Vacaciones para cada tipo de mamá y consentirlas al máximo

Las vacaciones en familia siempre son momentos inolvidables que se disfrutan, pero en este Día de las Madres, nos dimos a la tarea de pensar en algunos destinos mexicanos que se adapten según la personalidad de cada una para celebrarlas como se merecen y siempre recordarles cuánto las amamos, construir memorias juntos y, por supuesto, tomarse muchas fotografías en los lugares más emblemáticos de cada destino.

mujer descansando
¿Cómo festejarás el día de las madres?

Amante de las aventuras

Hay mamás a las que les encanta la adrenalina, vivir al máximo cada segundo y nunca frenarse por el miedo. La Laguna de Tequesquitengo en Morelos es perfecto para aprovechar y hacer varias actividades como paseo en lancha, banana, motos acuáticas, flyboard, ski acuático -hay clases para poder aprenderlo de la mano de expertos- y hasta buceo. Incluso, hay quienes se atreverán a practicar el paracaidismo para admirar la belleza de este lago desde las alturas.

Por supuesto que después de exigirle tanto al cuerpo, es justo y necesario tener un buen descanso, existen diferentes hoteles donde se puede tener una sesión de spa para relajar los músculos y la mente también. Además,  de cenas temáticas para tener una velada muy especial.

Amante de la cocina

No cabe duda que la gastronomía mexicana es muy variada y las delicias van desde unos tacos al pastor en Ciudad de México, sopa de lima en Mérida y un cabrito asado en Monterrey, pero si hay un estado que goza de muchos sabores y cocina tradicional, ese sería Puebla.

Empecemos por sus deliciosos prostres que van desde camotes hasta palanquetas endulzadas con miel o piloncillo, en cuanto a lo salado presumen de sus famosos chiles en nogada, mole poblano, cemitas, mole de caderas y sus pellizcadas.

Amante de la relajación

Una de las prácticas mexicanas ancestrales para liberar el cuerpo, mente y espíritu de energías negativas es el temazcal, cuyo objetivo es dar la sensación de renacer. En Malinalco hay muy buenas opciones, tanto solares -sobre la tierra- como lunares -bajo la tierra- y de diferentes materiales como ladrillo, adobe y bambú. Seguro será una experiencia única para las mamás que buscan conectar con la tierra y liberar todo el estrés y preocupaciones que llevan encima.

Amante de las compras

Los capitalinos saben de sobra que en la CDMX abundan los lugares para irse de compras y es una gran opción para aquellos que viven en otro estado. Lugares como Madero en el Centro Histórico, Reforma, Masaryk, Santa Fe o lugares más tradicionales como Coyoacán, La Ciudadela y San Juan, son algunos de los puntos de referencia para encontrar boutiques, tiendas de bisutería, accesorios y mucho más, así a mamá nunca le faltarán las ideas para combinar prendas y lucir siempre increíble.

Por supuesto que siempre es importante recorrer lugares de la ciudad, mejor si se estrena un outfit, ya sea mood de naturaleza para los Viveros de Coyoacán, chic para disfrutar de una obra de teatro o casual para ver una película en la Cineteca Nacional.

Amante de las caminatas

Uno de los lugares más hermosos para disfrutar en una caminata es San Miguel de Allende sus calles y edificios de aire colonial transportan a sus visitantes a otra época. El mirador es uno de los sitios que más se disfrutan en un recorrido a pie y puede ser la primera parada antes de llegar al centro.

Una vez en el centro, el Parque Benito Juárez puede enamorar a quién sea por su vegetación, o bien, para recorrer el corazón de San Miguel está el Jardín Allende que conecta puntos clase como la parroquia y Calle Canal para degustar la cocina local como unas enchiladas mineras bañadas en salsa de chile guajillo.

Con información de Booking.com

Imagen cortesía de Depositphotos


Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados