Aromaterapia

El origen de la Aromaterapia se remonta a la historia antigua donde los primeros pobladores del planeta conservaban el fuego quemando madera y plantas. Así se percataron que de ahí emanaban olores agradables.

Los aromas estimulan los sentidos y desde hace miles de años se utilizan como medios curativos. Actualmente, diversas investigaciones han comprobado sus efectos terapéuticos y los han convertido en una alternativa de salud, belleza y bienestar, reforzando la capacidad innata del organismo para su curación. Al penetrar los aceites esenciales al cuerpo refuerzan el sistema inmunológico, logrando el alivio a malestares físicos y emocionales.

La aplicación de los aceites esenciales tiene un amplio espectro en la salud física y anímica del ser humano. La cosmetología, los masajes terapéuticos, las terapias alternativas y la medicina en general incrementan sus beneficios al utilizar los aceites esenciales. Sus usos pueden ser por ingestión, por inhalación y a través de la piel (tópico), penetrando los tejidos restaurándolos y fortaleciéndolos.

Nuestro bienestar depende mucho más del olfato de lo que imaginamos: no sólo controla funciones corporales no sometidas a nuestra conciencia, sino que influye en nuestras emociones. Analizando las funciones de varias estructuras cerebrales que se ocupan tanto de procesos emocionales como físicos, relacionados con el sentido del olfato, encontramos que los aromas regulan estados emocionales. Además, el aroma inhalado llega a los pulmones y a la sangre vía el tracto respiratorio, fortaleciendo los órganos afectados en ambientes contaminados.

Los aromas contenidos en los aceites esenciales son los derivados más puros del reino vegetal, las sustancias en los compuestos volátiles del metabolismo de las plantas que guardan el aroma. Se obtienen generalmente por destilación de vapor; son muy ligeros y de textura fina, su composición química es rica, variada y compleja por lo que son potentes antisépticos, bactericidas, analgésicos entre otras propiedades terapéuticas. Los aceites esenciales representan la energía vital de las plantas, por ello dan al organismo humano energía y nutrientes para reforzar la habilidad de regeneración, fuerza y protección.

La propiedad más sobresaliente de los aceites esenciales es que refuerzan el sistema inmunológico, promoviendo la autocuración, oxigenando las células y permitiendo un estado de salud más pleno.

La eficacia de los tratamientos de aromaterapia depende de la pureza y la calidad de los aceites esenciales y su aplicación. Sin embargo, algunos aceites esenciales puros son concentrados y pueden irritar la piel, por lo que no deben aplicarse directamente, sino diluidos en aceite, pomada o gel.

Aceites esenciales

Puerta al bienestar

Conoce los aceites esenciales más utilizados para contrarrestar padecimientos en la piel o mejorar afecciones respiratorias:

Árbol del té

Para pieles sensibles y grasas, acelera la cicatrización. Eficiente en hongos, pie de atleta, tiña y caspa.

Geranio

Potente acción anti-inflamatoria, bactericida, antiséptica y cicatrizante. Mantiene la piel suave: bueno para celulitis, piel ajada y cutis grasosos. Mitiga ansiedad y depresión y reconforta el espíritu.

Laurel

Analgésico, antiséptico, antiespasmódico, digestivo, sudorífico, tónico, diurético, antirreumático, parasiticida, dermatosis, astringente. Estimula y purifica las funciones cerebrales, la respuesta inmunológica y la reconstrucción de los tejidos. Excelente antibiótico natural.

Lemongrass

Se recomienda para pieles grasas, pie de atleta, celulitis e infecciones cutáneas. Estimula y aclara la mente.

Limón

Atenúa manchas oscuras, refuerza las uñas y desinfecta heridas. Aligera la confusión emocional y la duda, despeja la mente y proporciona confianza y seguridad.

Manzanilla Alemana

Excelente anti-inflamatorio y analgésico, útil para el tratamiento de dermatitis, piel sensible, acné, piel rojiza y seca. Baja el enojo y tranquiliza.


Menta

Descongestionante y refrescante, disminuye inflamaciones y quemaduras de sol. Conviene utilizarlo en dosis moderadas y áreas específicas porque irrita piel y mucosas. Alivia irritación e histeria, fatiga mental y depresión.


Patchuli

Regenerador celular, benéfico en problemas de piel, anti-inflamatorio en dermatitis, seborrea, piel envejecida, reseca o agrietada. Reduce estrías y quemaduras. Útil para tratar retención de líquidos y celulitis. Relajante y equilibrante. Atenúa la ansiedad.

La aromaterapia abre una ventana hacia la conciencia, enlazando la esencia de los aromas para equilibrar armoniosamente el ser y el cuerpo, generando salud, belleza y bienestar.

Información proporcionada por la Asociación Mexicana de Investigación y Práctica de Aromatología y Aromaterapia, A.C. y el Instituto Mexicano de Aromaterapia.

Mayor información sobre beneficios o productos de aromaterapia en la Asociación Mexicana de Investigación y Práctica de Aromatología y Aromaterapia: www.amipaa.com.mx/ www.coniebogart.com.mx/



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.


Temas relacionados