Exfoliación

Tres minutos es lo que tu cuerpo necesita para exfoliarlo diariamente y eliminar al instante las células muertas. Al exfoliarlo, se purifica tu piel y queda perfectamente lisa, suave y aterciopelada.

El exfoliante puede ser en gel o crema humectante, compuesto por aceites vegetales con propiedades nutritivas y suavizantes. Se encuentran en el mercado diferentes marcas a distintos precios.

-Lancome Paris-gel Corporal Exfoliante

– Jabón Dove Exfoliación

– Loreal gel Exfoliante

– Cristian Dior, Exfoliante

Escoge no sólo el que más se adapte a tu bolsillo, sino a tus preferencias.

Adicionalmente, puedes utilizar un cepillo con cerdas 100% naturales. Cepilla con firmeza siempre al mismo sentido y en dirección al corazón para exfoliar y estimular tu sistema linfático.

Con ello será más fácil dejar atrás la piel opaca y mantenerla humectada, que es importantísimo para lucir bella.

No olvides que con la ayuda de los masajes puedes reactivar la circulación y ayudar eficazmente a controlar la celulitis.

Jabones naturales

Una piel que tiene brillo y suavidad también requiere del uso de jabones cien por ciento naturales.

Un jabón natural enriquecido con miel de abeja te va a hidratar y suavizar la piel regenerando al mismo tiempo las células, dejando tu cuerpo bello y listo para verte espectacular.

El jabón de yogurt tiene la propiedad de ayudar a blanquear y a limpiar tu piel. Aprovecha el resto de la cremosa espuma en el rostro por 10 ó 15 minutos. Será una excelente mascarilla ¡Disfrútala!

El jabón de lecitina es único, ya que tiene la particularidad de reafirmar los tejidos y humectar tu piel. Úsalo para masajes y tratamientos reductivos. Sin embargo, si se trata de ahorrar, simplemente un jabón neutro hará un efecto muy parecido, ya que contiene crema humectante para todo tipo de piel.

Tip´s caseros

1 Para exfoliar tu piel

Mezcla sal de mar, aceite de oliva y el jugo de un limón. Crea una masilla y úntatelo en el cuerpo y úsalo para darte un ligero masaje. La sal te servirá como exfoliante instantáneo, el aceite como un rico humectante y el limón blanqueará tu piel y quitará aquellas manchitas que no te gustan.
¡Tu piel será suave como la de un bebé!

2 Para una piel radiante

Te recomiendo una receta que tú misma podrás preparar en casa antes de irte a la fiesta, sin que nadie se imagine tu edad.

Si tu piel está apagada, bate una clara de huevo a punto de nieve con un poco de sal, añade 20 gotas de zumo de limón y aplícala como una mascarilla sobre tu rostro dejándola penetrar durante cinco minutos, retirándola hasta estar completamente seca. Retírala con agua tibia, de preferencia con una toallita facial o algodón.

Aplícate después aceite de oliva con ligeros masajes para humectar. Quedará perfectamente lisa y radiante.


3 Crea tu propio bálsamo labial

Mezcla tres cucharaditas de vaselina, una cucharadita de miel y una pizca de canela. Colócalo en un envase vacío y pruébalo. Tus labios destacarán pues lucirán humectados, suaves y frescos.



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.


Temas relacionados