Bronceado

Si quieres broncear tu cuerpo tienes que hacerlo con las precauciones necesarias si no quieres tener consecuencias graves para tu salud. Es muy importante que sepas que debes protegerte siempre que estés en contacto con los rayos solares, para mantener una piel bellamente bronceada y bien cuidada.

No importa si eres de las que el sol le produce manchas en la piel. Tranquila. Con cremas especiales para aclarar puedes disminuirlas aunque difícilmente desaparecerán por completo, ¡la protección es la solución!

Estás a tiempo de poder cuidarte del sol sin llegar a lastimar tu piel, luciendo un bronceado bajo, medio o intenso, al mismo tiempo que aprovechas la vitamina D para fortalecer tus huesos.

1- Utiliza una gorra o sombrero para protegerte

2- Si quieres color en tu piel, aplica una crema bronceadora. Existe una gran variedad de cremas y lociones.

3- Elige de la gran variedad de productos que hay en el mercado uno con Factor de Protección Solar, existe desde nivel 2 hasta nivel 45 ó más. Es muy recomendable que tengas claro cuál puede ser el más efectivo para ti. Es importantísimo que sepas que la aplicación de la crema protectora tiene que ser pareja para no dejar manchas en la piel.

4- Escoge un protector solar a prueba de agua, te ayudará a nadar con toda confianza, conservando por más tiempo la capa cremosa.

Cómo elegir el protector idóneo para ti

a) Para elegir un protector solar adecuado con el mejor factor de protección para ti, los frascos originales deben traer en la etiqueta las iniciales SPF (Factor de Protección Solar) seguido del número que indica el grado de protección. Mientras más alto es el número de SPF, más es la protección duradera debajo del sol sin quemarte, aunque poco a poco te vas a ir bronceando con la acción acumulativa de los rayos solares.

b) Compra uno que, además, sea rico en humectantes, con aloe vera y vitaminas A y E. Podrás encontrar varias marcas en los supermercados o en tiendas departamentales. Los más recomendables son NEUTROGENA, LANCÔME, L’OREAL, COPPERTONE.

Autobronceado exprés

Si lo que quieres es lucir un bronceado temporal y estar a la moda con un “autobronceado” perfecto para tu piel, lo puedes adquirir en tiendas de autoservicio. Es como un maquillaje en polvo o crema para todo tu cuerpo, que puedes aplicar en las zonas que desees mostrar. Te lo aplicas y en sólo 10 minutos lograrás broncearte.

1 Antes de aplicar el autobronceador, exfolia perfectamente la piel con un cepillo de cerdas suaves y naturales.

2 Si lo aplicas por primera vez, te recomendamos que alguien te ayude para no dejarte rayitas o alguna manchita. Te servirá de masaje.

3 Úntate el autobronceador con la yema de tus dedos con golpecitos muy suaves; aplícalo en la espalda, brazos y piernas.

¡Hay otras presentaciones!

También existen lociones, espumas, atomizadores, gelatinas y hasta talcos con destellos que parecen mágicos que te darán un toque espectacular y los puedes encontrar en las tiendas departamentales.

Tip casero

Después de que te expongas a los rayos solares durante 10 ó 15 minutos recurre a un baño de humectantes. Como la piel se encuentra todavía caliente después de tomar el sol, lo único que te ayudará a sentirte mejor y descansada es una ducha fría. Alarga el tiempo de tu ducha lo más que puedas y tu cuerpo se irá relajando conforme pasen los minutos. Date un masaje con tu champú en la cabeza y aprovecha para masajearte los hombros. Después, aplícate la maravillosa crema Teatrical de rosas con lanolina que contiene cera de abeja y aceite mineral (la puedes encontrar en Sanborn´s o en algunas farmacias). Esto te ayudará a darle a tu piel una humedad inmediata dejando un brillo intenso y refrescante.



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.


Temas relacionados