta operación, debido a que mucho del trabajo que se lleva a cabo es manual, por ejemplo en la gente que trabaja con máquinas de hacer tortillas. Si el pulgar se pierde, lo que se hace es que se quita un dedo del pie (sobre todo el “gordo”), al cual se le hacen una serie de cirugías para que se vea más como un pulgar y se coloca. “Es una operación que beneficia mucho a la gente, sobre todo si se trata de personas dedicadas al trabajo con las manos. Si pensamos en que el pulgar representa el 80 por ciento del funcionamiento de una mano, podremos visualizar su necesidad”, explica el especialista.

6. Transplante de tejidos de la cara

Aunque aún no se ha llevado a cabo ninguna cirugía de este tipo en nuestro país, ya se conocen algunos casos norteamericanos y europeos en los que se ha llevado a cabo con éxito. En esta operación se colocan los tejidos de la cara de alguien más, los cuales se irán adaptando a la estructura ósea del rostro de la persona trasplantada. En caso de que la estructura ósea también se haya afectado, se trata también de reconstruir tomando en cuenta el mayor parecido que se pueda lograr con las personas.

Imagen cortesía de Olly18 | Michele Piacquadio


Escrito por

Aunque soy publicista, llevo algunos años concentrada en escribir y editar textos, lo cual me encanta por cierto. Sobre todo me he interesado en temas que tienen que ver con la salud reproductiva y sexual, al menos eso es lo que más he disfrutado escribir. En Plenilunia me he dedicado a hablar de temas relacionados con la salud femenina, siempre rescatando la importancia que tiene hacerlo de manera integral, pero sobre todo pensando que la conciencia de tu cuerpo te ayuda a empoderarte en los demás ámbitos de tu vida.

Etiquetas , , , ,

Temas relacionados